Archivo de la etiqueta: militar

MAGPUL, LAS MEJORES CULATAS PROFESIONALES

Autor:  Octavio Díez Cámara Fotografías:Aimpoint  

                                                           

La llegada, coincidiendo con el cambio de siglo, de los cargadores de la compañía estadounidense MAGPUL a un mercado internacional ansioso por contar con una línea de ellos que fuese realmente eficaz y evitase las clásicas interrupciones que caracterizaban a muchos de los diseños usados hasta aquel entonces fue el primer eslabón de una larga cadena de desarrollos que podemos calificar de eficaces y óptimos para ser empleados en las condiciones más demandantes.

Con el paso de los años, la gama que conforma su amplio catálogo fue creciendo y sus ventas también. Éxitos como el uso de los cargadores PMAG que fabrican en la operación de captura y neutralización del buscado terrorista Osama Bin Laden les permitieron consolidarse como una empresa que tiene una gama de producto amplia, variada y eficiente.

Dentro de la misma, y a ella vamos a dedicarle estas páginas, se encuentran numerosos modelos de culatas surgidas para incidir en la mejor simbiosis ergonómica entre aquellos que empuñan un arma larga de fuego y esa herramienta, logrando que se mejoren aspectos en áreas como precisión, manipulación, sujeción o encare. MAGPUL propone una serie de opciones de lo más atractivas que permiten optimizar buena parte de las gamas de armas largas más famosas entre los distintos cuerpos policiales y militares de todo el mundo, mejorando también aquellos diseños deportivos que de ellas se derivan.

Cualidades óptimas

El hecho que los que intervinieron en la concepción y desarrollo de las culatas que aquí les vamos a presentar hubiesen tenido una amplia experiencia en diferentes cometidos dentro del entorno de las fuerzas de élite -muchos de ellos formando parte de unidades de Operaciones Especiales (OE’s)- fue muy relevante para obtener productos bien concebidos, meditados y fabricados. Sus experiencias particulares fueron aprovechadas para incidir en la mejor funcionalidad y ergonomía. Se buscó también el que la robustez del producto final, realizado en materiales sintéticos de última generación en buena parte de sus elementos, fuese la que se requiere por aquellos que tienen que combatir en las condiciones más desfavorables. Buscaron sencillez en lo que son las manipulaciones para poderlas hacer incluso en condiciones adversas de luz. Optaron por apostar por materiales ligeros y resistentes…

Todas esas actuaciones, y otras más, permitieron poner a punto en un primer momento una culata extensible muy moderna para permitir el reemplazo de los muchos modelos usados dentro de la gama de los fusiles de asalto M4/M16. Fue la militarmente designada M93, que fue adoptada por una unidad muy capacitada en OE’s dentro del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), núcleo que con el paso del tiempo se transformaría para ser una de las piezas claves del MARSOC (Marine Corps Special Operations Command).

Por ese motivo, fueron sobre todo usuarios estadounidenses y de las principales unidades de OE’s del espectro occidental las que conocieron las cualidades de las culatas extensibles/retráctiles de MAGPUL. En un par de minutos, como mucho, se reemplazaban las antiguas por una nueva, aportando esta última una versatilidad operativa mucho mayor y una mayor confianza entre aquellos que las tenían a su servicio.

La evolución en la apuesta de esta empresa por satisfacer las necesidades de un mercado ávido por obtener productos realmente bien concebidos y eficaces los llevaría a proponer una culata fija ergonómica, con carrillera elevable y cantonera ajustable que buscaba que el tirador de rifles de precisión encarase la óptica diurna o la nocturna de la mejor forma posible. Empleándolas, se transformaron primero distintos modelos de rifles semiautomáticos del calibre 7,62x51mm y luego otros del 5,56x45mm. En una fase posterior, se diseñaron elementos que permitían acoplar estas culatas, a las que dieron el nombre genérico de PRS (Precision Rifle Stock), también en armas clásicas de accionamiento por cerrojo, optando por ellas muchas firmas comerciales y también pequeños talleres de transformación donde surgían modelos específicos para operaciones encubiertas.

