Archivo de la etiqueta: tactico

Botas de 8 pulgadas A.T.L.A.S. de 5.11 Tactical

Texto: Javier Galán Fotos: 5.11 Tactical

Soy realmente crítico cuando hablo de botas. Imagino que como cualquier usuario habitual de ese tipo de calzado he desarrollado ciertos odios y amores en cuanto a suelas, entresuelas, parte superior e incluso diseño. Siempre parece que, sin importar qué empresa las fabrique, un par siempre es demasiado estrecho o demasiado ancho, o demasiado flojo en el talón y se resbala. Las botas siempre hay que probarlas bien, ya que tu soporte, tu nexo de unión con el planeta, es a través de esas pequeñas piezas de textil, goma y carbono convenientemente unidas entre sí para dar lugar a un determinado modelo.

Durante la reciente feria de armas y complementos SHOT Show que tuvo lugar en enero pasado en Las Vegas, asistí a un evento privado de 5.11 Tactical en su “megastore” de la ciudad del juego. Literalmente decenas de personas estábamos allí congregados tomando el pulso a las novedades que, poco más de 24 horas después, podríamos observar en su stand.

Yo cuento con cierta ventaja respecto de muchos. Realizo la traducción del catálogo al castellano, por lo que unos meses antes puedo echar un vistazo a las novedades del año siguiente.

Pues allí estaba algo que iba buscando y tenía en mi “radar”, la nueva familia A.T.L.A.S. de calzado 5.11. Esta bota esta pensada para largas marchas y soportar mucho peso. Su especial anatomía las hacía, a priori, unas muy buenas candidatas para renovar algo de mi maltrecho parque de botas.

Botas de 8 pulgadas A.T.L.A.S.  de 5.11 Tactical

Como no podía ser de otra manera, salí con mi flamante nuevo par de botas decidido a probarlas durante toda la semana de feria -moqueta, andar despacio y muchas horas de pie, y jornadas de más de 15 kilómetros cada día-. Pero antes del día D, salí al pasillo del hotel decidido a probarlas, ya que el riesgo, aunque controlado -tenía a mano mis incombustibles ATAC también de 5.11-, estaba presente, y podía hacerme alguna herida que seguro me costaría “lágrimas” durante el resto de la semana. Cuando volví a la habitación, me senté en una de las sillas y las miré, un tanto perplejo.

Decidí hacer una caminata hasta el piso del casino y anduve por allí un poco antes de volver a subir.Estas botas eran cómodas. No solo eso. Acunaron y apoyaron mis pies mientras caminaban de una manera que era un poco extraña al principio. La sensación es como llevar el talón y la puntera bien sujeto en una bota, pero en el resto del pie la forma y la sensación al caminar es lo más parecido al de llevar una deportiva. Esto proporciona una especie de movimiento de balanceo que casi invita a dar el siguiente paso.

Decidido a ponerlas a prueba, las llevé al “Range Day”. Una jornada en el desierto, donde además de disparar, y mucho, se anda y se está de pie mucho más. Ese día el reloj me marcó 12 kilómetros y le di varias vueltas al reto de estar de pie. No es una caminata importante, pero es un largo día de pie en el que se anda mucho por terreno irregular con muchas piedras que tuercen tobillos y perforan las suelas. Desde mi punto de vista, fue una gran oportunidad para probarlas a fondo.

Al volver, la sensación es como si pudiera seguir caminando si hubiese tenido que hacerlo, sin problema. Sin zonas enrojecidas, sin ampollas, era como si ya tuvieran semanas de uso. Son ligeras, con buen soporte, resistentes y las botas más cómodas que están listas para usar al sacar de la caja.

Especificaciones

Obtienen su nombre del Sistema de Asistencia de Carga All Terrain en el que están construidas. 5.11 lo llama un “multiplicador de fuerza para aquellos que llevan mucho peso en turnos largos”. Es la placa de soporte A.T.L.A.S. la que proporciona ese pequeño resorte que nos invita a dar el siguiente paso.

