Archivo de la etiqueta: magpul

Magpul Daka Pouch

Organizando y protegiendo nuestro equipo

Mantener nuestros “imprescindibles” protegidos, resguardados y a salvo, intentando conservar su estado de las agresiones externas, es algo a tener en cuenta. Desde los detalles más insignificantes, como proteger nuestro teléfono móvil del agua cuando vamos a la piscina, hasta resguardar nuestros documentos o papeles valiosos de la lluvia y de las inclemencias del tiempo, valoramos siempre tener aquellos objetos importantes protegidos.

Sigue leyendo

MAGPUL: pistoletes y empuñaduras, sujeción y encare perfecto

Desde hace unos años, y tras la aparición de distintas gamas de productos del más alto nivel que, como los que aquí les presentamos, mejoran las cualidades, capacidades y potencial de distintos sistemas de armas, son cada vez más los profesionales militares y policiales que mejoran la ergonomía asociada a sus armas largas.

El proceso, que en muchos casos se ha iniciado a modo personal, ha ido progresando y cada vez son más las organizaciones, unidades y departamentos que adquieren para aquellos que forman parte de sus estructuras distintos complementos que les son muy útiles para las misiones que tienen asignadas. La empresa estadounidense Magpul, que es líder internacional en su segmento de mercado, lleva ya unos años concibiendo, diseñando y produciendo una gama creciente de accesorios y complementos para distintos tipos de armas.

Sigue leyendo

Bípode Magpul

Robustez y fiabilidad

Las situaciones que caracterizan las misiones que los militares realizan en distintos escenarios internacionales de conflictos y aquellos cometidos en los que intervienen determinados colectivos de carácter militar han hecho, sobre todo en los últimos tiempos, que un accesorio para armas largas cobre cada vez más fuerza y se vuelva más relevante.

Plegado bajo el guardamanos, el bípode MAG-941 queda ubicado de forma que no interfiere con los movimientos dinámicos del portador del arma.

Se trata del bípode. Es un sistema que surgió para ser fijado a rifles de precisión y ayudar a sus tiradores -los conocidos sniper– a afianzarlos en sus posiciones de tiro estáticas y que, como resultado de las necesidades de operar en escenarios urbanos o en conflictos asimétricos, se ha generalizado incluso en aquellos provistos con fusiles de asalto. En determinadas situaciones puede ir bien su aportación para conseguir impactos más certeros. Hoy no son los señalados sus únicos usuarios. En las secciones ha surgido la función del llamado tirador selecto (DM, Designated Marksman) que suele llevar consigo un arma larga semiautomática y se encarga de batir con precisión objetivos que puedan ir surgiendo en el devenir de una actuación. También se ha generalizado el empleo de ametralladoras ligeras del calibre 5.56x45mm en configuraciones ultra compactas y aligeradas que requieren de ese elemento para afianzarlas mientras realizan sus largas acciones con fuego de ráfagas.

Sigue leyendo

Departamento de Policía de Torrance, California

Estados Unidos es un país, en muchos aspectos, diferente de España. La realidad policial, con departamentos adscritos a los ayuntamientos que reciben fondos suficientes para su funcionamiento y actividad cotidiana, suele estar dimensionada para las necesidades de la sociedad a la que presta servicio el personal uniformado. 

Hemos visitado en fechas recientes un pequeño Departamento de Policía (PD, Police Department) en la ciudad californiana de Torrance, un área donde viven unas ciento cincuenta mil personas, con espacios donde se concentran viviendas y otras donde hay una significativa actividad industrial o playas muy concurridas, en la zona sur de Los Angeles. Para dar respuesta a sus necesidades se mantiene especialmente activa una organización que tiene a más de dos centenares de agentes cubriendo los diferentes servicios y cometidos esenciales; en estas páginas os mostraremos cómo es esta organización y los distintos aspectos de su actividad cotidiana.

Sigue leyendo

CULATA MAGPUL PRO 700, OPCIÓN PROFESIONAL AVANZADA

Autor:   Octavio Díez Cámara Fotografía: MAGPUL

Realizar un disparo con un arma larga en condiciones que no siempre serán fáciles, contra objetivos que en casos estarán en movimiento o no se mostrarán de perfil, en localizaciones con climatología y entorno adverso, o cuando el adversario sabe de qué nos encontramos por una determinada zona, no es fácil.