El hecho de que entre el personal de la comunidad táctica militar y policial el nombre de MAGPUL fue cobrando cada vez más reputación permitió avanzar hacia nuevos conceptos de culatas. Primero surgieron más de tipo fijo y otras extensibles para distintos modelos de fusiles de asalto en las que, como la ahora clásica y bien conocida tipo MOE (MAGPUL Original Equipment), se incorporaban elementos móviles para poderlas ajustar de forma óptima a cada necesidad o al empleo de distintos tipos de visores de puntería, se rediseñaba su estructura para poder fijar en ellas los anclajes de sujeción para las correas portafusil o se optaba por soluciones tan válidas como el rediseño de la cantonera para lograr el mejor apoyo en el torso cuando se emplean prendas antibala con gruesas placas de protección de aramidas o cerámica.

En una fase más reciente se ha apostado por culatas plegables para la familia de armas tipo AK, por culatas fijas para diferentes modelos de escopetas principalmente de corredera y por culatas rediseñadas para mejorar las capacidades de modelos de armas de asalto y de precisión originarios de compañías como H&K, FNH y otras. La evolución, en la que se han diseñado cantoneras de goma o carrilleras para algunos de los modelos ya existentes, se ha realizado de forma paralela a la introducción de distintas opciones de color que, como el ahora tan en boga FDE (Flat Dark Earth), complementasen al clásico tono negro de los primeros modelos. Han llegado también otros diseños nuevos para ampliar las opciones de venta y dar respuesta a las necesidades de los profesionales o aficionados. A las culatas de rifle de cerrojo más clásicas destinadas principalmente al entorno cinegético han añadido estos últimos años una desarrollada específicamente, con muchos elementos regulables, culata plegable y otras aportaciones positivas, para los sniper que emplean rifles de cerrojo que siguen el concepto de los del tipo Remington 700; MAGPUL no acaba ahí sus propuestas y ya trabajan en nuevos diseños de los que ya están difundiendo algunos detalles y de los que esperamos saber sus aportaciones más pronto que tarde.

Varios conceptos

Las culatas MAGPUL son óptimas para otros colectivos que deseen mejorar las cualidades y capacidades de sus armas largas de fuego. Por cierto es importante señalar que la compañía las ofrece en una configuración Mil-Spec que se adapta de forma precisa a lo que definen las especificaciones del ámbito militar y en otra Com-Spec que es más apta para lo que es más propio dentro del ámbito del tiro deportivo y dinámico.

Dentro de las opciones de mayor difusión, que como hemos indicado ya se corresponden a lo que es propio en armas de asalto que siguen la estética/concepción de la familia M4/M16 con su interesante culata extensible que permite tanto reducir el tamaño total del arma como su adaptación de forma rápida y previa al tiro a las dimensiones que son más aptas para cada uno de los que las tienen acopladas a sus fusiles, se encuentran modelos como el MOE Carbine concebido con un diseño muy robusto realizado en polímero reforzado en el que encontramos aportaciones como las formas compactas de su exterior, la palanca de regulación de fácil y cómoda activación, la cantonera de goma trasera que ayuda a afianzarla mejor en el hombro o su peso liviano que supera en poco los doscientos gramos.

Una evolución de ese diseño es la opción MOE SL-S en la que encontramos una parte superior agrandada -el diseño permite situar la cara de forma muy cómoda y natural al encarar- para poder acoger en su interior dos espacios de almacenamiento estanco que permiten acoger baterías o piezas pequeñas y ha sido concebida para inmersiones a profundidades de hasta diez metros. Aporta, como la opción MOE SL en la que no se incluye la zona estanca de almacenamiento, también un punto de fijación ambidiestro para poder, gracias a anclajes tipo QD Sling, fijar de forma cómoda todo tipo de correas portafusil.