Las botas en sí están hechas de nylon con malla de aire de alta abrasión y una parte superior de gamuza resistente al agua que cuenta con un ojal de bloqueo en el tobillo para que puedas abrochar la parte del pie de manera agradable y apretada y no perderla atando la parte superior. La suela exterior de alta tracción es antideslizante y resistente al aceite para no resbalar y cuenta con espuma Echo, PU de alto rebote/retorno de energía, y espuma de fuerza junto con una amortiguación de impacto de PU ligera y plantilla Ortholite.

Actualmente, la versión de 8 pulgadas está disponible en tono Dark Coyote o negro, y como una versión más rápida de poner y quitar, con una cremallera lateral en negro. La versión de media caña también está disponible en Dark Coyote y negro, y la versión de deportiva actualmente solo está disponible en negro.

Estas botas están fabricadas para llevar todo el día y para las personas que trabajan de pie. Con necesidades de un calzado muy cómodo, lleven mucha carga o no, y requieran dar grandes caminatas. También son idóneas para todo aquel que desee calzar las mejores botas.

En definitiva un gran avance que estoy seguro superará a botas muy establecidas en el mercado, pero que no alcanzan estos niveles de confort.

5.11 es distribuido en España por AASIAS.com

Este artículo se publicó en el número de la Revista Táctical Online Marzo 2020.

Tactical Online Marzo 2020

MAGPUL, CARGADORES PROFESIONALES

Autor:    Octavio Díez Cámara Fotografías: Octavio Díez Cámara, USMC, Magpul

Aquellos que han tenido la posibilidad de disparar armas de fuego en continuidad, seguramente por su actividad profesional militar y policial o por ser activos participantes en alguna de las competiciones de tiro más dinámicas, sabrán que buena parte de los problemas de interrupción en las armas se deben a una deficiente alimentación de los cartuchos generada en buena medida por el uso de diferentes tipos de cargadores.

Esa realidad fue la que impulsó, ya hace unos años, a la compañía estadounidense MAGPUL a trabajar en un intenso proceso de Investigación y Desarrollo (I+D) que, después de materializar varios prototipos y probarlos de forma intensa, les llevaría a iniciar la fabricación de los que hoy por hoy son considerados la mejor gama de cargadores que está a la disposición de aquellos que quieran la mayor fiabilidad y eficiencia, además de un costo económico que incide favorablemente en su adquisición y uso.

Los trabajos iniciales de MAGPUL, que se iniciaron en 1999, se centraron en la obtención de un cargador fiable, robusto, seguro y eficaz para las armas tipo M16/M4 de uso generalizado entre los ejércitos y departamentos de Policía de los Estados Unidos. Los usuarios militares y policiales empleaban en su mayor parte cargadores metálicos de aluminio que tendían a tener problemas en sus labios superiores -los que sujetan los cartuchos almacenados- y sus muelles internos. Frente a esa concepción clásica, se apostó por renovar el elemento exterior de almacenamiento optando por uno de configuración curvada realizado en materiales sintéticos de polímero que aportan ligereza y robustez. La revisión de todos los elementos internos llevó a poner a punto el modelo más exitoso de MAGPUL, el PMAG 30 que hoy, en los diferentes modelos que han ido evolucionando aquel concepto, se ha convertido en el estándar con el que otros que intentan emularlo se miden.

Que se necesita

Aunque en la actualidad se sigue discutiendo sobre el hecho de la poca capacidad incapacitante de los cartuchos del 5,56x45mm de uso generalizado en los ejércitos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de otros países afines, y hay varios programas en marcha para incidir en la puesta en servicio de una nueva familia de armas recamaradas para usar uno novedoso de 6,5mm que destaca por sus altas prestaciones a distancias largas, la realidad que conocen bien los profesionales es que cuando van a realizar misiones tienen que llevar consigo una cantidad suficiente de potencia de fuego que les permita salir airosos de las situaciones más comprometidas. Esa necesidad, demostrada en entornos tanto urbanos en los que los policías se enfrentan a grupos de delincuentes especialmente violentos como en otros ámbitos donde despliegan militares para realizar una amplia panoplia de cometidos y misiones de alto riesgo, hace que cada uno intente tener consigo lo que le garantice que cuando dispare lo hará con eficiencia y sin tener fallos de alimentación.