Los tiradores de élite del ámbito militar y policial, que muchos identifican con el término anglosajón sniper, son profesionales curtidos y con una dilatada experiencia en su especialidad. Tienen que adiestrarse y formarse en unas técnicas y tácticas específicas, conocer bien las armas que llevan consigo y realizar prácticas de tiro, en las condiciones más variables, de forma intensa y continua. Para conseguir la certeza que se les exigirá emplean usualmente armas con acciones de cerrojo de distintos calibres asociadas a cañones de longitud variable -usualmente entre 20 y 26 pulgadas- que estabilizan los proyectiles disparados y les confieren una necesaria velocidad en boca con la que llegar, sin verse especialmente afectados por el viento, al punto que se pretende alcanzar.

MAGPUL, buscando incidir de la forma más positiva en los que aquellos que forman parte del colectivo de tiradores de alta precisión requiere, ha diseñado y produce una culata espectacular. Designada PRO en referencia al entorno más profesional de potenciales utilizadores, está pensada para acoplarse a rifles con acciones de tipo Remington 700 y brindar a aquellos que la usen unas prestaciones muy superiores a las de concepción más clásica. El cambio de la antigua por la nueva es rápido, las prestaciones que se obtienen con la transformación superlativas y el coste de la decisión muy rentable desde el punto de vista económico, detalles todos positivos.

Por lo señalado, a la pregunta ¿por qué cambiar mi vieja culata por una MAGPUL PRO 700? sólo cabe una respuesta: para conseguir una gran mejora de capacidades y hacerlo con una inversión especialmente rentable.

Solución innovadora

La compañía estadounidense MAGPUL es bien conocida en el entorno profesional, y en del de aquellos que practican distintas modalidades del tiro, por fabricar una serie de complementos caracterizados por la mejor funcionalidad y por tener un precio muy asequible.

Fue en la feria estadounidense SHOT Show, que se celebró en Las Vegas en enero del año 2018, cuando los allí presentes tuvimos la oportunidad de conocer el producto del que les hablamos en estas páginas y manipularlo, aunque ya habían avanzado en esa línea de fabricados con culatas para los AR que comenzaron a comercializase con anterioridad.

Al tenerla en las manos por primera vez, la PRO 700 transmite una serie de sensaciones especialmente positivas. Se observa una elaborada y meticulosa manufactura que afecta de forma clara a todo el conjunto en general y a sus distintos componentes en particular. Se aprecia que la ligereza es notable, lo que incidirá en una mejor movilidad del rifle en que se instale. Se valora de forma óptima el hecho que la parte posterior pueda plegarse sobre el costado derecho, favoreciendo el transporte en situaciones como las propias de entornos urbanizados. Se suman muchas y buenas aportaciones y sensaciones.

Esos factores suman claramente a favor de este modelo de MAGPUL. Hoy hay muchas opciones de culatas que han ido surgiendo en los últimos años. La mayoría son especialmente caras y doblan o triplican el precio de esta opción. Otras, más económicas, no son aptas para el uso profesional y están destinadas al entorno civil más deportivo o al cinegético. Con la PRO 700, quien la propone al mercado suma ventajas respecto a otras menos atractivas en cuanto al precio y en cuanto a las prestaciones, unas cualidades que permiten que se sitúe como una opción especialmente interesante y muy valorada, como así lo atestiguan numerosos comentarios en redes sociales, por aquellos que han tenido la oportunidad de probarla en todo tipo de entornos y en especial cuando se requiere el tener que alcanzar objetivos a distancias medias y largas.

Para conseguir que su producto se posicionara con rapidez en un mercado que es especialmente exigente, su fabricante realizó un periodo intenso y largo en el que escucharon a los expertos, diseñaron distintos conceptos y los probaron en situaciones especialmente exigentes, y, al final, pusieron a punto su propuesta. Cumplieron, aplicando soluciones innovadoras de ingeniería y recurriendo a procesos de la más alta precisión asociados a las estrictas exigencias de las especificaciones militares MIL-SPEC, su objetivo inicial: fabricar y ofrecer el mejor chasis para rifles tipo Remington 700 del mundo.

Como puntos genéricos de la PRO 700, apuntar que AASIAS.com es distribuidor oficial en España y la tiene a un precio especialmente atractivo en su página web, facilitando así que aquellos que tengan interés en ella puedan adquirirla de forma menos costosa. Se propone en un tono negro que cumple con las necesidades más genéricas y en un atractivo FDE (Flat Dark Earth) que se sitúa en lo que ahora está especialmente de moda y es más óptimo para aquellos que desempeñan sus cometidos en entornos áridos.