Junto a las anteriores proponen la muy apreciada serie CTR que sobresale por su concepción general muy compacta para disminuir tanto el peso total como las dimensiones, su anclaje tipo QD y una palanca de fácil y rápida activación para poder bloquearla en una posición determinada de forma que quede mejor fijada en ella y que se evite su desplazamiento accidental durante movimientos dinámicos u operaciones en entornos urbanizados CQB (Close Quarter Battle). Su evolución es el concepto STR que incorpora dos áreas tubulares para almacenar baterías de forma estanca y un sistema de bloqueo por fricción que la fija mejor a la pieza metálica por la que se desplaza, aspecto este último que encontramos también en el modelo ACS que añade a esos tubos un  compartimento adicional para poder facilitar el transporte de otros pequeños útiles o repuestos. 

Más recientes son las culatas de la serie SGA que están disponibles para las clásicas escopetas de corredera del calibre 12 Remington 870 y Mossberg 500/590/590A1, un concepto que permite modificar la altura de la carrillera, fijar correas, ajustar su longitud gracias a varios suplementos de su zona posterior, mejorar la ergonomía por su diseño y reducir el retroceso por el elemento de goma absorbente situado en su parte posterior. Estas culatas son idóneas combinadas con el guardamanos MOE M-Lok.

Para armas en las que se busca una mayor precisión están disponibles opciones como la UBR Gen2 que incluye la parte superior donde se apoya la cara fija y la parte inferior extensible en ocho posiciones para alargarla de forma que se pueda combinar con visores ópticos y optrónicos para conseguir la mejor percepción del objetivo a batir, la PRS Gen3 en la que se ha realizado un rediseño general para conseguir la regulación óptima de carrillera y cantonera que tan útil es para aquellos sniper que manejan armas de alta precisión -todo ello en un conjunto óptimo que supera en poco los 700 gr de peso- o las PRS2 que son similares a esta última y están disponibles para armas como los HK91/G3 de H&K o los FAL de FNH.

Por último, hacernos eco de las buenas vibraciones que nos ha transmitido el diseño de culata PRO que está destinada a los rifles Remington 700 de acción corta o acción larga y a otros modelos similares que sean compatibles con ellos, una configuración que destaca por su excelente relación calidad-precio. Se trata de un chasis ligero de sólo 2,5 kilogramos realizado alrededor de una estructura de aluminio de grado aeroespacial del tipo 6061-T6 en la que se ha incorporado un pistolete muy poco angulado para incidir en el mejor afianzamiento de la mano, un encastre para poder usar cargadores extraíbles, un guardamanos donde fijar distintos tipos de complementos -entre ellos los versátiles y resistentes bípodes de patas plegables y extensibles también por ellos diseñados- o una culata plegable que, con carrillera elevable y cantonera multi ajustable, facilita tanto el transporte como la puntería. Menos sofisticada, y también mucho más económica, es la culata fija Hunter también pensada para las armas tipo Remington 700 de acción corta. Magpul es distribuido en España por aasias.com.

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Tactical Online Agosto/Septiembre 2020

Tactical Online Septiembre 2020

Así se forman los GOLANI de Israel

Autor:   Octavio Díez Cámara Fotos:   IDF Spokesperson

Las Fuerzas Armadas de Israel, una nación que no es proclive a difundir determinadas informaciones sobre sus capacidades o realidades militares, inciden en unos estándares exigentes en todo lo relacionado a la obtención de su personal. Tienen unos elevados niveles en cuanto a la selección y adiestramiento de sus militares. Se trata de conscriptos que realizan la prestación de un servicio militar que es obligatorio para buena parte de los jóvenes, tanto hombres como mujeres.

Entre las opciones de tropas de élite que tiene el Ejército de Israel se encuentran quienes protagonizan estas páginas. Lo son por una serie de factores ligados a su historial, actividad en recientes enfrentamientos o carácter que se imprime a aquellos que forman parte de sus estructuras, una combinación que nos ha llevado a seleccionarles para presentárselos en estas páginas.

Se les llama “golani”, en referencia al mismo nombre de la Brigada en la que están encuadrado y que focaliza su actividad en lo que internacionalmente se conoce como tropas mecanizadas, unas estructuras que en su caso gozan de una muy alta movilidad y de una gran capacidad de despliegue para actuar de inmediato ante cualquier amenaza que se pueda presentar o que sea necesario neutralizar.