Por eso, son muchos los que ya usan los PMAG de los que en muchos casos suelen llevar no menos de siete consigo -uno en el arma y al menos seis más en su chaleco porta equipo- y lo hacen porque confían en ellos. Si es verdad que distintos ejércitos, como el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), apoyan oficialmente su uso y proveen a sus soldados, en una decisión especialmente acertada, con un material que es el mejor de su tipo.

Otros profesionales, a modo más personal optan por adquirirlos y usarlos en sus armas, situación que en el caso español es bastante común entre algunos de los que forman parte de los Equipos Operativos (EO’s) de los grupos del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra. Lo hacen sobre todo porque en sus experiencias internacionales, en las que han usado sus armas en distintos tipos de misiones, han tenido la oportunidad de valorar por sí mismos que el uso del mejor material incidirá tanto en su supervivencia como en el logro final del objetivo que tengan que asumir o por el hecho, contrastado y claro, de que caben dos PMAG en el alojamiento donde sólo se puede situar uno de los normales que llegaron con los fusiles de asalto HK G36E/K/C que incluyen acoples laterales que los hacen más voluminosos de lo que sería conveniente. Importante es concretar que se ofrece un modelo específico de PMAG idóneo para su uso en los G36 y así poder reemplazar, con eficiencia y economía, aquellos que ya se llevan usando mucho tiempo y ya no son confiables, un aspecto que debería tomarse en consideración por parte de los responsables del Ministerio de Defensa español como una opción válida, rápida y eficiente para incidir en una mejor dotación generalizada de los diferentes colectivos de militares de España.

Decirles también, para afianzar el hecho de que se trata de los mejores cargadores que en la actualidad pueden adquirirse para alimentar distintos modelos de fusiles de asalto que admitan los del tipo normalizado en la OTAN, que desde finales del pasado siglo han venido siendo usados en los por los famosos Delta Force -la élite dentro de las Operaciones Especiales del Ejército estadounidense- que se dotaron ya hace años con los fusas germanos HK416, un punto a favor para que quienes emplean estos últimos, como es el caso de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) española, puedan también hacer uso de los PMAG. Estos últimos también fueron empleados por el favoso DEVGRU (Development Group), el nombre oficial que se le da al SEAL (SEa, Air and Land) Team 6 de la Marina estadounidense, la élite especialmente focalizada en cometidos antiterroristas y de alto riesgo que fueron quienes acabaron con Osama Bin Laden en la localización paquistaní de Abbottabad en la que se había refugiado.

En los PMAG más clásicos, de los que el más común es el que tiene capacidad para 30 municiones pero también los hay concebidos para situar 10 , 20 ó 40, podemos encontrar, en función de los varios tipos de los que se fabrican, opciones que ofrecen detalles como la ventana lateral para comprobar el número de cartuchos remanentes en el interior, la geometría curvada interna para un movimiento armónico de los cartuchos en su tránsito desde su lugar de almacenaje hasta la recámara, su construcción en un polímero ligero y altamente resistente que es “amigable” en las manos de quienes los manipulan o manejan, el contar con un muelle elevador de los cartuchos que es de acero inoxidable y tiene un tratamiento exterior MilSpec, el hecho que estén disponibles en el clásico color negro y en otros más ahora en boga, o el que incluyan una teja elevadora auto lubricada que incide favorablemente en la fiabilidad y tiene un diseño optimizado para un funcionamiento impecable que evita movimientos no deseados en el tránsito de los cartuchos hacia la recámara. Por cierto, en su parte inferior se incluyen unas zonas con rebajes en las que, con ayuda de un rotulador, se pueden introducir marcas para una más rápida identificación visual del tipo de munición específica que puede acoger un cargador, pudiendo así realizar el tránsito más fácil entre el uso de cartuchos convencionales y otros que pueden incluir los trazadores, perforantes o subsónicos, estos últimos óptimos para cometidos en los que se busque una mayor discreción operacional.