Decirles también, como factor positivo añadido que el conjunto sólo pesa 5,4 libras -poco más de 2,4 kilogramos-, lo cual incide en que su uso no añada mucho peso al arma en la que se instale reemplazando otra culata que en todo caso sería mucho menos elaborada, funcional y atractiva. Señalar que este producto ha sido concebido para ser usado en condiciones climáticas hostiles en las que la humedad o frío puedan ser factores que definan donde se tenga que trabajar con ella; ahondando en ello, su diseño especialmente ergonómico ha tomado en cuenta diferentes peculiaridades y necesidades, y adopta soluciones, entre las que se incluye el acabado exterior especialmente resistente a la corrosión, que son un punto de valor añadido que debe tomarse en cuenta.

La culata

Este producto, que puede acoplarse con rapidez a una acción de cerrojo corta tipo Remington 700 gracias a dos tornillos que sujetan ambos elementos y permiten al cañón que oscile sin limitaciones después de cada disparo para obtener la mejor precisión, se beneficia de varias aportaciones en las que nos vamos a centrar.

De un lado, facilita la mejor ergonomía con el tirador al incluir varios elementos que admiten regulación específica en la parte trasera de la culata, o por la propia configuración de otros de forma que la simbiosis arma-usuario sea la óptima. De otro, el concepto incluye un brocal en el que se pueden situar con rapidez los cargadores, facilitando tanto la recarga como el cambio de munición para dar respuesta a distintas necesidades puntuales que puedan surgir en el transcurso de una misión u operativo. También hay que tener especialmente en cuenta lo favorable que es, tanto para su transporte general como para favorecer determinados movimientos propios, el hecho que la parte trasera se pliegue en un costado o que se pueda acoplar a su parte delantera superior un accesorio que facilita el situar un módulo intensificador nocturno o térmico que permitirá incidir en el disparo en condiciones de luz adversas.

Esos factores quedan reforzados por el diseño de la PRO 700 en el que encontramos varios elementos y distintas aportaciones de los mismos. El cuerpo principal de este avanzado modelo está formado por una estructura o chasis de aluminio 6061-T6 de grado aeroespacial que ha sido mecanizado con maquinaría de control numérico de alta precisión y sometido a un proceso exterior de anonizado duro tipo III. Su parte delantera tiene una forma en V que actúa como canal para el cañón y que en ninguna circunstancia ambos elementos se toquen, en varios puntos se incluyen anclajes QD para poder situar en ellos los propios de las correas portafusil, se le fijan en sus costados delanteros a modo de guardamanos elementos de polímero para mejorar el confort y evitar se generen posibles ruidos, y se le ha equipado con hasta trece anclajes M-Lok en los laterales y parte inferior para poder situar en ellos aquellos accesorios que, como el bípode, puedan ser necesarios por el utilizador para cumplir aquellas funciones que tenga asignadas como profesional o las necesidades de colectivos deportivos de alto nivel. Decirles que en la empuñadura pistolete, también de polímero, se ha realizado un óptimo trabajo de diseño y concreción al concebirla con muy poco ángulo para facilitar el mejor posicionamiento en ella de la mano derecha e incidir en que así el dedo índice que actúa sobre el gatillo se encuentre en la mejor y más flexible disposición para realizar los disparos.

Justo debajo de donde se fija la acción se encuentra una tolva en la que se pueden fijar cargadores tipo AICS que admiten 5 ó 10 cartuchos de capacidad e incluyen los PMAG de MAGPUL realizados en polímero reforzado de alta resistencia. Se ha pensado que sea compatible con cajetines de disparo de varios fabricantes que incluyan tanto opciones de gatillo curvo como plano, y que, gracias a la disposición y tamaño del guardamontes agrandado, pueda emplearse y dispararse el rifle por aquellos que lleven puestos gruesos guantes en sus manos. Por cierto, detrás de la tolva del cargador se encuentra una palanca de acero de pequeñas dimensiones y sometida a un proceso exterior de fosfatado al manganeso -acabado Melonite- para mejorar su resistencia a la corrosión, lo que agradecerán aquellos que operen en entornos húmeros o en la zona costera del litoral. Su función es liberar el elemento que retiene al cargador en su alojamiento para facilitar su retirada sencilla y veloz; está convenientemente situada de forma que su activación es ambidiestra.

Si el chasis de aluminio reforzado por polímero es óptimo, también podemos dar ese apelativo a la parte posterior. Allí está la culata, elemento con estructura de aluminio, anclajes tipo QD y complementos de polímero que se acopla al cuerpo principal con un elemento de gran resistencia de forma que no haya ninguna holgura y que el movimiento de plegado sea el más preciso.