Gran atractivo

Muchos jóvenes israelíes, tanto hombres como mujeres, se sienten atraídos en servir en la milicia de su país y optan por hacerlo en alguna de las distintas unidades más peculiares y que tienen un carácter más aguerrido. La que nos ocupa, fundada en febrero de 1948 y siendo su primer Jefe Moshe Mann, está considerada como la Unidad más antigua de las que conforman las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y es la única de su especialidad -de Infantería- que se ha mantenido en funcionamiento ininterrumpido desde su creación. Los que en ella han servido han recibido muchas condecoraciones por haber tenido un papel clave en las distintas guerras que han enfrentado a Israel con sus vecinos.

Ese entorno histórico les ha definido en el pasado y también en la actualidad. También forma parte de lo que son el hecho que forman parte del Mando Norte o que su actual estructura, que dirige un coronel, incluye como elementos más representativos a cinco batallones de infantes que tienen como insignia representativa un olivo con sus raíces en tono verde sobre un recuadro amarillo; llevan como prenda de cabeza una gorra de tono marrón que simboliza su conexión con la tierra que buscan defender.

La obtención de personal para sus unidades se realiza buscando la mejor predisposición de ellos para alcanzar un notable nivel como combatientes y poder así responder, con la máxima eficiencia, a lo que se les pueda solicitar. Los procesos de selección, liderados por colectivos que ya tienen una amplia experiencia en esa labor, contemplan una primera fase en la que los voluntarios y los llamados a servir de forma obligatoria -las últimas cifras que tenemos es que ambos colectivos son más o menos equiparables en tanto por ciento- son agrupados en un lugar próximo a Nablus en Samaria. Allí está una de sus instalaciones de preparación inicial.

Durante ese periodo realizarán varias jornadas de interacción entre ellos y con quienes les evalúan. Se toma un especial énfasis en incidir en lo que son motivaciones grupales que les serán especialmente beneficiosas. Durante esas jornadas se les hacen una serie de pruebas dirigidas a sus cualidades físicas para valorar su resistencia o fuerza y a aspectos psicológicos en relación con hacer determinadas tareas no convencionales. Asimismo se valora su potencial de trabajo en equipo, compartiendo con otros aspirantes determinados objetivos para ver como el grupo progresa o actúa en la consecución de lo que se les pide. Es un proceso que es determinante a la hora de ver cuáles de ellos son considerados como una buena opción para lo que se les exigirá.

Casi todos los aspirantes pasan a iniciar entonces un proceso de capacitación que está considerado como uno de los más exigentes dentro del Ejército de Israel, estructura que está considerada como de las mejores de las de su tipo en todo el mundo. Dedicarán unos seis meses a temas básicos pero que sumados conforman un proceso intenso y para nada fácil. Entre otras actividades, tienen que superar marchas que van variando de intensidad en las que primero llevan mochilas muy cargadas y luego ya realizan vistiendo también la uniformidad y transportando armas; deberán hacer tablas de ejercicios físicos diarios; se les exigirá superen todo tipo de pistas de obstáculos; se esforzarán en desplazamientos de varios meses a una zona desértica con tiendas de campaña que les sirven de campamento y son la base desde la que iniciarán algunos de sus temas; incidirán mucho en lo que es el conocimiento de sus armas personales y practicarán con intensidad el tiro primero a distancias cortas conocidas y luego a otras más distantes;…, y se especializarán sobre todo en lo que es su capacitación para reacciones dinámicas contra blancos de oportunidad.

Es un periodo de gran intensidad en el que se busca que los militares sean los mejor preparados. Con ese objetivo, muchas veces se actúa para que se crezcan de cara a ser incluso mejores que los paracaidistas, núcleo éste con el que hay cierta rivalidad. Se realizan incluso prácticas de entrada a recintos donde se supone se encuentran grupos terroristas, usando botes de humo, granadas y sus armas personales en su neutralización. Al final de esos seis meses suelen llevar a cabo una marcha por carretera de ciento veinte kilómetros por la baja Galilea. Al final, recibirán la insignia que hace de los “golani” unas tropas con un marcado carácter y una gran voluntad de conseguir lo que se les ordene.