Potencia y versatilidad

Los PMAG 30 son tan óptimos que hasta el famoso USMC los ha seleccionado para ser el complemento ideal de los fusiles de asalto tipo M27 IAR (Infantry Advanced Rifle) contratados con Heckler & Koch, llevando cada uno de ellos, destinado a brindar apoyo de fuego a quienes forman parte de un pelotón de Marines, siete de estos cargadores en una variante de color FDE (Flat Dark Earth) y ventanas laterales que muestran cuanta munición queda en el interior.

Afianzando la necesidad de potencia de fuego, que sustente distintas misiones en las que se prevea un enfrentamiento armado o el tener que hacer frente a un adversario de entidad superior para poder soslayar una situación comprometida, se puede optar ahora por el PMAG D-60 que cuenta con un cuerpo superior clásico y una tolva redondeada inferior donde caben nada menos que 60 municiones, una aportación que es óptima para evitar el cambio de cartuchos y para poder mantener ráfagas controladas sobre un objetivo durante el tiempo necesario que permita acabar con la amenaza que pueda suponer. Óptimo sería proveer a los pelotones o EO’s con algunos de ellos, reforzando así su capacidad de respuesta como complemento del uso de las ametralladoras ligeras que suelen llevar consigo en buena parte de sus despliegues; opcionalmente, las fuerzas policiales adscritas a unidades de asalto o de intervención podrán emplear los distintos modelos de los PMAG para hacer frente a situaciones de alto riesgo, como las que se derivan de ataques de terroristas o enajenados, en las que haya que demostrar una contundencia y eficiencia que va más allá de lo que es clásico en el entorno en el que suelen desarrollar sus operativos más usuales.

MAGPUL ha ido introduciendo en su oferta de otros modelos concebidos para usos bien distintos de los descritos. Entre ellos se encontrarían los PMAG AC y AC L que tienen capacidad para 5 o 10 municiones, son de configuración monohilera para favorecer la alimentación y generar menos volumen, y están destinados a rifles de cerrojo como los que emplean diferentes colectivos de tiradores de alta precisión, los conocidos como sniper. Con ellos, que respectivamente están destinados a modelos de acción corta -calibres como el versátil 7,62x51mm o el novedoso 6,5 Creedmoor- o larga -el potente .300 Winchester Magnum-, se consigue incidir en la fiabilidad que requieren estos profesionales que actuarán con un fuego preciso y determinante sobre objetivos de oportunidad o sobre otros que busquen en concreto neutralizar. Otros sniper, o colectivos provistos con armas semiautomáticas/automáticas adaptadas al 7,62x51mm/.308 Winchester, podrán optar por los PMAG exclusivos que con capacidad para 10, 20, 25 ó 50 cartuchos -éste con tambor circular- han sido diseñados para ofrecer al usuario la fiabilidad clásica de esta marca y la eficiencia que requieren.

Complementándolos, se han introducido también otros de la serie PMAG GL9 que están destinados a acoger municiones del 9x19mm Parabellum y dotar a los colectivos que emplean la fenomenal pistola austriaca Glock. Hay versiones para las clásicas G17 o para las semi compactas G19 y compactas G26, en la configuración de capacidad que es la normal en ellas. Opcionalmente, se proponen otros de mayor potencial de almacenamiento, como uno en el que pueden situarse 21 cartuchos y otro con capacidad para 27, que son más idóneos para aquellas situaciones en las que los profesionales militares o policiales tengan que enfrentarse. En adición hay otro más con tolva circular para 50 cartuchos que complementa a una gama en la que encontramos detalles tan positivos como su zona inferior rediseñada para facilitar el cambios de cargador más dinámicos -su tapa cuenta con zona para marcar y diferenciar los que acogen a distintos tipos de municiones-, unas pequeñas aberturas en sus costados para de un rápido vistazo ver cuántas municiones quedan en un momento dado dentro, teja de elevación roja para una rápida identificación de que ya no hay cartuchos o un muelle elevador fruto de la tecnología más reciente para favorecer su funcionamiento impecable incluso en situaciones con polvo o humedad en las que otros menos avanzados fracasarán.