Con la culata plegada, y gracias a su configuración, puede actuarse sobre el gatillo en caso de que una situación concreta o emergencia así lo exija. Incorpora una muy bien resuelta solución en lo que son sus elementos de regulación y adaptación morfológica al tirador, pues grandes ruedas facilitan los movimientos de forma precisa, sencilla y especialmente eficaz. Una actúa sobre la carrillera de forma que la cara del tirador pueda quedar perfectamente alineada con la parte central del visor y permita ver el objetivo con la mejor claridad y nitidez. Otra actúa sobre la cantonera posterior para darle mayor o menor profundidad y hacer que se acople perfectamente usuarios con torso y brazos de distintas dimensiones; la cantonera admite regulación en lo que es su canteado lateral, pudiendo variar este aspecto en +/- cinco grados.

Completando estas páginas apuntar que MAGPUL ha hecho una diana certera con este diseño, pues su coste incide en una adquisición más económica y sus muchas cualidades y capacidades hacen que la inversión merezca, y mucho, la pena. Muchos tiradores de todo el mundo ya han valorado sus prestaciones y está disponible para los españoles interesados. Pueden adquirirla en AASIAS.com.

Este artículo fue publicado en el número de la Revista Táctical Online Noviembre 2020.

MAGPUL, CARGADORES PROFESIONALES

Autor:    Octavio Díez Cámara Fotografías: Octavio Díez Cámara, USMC, Magpul

Aquellos que han tenido la posibilidad de disparar armas de fuego en continuidad, seguramente por su actividad profesional militar y policial o por ser activos participantes en alguna de las competiciones de tiro más dinámicas, sabrán que buena parte de los problemas de interrupción en las armas se deben a una deficiente alimentación de los cartuchos generada en buena medida por el uso de diferentes tipos de cargadores.

Esa realidad fue la que impulsó, ya hace unos años, a la compañía estadounidense MAGPUL a trabajar en un intenso proceso de Investigación y Desarrollo (I+D) que, después de materializar varios prototipos y probarlos de forma intensa, les llevaría a iniciar la fabricación de los que hoy por hoy son considerados la mejor gama de cargadores que está a la disposición de aquellos que quieran la mayor fiabilidad y eficiencia, además de un costo económico que incide favorablemente en su adquisición y uso.

Los trabajos iniciales de MAGPUL, que se iniciaron en 1999, se centraron en la obtención de un cargador fiable, robusto, seguro y eficaz para las armas tipo M16/M4 de uso generalizado entre los ejércitos y departamentos de Policía de los Estados Unidos. Los usuarios militares y policiales empleaban en su mayor parte cargadores metálicos de aluminio que tendían a tener problemas en sus labios superiores -los que sujetan los cartuchos almacenados- y sus muelles internos. Frente a esa concepción clásica, se apostó por renovar el elemento exterior de almacenamiento optando por uno de configuración curvada realizado en materiales sintéticos de polímero que aportan ligereza y robustez. La revisión de todos los elementos internos llevó a poner a punto el modelo más exitoso de MAGPUL, el PMAG 30 que hoy, en los diferentes modelos que han ido evolucionando aquel concepto, se ha convertido en el estándar con el que otros que intentan emularlo se miden.

Que se necesita

Aunque en la actualidad se sigue discutiendo sobre el hecho de la poca capacidad incapacitante de los cartuchos del 5,56x45mm de uso generalizado en los ejércitos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de otros países afines, y hay varios programas en marcha para incidir en la puesta en servicio de una nueva familia de armas recamaradas para usar uno novedoso de 6,5mm que destaca por sus altas prestaciones a distancias largas, la realidad que conocen bien los profesionales es que cuando van a realizar misiones tienen que llevar consigo una cantidad suficiente de potencia de fuego que les permita salir airosos de las situaciones más comprometidas. Esa necesidad, demostrada en entornos tanto urbanos en los que los policías se enfrentan a grupos de delincuentes especialmente violentos como en otros ámbitos donde despliegan militares para realizar una amplia panoplia de cometidos y misiones de alto riesgo, hace que cada uno intente tener consigo lo que le garantice que cuando dispare lo hará con eficiencia y sin tener fallos de alimentación.

Por eso, son muchos los que ya usan los PMAG de los que en muchos casos suelen llevar no menos de siete consigo -uno en el arma y al menos seis más en su chaleco porta equipo- y lo hacen porque confían en ellos. Si es verdad que distintos ejércitos, como el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), apoyan oficialmente su uso y proveen a sus soldados, en una decisión especialmente acertada, con un material que es el mejor de su tipo.