Especialización elevada

Pasan entonces a sus destinos donde se les capacitará en determinadas áreas. En los ejercicios de preparación en los que se ven envueltos los batallones de esta brigada suelen moverse para ejercitarse en todo tipo de prácticas y ejercicios hasta emplazamientos como el de Ramat Ha Golan, en el norte de su país. Es usual que incidan mucho en lo que son movimientos a pie, sobre todo en pequeños grupos, lo que les hace especialmente aptos en lo que son desplazamientos precisos por terrenos de índole variada, cualidad que les hace autosuficientes para operar por su cuenta durante varias jornadas. Sus marchas, que también incluyen otras en las que se mueven por compañías y que son de varias decenas de kilómetros para endurecerles tanto físicamente como psicológicamente, suelen hacerlas llevando voluminosas mochilas a su espalda y otros equipos que les brindan más potencial ante determinadas incidencias que se les puedan presentar.

Desde hace ya bastantes años son conocedores de las peculiaridades que implica la guerra en escenarios urbanizados, pues han tenido que actuar contra tropas irregulares en ellos. Por ese motivo, inciden de forma regular en temas que implican su proyección por diferentes medios pero en especial con el uso de vehículos de tipo mecanizado impulsados por cadenas hacia diferentes polígonos de prácticas. En ellos se tendrán que enfrentar a movimientos por calles, a la toma de casas, a trampas con artefactos improvisados (IED’s, Improvised Explosive Devices), a la presencia de francotiradores y a otros tipos de amenazas clásicas de un entorno que tan pronto puede ser hostil como aliado. De esa práctica, surgen entre los “golani” determinadas tácticas y protocolos que, como el apoyo con perros especialmente adiestrados, les hacen más hábiles a la hora de conseguir el éxito en la lucha en ciudades.

israeli soldier cover with camouflage equipment during a military exercise in the Golan Heights norhten Israel on 21 August 2012

No descuidan algunos temas que realizan con apoyos de helicópteros, pues para estos hombres ser conocedores de lo que son los protocolos de embarque y desembarque les en aeronaves de ala rotatoria puede ser especialmente útil. Algunos soldados asignados a labores de reconocimiento podrán emplearlos para sus inserciones, teniendo que saber también como apoyar en lo que son los balizamientos de zonas donde estos aterricen o despeguen.

Si lo reseñado cubre buena parte del tiempo en el que están en activo, no hay que dejar de lado que también inciden, porque para ellos la amenaza tiene un mayor nivel que para otros colectivos, en todo lo relacionado con la lucha en ambientes contaminados con agresivos NBQ (nucleares, biológicos y químicos). Es de lo más habitual que se coloquen los trajes y máscaras que les protegerían en caso de un ataque en el que se constatase esa particularidad de la guerra concreta.

Hay un amplio colectivo de ellos, adscritos a alguna de las compañías del batallón “Gadsar” o a los “Egoz”, que por sus sus cometidos específicos en lo que son labores de reconocimiento discreto en profundidad o por estar adscritos a actuar como fuerzas especializadas con capacidad de lucha anti guerrilla, se les instruye en otras áreas que van más allá de lo que caracteriza al resto de sus compañeros. En ellos, seleccionados en buena medida de quienes forman parte ya de las filas de la Brigada, se busca una mejor adaptación a operar en pequeños grupos, con mínimos apoyos o en entornos especialmente hostiles. Su preparación incide en temas que van ligados a la ocultación, los movimientos discretos, la supervivencia, la lucha contra fuerzas de mayor entidad, la utilización de equipos tecnológicos de observación, las incursiones y “raids”, y todas aquellas metodologías que les pueden ayudar a ser más letales en lo que les caracterizara. Toma especial relevancia el uso de todo tipo de equipos de comunicaciones y en determinados casos el empleo de explosivos en apoyo de las misiones propias o para frenar los movimientos del adversario.