Todos esos beneficios que se obtienen con los cargadores MAGPUL están ya disponibles en España, y muchos ya se están beneficiando de ellos, de forma que es cómodo, y además especialmente económico, el adquirirlos a través de AASIAS.com.

Este artículo salió publicado en el número de Táctical Online Abril 2020.

Revista Tactical Online Abril 2020

MAGPUL, LAS MEJORES CULATAS PROFESIONALES

Autor:  Octavio Díez Cámara Fotografías:Aimpoint  

                                                           

La llegada, coincidiendo con el cambio de siglo, de los cargadores de la compañía estadounidense MAGPUL a un mercado internacional ansioso por contar con una línea de ellos que fuese realmente eficaz y evitase las clásicas interrupciones que caracterizaban a muchos de los diseños usados hasta aquel entonces fue el primer eslabón de una larga cadena de desarrollos que podemos calificar de eficaces y óptimos para ser empleados en las condiciones más demandantes.

Con el paso de los años, la gama que conforma su amplio catálogo fue creciendo y sus ventas también. Éxitos como el uso de los cargadores PMAG que fabrican en la operación de captura y neutralización del buscado terrorista Osama Bin Laden les permitieron consolidarse como una empresa que tiene una gama de producto amplia, variada y eficiente.

Dentro de la misma, y a ella vamos a dedicarle estas páginas, se encuentran numerosos modelos de culatas surgidas para incidir en la mejor simbiosis ergonómica entre aquellos que empuñan un arma larga de fuego y esa herramienta, logrando que se mejoren aspectos en áreas como precisión, manipulación, sujeción o encare. MAGPUL propone una serie de opciones de lo más atractivas que permiten optimizar buena parte de las gamas de armas largas más famosas entre los distintos cuerpos policiales y militares de todo el mundo, mejorando también aquellos diseños deportivos que de ellas se derivan.

Cualidades óptimas

El hecho que los que intervinieron en la concepción y desarrollo de las culatas que aquí les vamos a presentar hubiesen tenido una amplia experiencia en diferentes cometidos dentro del entorno de las fuerzas de élite -muchos de ellos formando parte de unidades de Operaciones Especiales (OE’s)- fue muy relevante para obtener productos bien concebidos, meditados y fabricados. Sus experiencias particulares fueron aprovechadas para incidir en la mejor funcionalidad y ergonomía. Se buscó también el que la robustez del producto final, realizado en materiales sintéticos de última generación en buena parte de sus elementos, fuese la que se requiere por aquellos que tienen que combatir en las condiciones más desfavorables. Buscaron sencillez en lo que son las manipulaciones para poderlas hacer incluso en condiciones adversas de luz. Optaron por apostar por materiales ligeros y resistentes…

Todas esas actuaciones, y otras más, permitieron poner a punto en un primer momento una culata extensible muy moderna para permitir el reemplazo de los muchos modelos usados dentro de la gama de los fusiles de asalto M4/M16. Fue la militarmente designada M93, que fue adoptada por una unidad muy capacitada en OE’s dentro del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), núcleo que con el paso del tiempo se transformaría para ser una de las piezas claves del MARSOC (Marine Corps Special Operations Command).

Por ese motivo, fueron sobre todo usuarios estadounidenses y de las principales unidades de OE’s del espectro occidental las que conocieron las cualidades de las culatas extensibles/retráctiles de MAGPUL. En un par de minutos, como mucho, se reemplazaban las antiguas por una nueva, aportando esta última una versatilidad operativa mucho mayor y una mayor confianza entre aquellos que las tenían a su servicio.