Otros profesionales, a modo más personal optan por adquirirlos y usarlos en sus armas, situación que en el caso español es bastante común entre algunos de los que forman parte de los Equipos Operativos (EO’s) de los grupos del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra. Lo hacen sobre todo porque en sus experiencias internacionales, en las que han usado sus armas en distintos tipos de misiones, han tenido la oportunidad de valorar por sí mismos que el uso del mejor material incidirá tanto en su supervivencia como en el logro final del objetivo que tengan que asumir o por el hecho, contrastado y claro, de que caben dos PMAG en el alojamiento donde sólo se puede situar uno de los normales que llegaron con los fusiles de asalto HK G36E/K/C que incluyen acoples laterales que los hacen más voluminosos de lo que sería conveniente. Importante es concretar que se ofrece un modelo específico de PMAG idóneo para su uso en los G36 y así poder reemplazar, con eficiencia y economía, aquellos que ya se llevan usando mucho tiempo y ya no son confiables, un aspecto que debería tomarse en consideración por parte de los responsables del Ministerio de Defensa español como una opción válida, rápida y eficiente para incidir en una mejor dotación generalizada de los diferentes colectivos de militares de España.

Decirles también, para afianzar el hecho de que se trata de los mejores cargadores que en la actualidad pueden adquirirse para alimentar distintos modelos de fusiles de asalto que admitan los del tipo normalizado en la OTAN, que desde finales del pasado siglo han venido siendo usados en los por los famosos Delta Force -la élite dentro de las Operaciones Especiales del Ejército estadounidense- que se dotaron ya hace años con los fusas germanos HK416, un punto a favor para que quienes emplean estos últimos, como es el caso de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) española, puedan también hacer uso de los PMAG. Estos últimos también fueron empleados por el favoso DEVGRU (Development Group), el nombre oficial que se le da al SEAL (SEa, Air and Land) Team 6 de la Marina estadounidense, la élite especialmente focalizada en cometidos antiterroristas y de alto riesgo que fueron quienes acabaron con Osama Bin Laden en la localización paquistaní de Abbottabad en la que se había refugiado.

En los PMAG más clásicos, de los que el más común es el que tiene capacidad para 30 municiones pero también los hay concebidos para situar 10 , 20 ó 40, podemos encontrar, en función de los varios tipos de los que se fabrican, opciones que ofrecen detalles como la ventana lateral para comprobar el número de cartuchos remanentes en el interior, la geometría curvada interna para un movimiento armónico de los cartuchos en su tránsito desde su lugar de almacenaje hasta la recámara, su construcción en un polímero ligero y altamente resistente que es “amigable” en las manos de quienes los manipulan o manejan, el contar con un muelle elevador de los cartuchos que es de acero inoxidable y tiene un tratamiento exterior MilSpec, el hecho que estén disponibles en el clásico color negro y en otros más ahora en boga, o el que incluyan una teja elevadora auto lubricada que incide favorablemente en la fiabilidad y tiene un diseño optimizado para un funcionamiento impecable que evita movimientos no deseados en el tránsito de los cartuchos hacia la recámara. Por cierto, en su parte inferior se incluyen unas zonas con rebajes en las que, con ayuda de un rotulador, se pueden introducir marcas para una más rápida identificación visual del tipo de munición específica que puede acoger un cargador, pudiendo así realizar el tránsito más fácil entre el uso de cartuchos convencionales y otros que pueden incluir los trazadores, perforantes o subsónicos, estos últimos óptimos para cometidos en los que se busque una mayor discreción operacional.

Potencia y versatilidad

Los PMAG 30 son tan óptimos que hasta el famoso USMC los ha seleccionado para ser el complemento ideal de los fusiles de asalto tipo M27 IAR (Infantry Advanced Rifle) contratados con Heckler & Koch, llevando cada uno de ellos, destinado a brindar apoyo de fuego a quienes forman parte de un pelotón de Marines, siete de estos cargadores en una variante de color FDE (Flat Dark Earth) y ventanas laterales que muestran cuanta munición queda en el interior.

Afianzando la necesidad de potencia de fuego, que sustente distintas misiones en las que se prevea un enfrentamiento armado o el tener que hacer frente a un adversario de entidad superior para poder soslayar una situación comprometida, se puede optar ahora por el PMAG D-60 que cuenta con un cuerpo superior clásico y una tolva redondeada inferior donde caben nada menos que 60 municiones, una aportación que es óptima para evitar el cambio de cartuchos y para poder mantener ráfagas controladas sobre un objetivo durante el tiempo necesario que permita acabar con la amenaza que pueda suponer. Óptimo sería proveer a los pelotones o EO’s con algunos de ellos, reforzando así su capacidad de respuesta como complemento del uso de las ametralladoras ligeras que suelen llevar consigo en buena parte de sus despliegues; opcionalmente, las fuerzas policiales adscritas a unidades de asalto o de intervención podrán emplear los distintos modelos de los PMAG para hacer frente a situaciones de alto riesgo, como las que se derivan de ataques de terroristas o enajenados, en las que haya que demostrar una contundencia y eficiencia que va más allá de lo que es clásico en el entorno en el que suelen desarrollar sus operativos más usuales.