Para acabar, concretar que en la especialización de los “golani” es relevante todo aquello que está relacionado con quienes manejan o se mueven en medios mecanizados que en su caso incluyen vehículos oruga de combate del tipo “Namer” que están realizados tomando como punto de partida la barcaza de carros de combate que han sido convenientemente modificados y que ofrecen una gran protección de los que en ellos viajan contra todo tipo de amenazas. Esa necesidad lleva a que algunos tengan que ser adiestrados como conductores, lo que dado el peso -40 ó 50 toneladas- y tamaño de los medios que usarán no es fácil. Alguno recibirá preparación para liderar a sus pelotones y hasta habrá quienes deberán formarse para realizar inspecciones y mantenimientos que permitan mantener ese material con la mejor disponibilidad operativa posible.

Para acabar, decirles que estos soldados conocen bien todas las particularidades propias de lo que es la Infantería mecanizada y se instruyen convenientemente en lo que es el traslado en blindados y sobre todo en lo que son las operaciones de desembarque y embarque, críticas en determinados momentos porque suponen un momento de transición desde una situación en la que tienen mucha protección a otra en la que resultan más vulnerables si se concretase un hipotético ataque del adversario.

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Tactical Online Agosto/Septiembre 2020

Tactical Online Septiembre 2020

Fuerzas Especiales del Ejército de Colombia

Texto: Octavio Díaz Cámara

Fotos: Ejército y MD Colombia, DoD, USAF y Carlos Díaz

Colombia, un país donde se ha venido manteniendo una intensa lucha contra facciones guerrilleras de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), que ha derivado en intensos enfrentamientos en las últimas décadas que han propiciado los acuerdos de paz de 2016 y 2017, es todo un referente en el campo de las Operaciones Especiales (OE’s) militares. También, lo son, por su lucha continuada contra diferentes núcleos que buscan hacer negocio con el narcotráfico. En sus Fuerzas Armadas, y en las estructuras policiales también, se mantienen organizadas diferentes unidades de élite que responden a necesidades concretas y están adaptadas para cubrir distintos cometidos que requieren de personal especialmente seleccionado y adiestrado para combatir, con el mayor nivel de eficacia, esas amenazas.

Sigue leyendo

“SPEC OPS”, concepto cada vez más actual

Texto: Octavio Díaz Cámara

Fotos: ODC, Armada, USN y USMC

Rentabilidad, discreción, eficiencia, operatividad, efectividad,…, son algunos términos que se emplean para identificar algunas capacidades militares de los actuales ejércitos. La suma de todo ese potencial, y de otros muchos valores positivos, los encontramos en un concepto que cada vez está más en boga. Se trata de lo que en inglés se conoce como “Spec Ops” y que en castellano llamamos Operaciones Especiales (OE’s), una metodología de trabajo militar que tiene sólo unas pocas décadas de vigencia en lo que es su aplicación más reciente pero que sigue un concepto con numerosas referencias desde los orígenes de las hostilidades bélicas.

Sigue leyendo

Militares de élite: El tercio sur de infantería de marina

Dentro de la estructura de la Armada española se incluye un elemento de carácter expedicionario que se aglutina en torno a las capacidades de la Infantería de Marina (IM) y de las fuerzas navales anfibias que servirían para proyectar a hombres y material hacia aquel lugar o lugares en los que se recabase su presencia.

Sigue leyendo
Tactical Online Diciembre Enero 2019

Tactical Online Diciembre 18 – Enero 19

Militares de élite: El Tercio Sur de Infantería de Marina

“SPEC OPS”, concepto cada vez más actual

El tiroteo de la sinagoga de Pitssburgh: “tiradores activos” y lugares de oración como soft targets

Descargar 24,3 Mb

Funcionan los cargadores Magpul 5,56×45 en armas 300 AAC Blackout?

Los cargadores PMAG (Magpul) son famosos mundialmente por su resistencia, versatilidad, ligereza y su precio contenido.

Presentados por primera vez en 2007 han cambiado la manera de entender los cargadores de armas largas y cortas. Durante estos años, han conseguido desbancar a los cargadores metálicos tradicionales y actualmente están mucho más extendidos los cargadores de polímero.

Sigue leyendo