La evolución en la apuesta de esta empresa por satisfacer las necesidades de un mercado ávido por obtener productos realmente bien concebidos y eficaces los llevaría a proponer una culata fija ergonómica, con carrillera elevable y cantonera ajustable que buscaba que el tirador de rifles de precisión encarase la óptica diurna o la nocturna de la mejor forma posible. Empleándolas, se transformaron primero distintos modelos de rifles semiautomáticos del calibre 7,62x51mm y luego otros del 5,56x45mm. En una fase posterior, se diseñaron elementos que permitían acoplar estas culatas, a las que dieron el nombre genérico de PRS (Precision Rifle Stock), también en armas clásicas de accionamiento por cerrojo, optando por ellas muchas firmas comerciales y también pequeños talleres de transformación donde surgían modelos específicos para operaciones encubiertas.

El hecho de que entre el personal de la comunidad táctica militar y policial el nombre de MAGPUL fue cobrando cada vez más reputación permitió avanzar hacia nuevos conceptos de culatas. Primero surgieron más de tipo fijo y otras extensibles para distintos modelos de fusiles de asalto en las que, como la ahora clásica y bien conocida tipo MOE (MAGPUL Original Equipment), se incorporaban elementos móviles para poderlas ajustar de forma óptima a cada necesidad o al empleo de distintos tipos de visores de puntería, se rediseñaba su estructura para poder fijar en ellas los anclajes de sujeción para las correas portafusil o se optaba por soluciones tan válidas como el rediseño de la cantonera para lograr el mejor apoyo en el torso cuando se emplean prendas antibala con gruesas placas de protección de aramidas o cerámica.

En una fase más reciente se ha apostado por culatas plegables para la familia de armas tipo AK, por culatas fijas para diferentes modelos de escopetas principalmente de corredera y por culatas rediseñadas para mejorar las capacidades de modelos de armas de asalto y de precisión originarios de compañías como H&K, FNH y otras. La evolución, en la que se han diseñado cantoneras de goma o carrilleras para algunos de los modelos ya existentes, se ha realizado de forma paralela a la introducción de distintas opciones de color que, como el ahora tan en boga FDE (Flat Dark Earth), complementasen al clásico tono negro de los primeros modelos. Han llegado también otros diseños nuevos para ampliar las opciones de venta y dar respuesta a las necesidades de los profesionales o aficionados. A las culatas de rifle de cerrojo más clásicas destinadas principalmente al entorno cinegético han añadido estos últimos años una desarrollada específicamente, con muchos elementos regulables, culata plegable y otras aportaciones positivas, para los sniper que emplean rifles de cerrojo que siguen el concepto de los del tipo Remington 700; MAGPUL no acaba ahí sus propuestas y ya trabajan en nuevos diseños de los que ya están difundiendo algunos detalles y de los que esperamos saber sus aportaciones más pronto que tarde.

Varios conceptos

Las culatas MAGPUL son óptimas para otros colectivos que deseen mejorar las cualidades y capacidades de sus armas largas de fuego. Por cierto es importante señalar que la compañía las ofrece en una configuración Mil-Spec que se adapta de forma precisa a lo que definen las especificaciones del ámbito militar y en otra Com-Spec que es más apta para lo que es más propio dentro del ámbito del tiro deportivo y dinámico.

Dentro de las opciones de mayor difusión, que como hemos indicado ya se corresponden a lo que es propio en armas de asalto que siguen la estética/concepción de la familia M4/M16 con su interesante culata extensible que permite tanto reducir el tamaño total del arma como su adaptación de forma rápida y previa al tiro a las dimensiones que son más aptas para cada uno de los que las tienen acopladas a sus fusiles, se encuentran modelos como el MOE Carbine concebido con un diseño muy robusto realizado en polímero reforzado en el que encontramos aportaciones como las formas compactas de su exterior, la palanca de regulación de fácil y cómoda activación, la cantonera de goma trasera que ayuda a afianzarla mejor en el hombro o su peso liviano que supera en poco los doscientos gramos.