MAGPUL ha ido introduciendo en su oferta de otros modelos concebidos para usos bien distintos de los descritos. Entre ellos se encontrarían los PMAG AC y AC L que tienen capacidad para 5 o 10 municiones, son de configuración monohilera para favorecer la alimentación y generar menos volumen, y están destinados a rifles de cerrojo como los que emplean diferentes colectivos de tiradores de alta precisión, los conocidos como sniper. Con ellos, que respectivamente están destinados a modelos de acción corta -calibres como el versátil 7,62x51mm o el novedoso 6,5 Creedmoor- o larga -el potente .300 Winchester Magnum-, se consigue incidir en la fiabilidad que requieren estos profesionales que actuarán con un fuego preciso y determinante sobre objetivos de oportunidad o sobre otros que busquen en concreto neutralizar. Otros sniper, o colectivos provistos con armas semiautomáticas/automáticas adaptadas al 7,62x51mm/.308 Winchester, podrán optar por los PMAG exclusivos que con capacidad para 10, 20, 25 ó 50 cartuchos -éste con tambor circular- han sido diseñados para ofrecer al usuario la fiabilidad clásica de esta marca y la eficiencia que requieren.

Complementándolos, se han introducido también otros de la serie PMAG GL9 que están destinados a acoger municiones del 9x19mm Parabellum y dotar a los colectivos que emplean la fenomenal pistola austriaca Glock. Hay versiones para las clásicas G17 o para las semi compactas G19 y compactas G26, en la configuración de capacidad que es la normal en ellas. Opcionalmente, se proponen otros de mayor potencial de almacenamiento, como uno en el que pueden situarse 21 cartuchos y otro con capacidad para 27, que son más idóneos para aquellas situaciones en las que los profesionales militares o policiales tengan que enfrentarse. En adición hay otro más con tolva circular para 50 cartuchos que complementa a una gama en la que encontramos detalles tan positivos como su zona inferior rediseñada para facilitar el cambios de cargador más dinámicos -su tapa cuenta con zona para marcar y diferenciar los que acogen a distintos tipos de municiones-, unas pequeñas aberturas en sus costados para de un rápido vistazo ver cuántas municiones quedan en un momento dado dentro, teja de elevación roja para una rápida identificación de que ya no hay cartuchos o un muelle elevador fruto de la tecnología más reciente para favorecer su funcionamiento impecable incluso en situaciones con polvo o humedad en las que otros menos avanzados fracasarán.

Todos esos beneficios que se obtienen con los cargadores MAGPUL están ya disponibles en España, y muchos ya se están beneficiando de ellos, de forma que es cómodo, y además especialmente económico, el adquirirlos a través de AASIAS.com.

Este artículo salió publicado en el número de Táctical Online Abril 2020.

Revista Tactical Online Abril 2020

MAGPUL, LAS MEJORES CULATAS PROFESIONALES

Autor:  Octavio Díez Cámara Fotografías:Aimpoint  

                                                           

La llegada, coincidiendo con el cambio de siglo, de los cargadores de la compañía estadounidense MAGPUL a un mercado internacional ansioso por contar con una línea de ellos que fuese realmente eficaz y evitase las clásicas interrupciones que caracterizaban a muchos de los diseños usados hasta aquel entonces fue el primer eslabón de una larga cadena de desarrollos que podemos calificar de eficaces y óptimos para ser empleados en las condiciones más demandantes.

Con el paso de los años, la gama que conforma su amplio catálogo fue creciendo y sus ventas también. Éxitos como el uso de los cargadores PMAG que fabrican en la operación de captura y neutralización del buscado terrorista Osama Bin Laden les permitieron consolidarse como una empresa que tiene una gama de producto amplia, variada y eficiente.

Dentro de la misma, y a ella vamos a dedicarle estas páginas, se encuentran numerosos modelos de culatas surgidas para incidir en la mejor simbiosis ergonómica entre aquellos que empuñan un arma larga de fuego y esa herramienta, logrando que se mejoren aspectos en áreas como precisión, manipulación, sujeción o encare. MAGPUL propone una serie de opciones de lo más atractivas que permiten optimizar buena parte de las gamas de armas largas más famosas entre los distintos cuerpos policiales y militares de todo el mundo, mejorando también aquellos diseños deportivos que de ellas se derivan.