Una evolución de ese diseño es la opción MOE SL-S en la que encontramos una parte superior agrandada -el diseño permite situar la cara de forma muy cómoda y natural al encarar- para poder acoger en su interior dos espacios de almacenamiento estanco que permiten acoger baterías o piezas pequeñas y ha sido concebida para inmersiones a profundidades de hasta diez metros. Aporta, como la opción MOE SL en la que no se incluye la zona estanca de almacenamiento, también un punto de fijación ambidiestro para poder, gracias a anclajes tipo QD Sling, fijar de forma cómoda todo tipo de correas portafusil.

Junto a las anteriores proponen la muy apreciada serie CTR que sobresale por su concepción general muy compacta para disminuir tanto el peso total como las dimensiones, su anclaje tipo QD y una palanca de fácil y rápida activación para poder bloquearla en una posición determinada de forma que quede mejor fijada en ella y que se evite su desplazamiento accidental durante movimientos dinámicos u operaciones en entornos urbanizados CQB (Close Quarter Battle). Su evolución es el concepto STR que incorpora dos áreas tubulares para almacenar baterías de forma estanca y un sistema de bloqueo por fricción que la fija mejor a la pieza metálica por la que se desplaza, aspecto este último que encontramos también en el modelo ACS que añade a esos tubos un  compartimento adicional para poder facilitar el transporte de otros pequeños útiles o repuestos. 

Más recientes son las culatas de la serie SGA que están disponibles para las clásicas escopetas de corredera del calibre 12 Remington 870 y Mossberg 500/590/590A1, un concepto que permite modificar la altura de la carrillera, fijar correas, ajustar su longitud gracias a varios suplementos de su zona posterior, mejorar la ergonomía por su diseño y reducir el retroceso por el elemento de goma absorbente situado en su parte posterior. Estas culatas son idóneas combinadas con el guardamanos MOE M-Lok.

Para armas en las que se busca una mayor precisión están disponibles opciones como la UBR Gen2 que incluye la parte superior donde se apoya la cara fija y la parte inferior extensible en ocho posiciones para alargarla de forma que se pueda combinar con visores ópticos y optrónicos para conseguir la mejor percepción del objetivo a batir, la PRS Gen3 en la que se ha realizado un rediseño general para conseguir la regulación óptima de carrillera y cantonera que tan útil es para aquellos sniper que manejan armas de alta precisión -todo ello en un conjunto óptimo que supera en poco los 700 gr de peso- o las PRS2 que son similares a esta última y están disponibles para armas como los HK91/G3 de H&K o los FAL de FNH.

Por último, hacernos eco de las buenas vibraciones que nos ha transmitido el diseño de culata PRO que está destinada a los rifles Remington 700 de acción corta o acción larga y a otros modelos similares que sean compatibles con ellos, una configuración que destaca por su excelente relación calidad-precio. Se trata de un chasis ligero de sólo 2,5 kilogramos realizado alrededor de una estructura de aluminio de grado aeroespacial del tipo 6061-T6 en la que se ha incorporado un pistolete muy poco angulado para incidir en el mejor afianzamiento de la mano, un encastre para poder usar cargadores extraíbles, un guardamanos donde fijar distintos tipos de complementos -entre ellos los versátiles y resistentes bípodes de patas plegables y extensibles también por ellos diseñados- o una culata plegable que, con carrillera elevable y cantonera multi ajustable, facilita tanto el transporte como la puntería. Menos sofisticada, y también mucho más económica, es la culata fija Hunter también pensada para las armas tipo Remington 700 de acción corta. Magpul es distribuido en España por aasias.com.

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Tactical Online Agosto/Septiembre 2020

Tactical Online Septiembre 2020