Cualidades óptimas

El hecho que los que intervinieron en la concepción y desarrollo de las culatas que aquí les vamos a presentar hubiesen tenido una amplia experiencia en diferentes cometidos dentro del entorno de las fuerzas de élite -muchos de ellos formando parte de unidades de Operaciones Especiales (OE’s)- fue muy relevante para obtener productos bien concebidos, meditados y fabricados. Sus experiencias particulares fueron aprovechadas para incidir en la mejor funcionalidad y ergonomía. Se buscó también el que la robustez del producto final, realizado en materiales sintéticos de última generación en buena parte de sus elementos, fuese la que se requiere por aquellos que tienen que combatir en las condiciones más desfavorables. Buscaron sencillez en lo que son las manipulaciones para poderlas hacer incluso en condiciones adversas de luz. Optaron por apostar por materiales ligeros y resistentes…

Todas esas actuaciones, y otras más, permitieron poner a punto en un primer momento una culata extensible muy moderna para permitir el reemplazo de los muchos modelos usados dentro de la gama de los fusiles de asalto M4/M16. Fue la militarmente designada M93, que fue adoptada por una unidad muy capacitada en OE’s dentro del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), núcleo que con el paso del tiempo se transformaría para ser una de las piezas claves del MARSOC (Marine Corps Special Operations Command).

Por ese motivo, fueron sobre todo usuarios estadounidenses y de las principales unidades de OE’s del espectro occidental las que conocieron las cualidades de las culatas extensibles/retráctiles de MAGPUL. En un par de minutos, como mucho, se reemplazaban las antiguas por una nueva, aportando esta última una versatilidad operativa mucho mayor y una mayor confianza entre aquellos que las tenían a su servicio.

La evolución en la apuesta de esta empresa por satisfacer las necesidades de un mercado ávido por obtener productos realmente bien concebidos y eficaces los llevaría a proponer una culata fija ergonómica, con carrillera elevable y cantonera ajustable que buscaba que el tirador de rifles de precisión encarase la óptica diurna o la nocturna de la mejor forma posible. Empleándolas, se transformaron primero distintos modelos de rifles semiautomáticos del calibre 7,62x51mm y luego otros del 5,56x45mm. En una fase posterior, se diseñaron elementos que permitían acoplar estas culatas, a las que dieron el nombre genérico de PRS (Precision Rifle Stock), también en armas clásicas de accionamiento por cerrojo, optando por ellas muchas firmas comerciales y también pequeños talleres de transformación donde surgían modelos específicos para operaciones encubiertas.

El hecho de que entre el personal de la comunidad táctica militar y policial el nombre de MAGPUL fue cobrando cada vez más reputación permitió avanzar hacia nuevos conceptos de culatas. Primero surgieron más de tipo fijo y otras extensibles para distintos modelos de fusiles de asalto en las que, como la ahora clásica y bien conocida tipo MOE (MAGPUL Original Equipment), se incorporaban elementos móviles para poderlas ajustar de forma óptima a cada necesidad o al empleo de distintos tipos de visores de puntería, se rediseñaba su estructura para poder fijar en ellas los anclajes de sujeción para las correas portafusil o se optaba por soluciones tan válidas como el rediseño de la cantonera para lograr el mejor apoyo en el torso cuando se emplean prendas antibala con gruesas placas de protección de aramidas o cerámica.

En una fase más reciente se ha apostado por culatas plegables para la familia de armas tipo AK, por culatas fijas para diferentes modelos de escopetas principalmente de corredera y por culatas rediseñadas para mejorar las capacidades de modelos de armas de asalto y de precisión originarios de compañías como H&K, FNH y otras. La evolución, en la que se han diseñado cantoneras de goma o carrilleras para algunos de los modelos ya existentes, se ha realizado de forma paralela a la introducción de distintas opciones de color que, como el ahora tan en boga FDE (Flat Dark Earth), complementasen al clásico tono negro de los primeros modelos. Han llegado también otros diseños nuevos para ampliar las opciones de venta y dar respuesta a las necesidades de los profesionales o aficionados. A las culatas de rifle de cerrojo más clásicas destinadas principalmente al entorno cinegético han añadido estos últimos años una desarrollada específicamente, con muchos elementos regulables, culata plegable y otras aportaciones positivas, para los sniper que emplean rifles de cerrojo que siguen el concepto de los del tipo Remington 700; MAGPUL no acaba ahí sus propuestas y ya trabajan en nuevos diseños de los que ya están difundiendo algunos detalles y de los que esperamos saber sus aportaciones más pronto que tarde.

Varios conceptos

Las culatas MAGPUL son óptimas para otros colectivos que deseen mejorar las cualidades y capacidades de sus armas largas de fuego. Por cierto es importante señalar que la compañía las ofrece en una configuración Mil-Spec que se adapta de forma precisa a lo que definen las especificaciones del ámbito militar y en otra Com-Spec que es más apta para lo que es más propio dentro del ámbito del tiro deportivo y dinámico.

Dentro de las opciones de mayor difusión, que como hemos indicado ya se corresponden a lo que es propio en armas de asalto que siguen la estética/concepción de la familia M4/M16 con su interesante culata extensible que permite tanto reducir el tamaño total del arma como su adaptación de forma rápida y previa al tiro a las dimensiones que son más aptas para cada uno de los que las tienen acopladas a sus fusiles, se encuentran modelos como el MOE Carbine concebido con un diseño muy robusto realizado en polímero reforzado en el que encontramos aportaciones como las formas compactas de su exterior, la palanca de regulación de fácil y cómoda activación, la cantonera de goma trasera que ayuda a afianzarla mejor en el hombro o su peso liviano que supera en poco los doscientos gramos.

Una evolución de ese diseño es la opción MOE SL-S en la que encontramos una parte superior agrandada -el diseño permite situar la cara de forma muy cómoda y natural al encarar- para poder acoger en su interior dos espacios de almacenamiento estanco que permiten acoger baterías o piezas pequeñas y ha sido concebida para inmersiones a profundidades de hasta diez metros. Aporta, como la opción MOE SL en la que no se incluye la zona estanca de almacenamiento, también un punto de fijación ambidiestro para poder, gracias a anclajes tipo QD Sling, fijar de forma cómoda todo tipo de correas portafusil.

Junto a las anteriores proponen la muy apreciada serie CTR que sobresale por su concepción general muy compacta para disminuir tanto el peso total como las dimensiones, su anclaje tipo QD y una palanca de fácil y rápida activación para poder bloquearla en una posición determinada de forma que quede mejor fijada en ella y que se evite su desplazamiento accidental durante movimientos dinámicos u operaciones en entornos urbanizados CQB (Close Quarter Battle). Su evolución es el concepto STR que incorpora dos áreas tubulares para almacenar baterías de forma estanca y un sistema de bloqueo por fricción que la fija mejor a la pieza metálica por la que se desplaza, aspecto este último que encontramos también en el modelo ACS que añade a esos tubos un  compartimento adicional para poder facilitar el transporte de otros pequeños útiles o repuestos. 

Más recientes son las culatas de la serie SGA que están disponibles para las clásicas escopetas de corredera del calibre 12 Remington 870 y Mossberg 500/590/590A1, un concepto que permite modificar la altura de la carrillera, fijar correas, ajustar su longitud gracias a varios suplementos de su zona posterior, mejorar la ergonomía por su diseño y reducir el retroceso por el elemento de goma absorbente situado en su parte posterior. Estas culatas son idóneas combinadas con el guardamanos MOE M-Lok.

Para armas en las que se busca una mayor precisión están disponibles opciones como la UBR Gen2 que incluye la parte superior donde se apoya la cara fija y la parte inferior extensible en ocho posiciones para alargarla de forma que se pueda combinar con visores ópticos y optrónicos para conseguir la mejor percepción del objetivo a batir, la PRS Gen3 en la que se ha realizado un rediseño general para conseguir la regulación óptima de carrillera y cantonera que tan útil es para aquellos sniper que manejan armas de alta precisión -todo ello en un conjunto óptimo que supera en poco los 700 gr de peso- o las PRS2 que son similares a esta última y están disponibles para armas como los HK91/G3 de H&K o los FAL de FNH.

Por último, hacernos eco de las buenas vibraciones que nos ha transmitido el diseño de culata PRO que está destinada a los rifles Remington 700 de acción corta o acción larga y a otros modelos similares que sean compatibles con ellos, una configuración que destaca por su excelente relación calidad-precio. Se trata de un chasis ligero de sólo 2,5 kilogramos realizado alrededor de una estructura de aluminio de grado aeroespacial del tipo 6061-T6 en la que se ha incorporado un pistolete muy poco angulado para incidir en el mejor afianzamiento de la mano, un encastre para poder usar cargadores extraíbles, un guardamanos donde fijar distintos tipos de complementos -entre ellos los versátiles y resistentes bípodes de patas plegables y extensibles también por ellos diseñados- o una culata plegable que, con carrillera elevable y cantonera multi ajustable, facilita tanto el transporte como la puntería. Menos sofisticada, y también mucho más económica, es la culata fija Hunter también pensada para las armas tipo Remington 700 de acción corta. Magpul es distribuido en España por aasias.com.

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Tactical Online Agosto/Septiembre 2020

Tactical Online Septiembre 2020

Elige tu correa MAGPUL

Texto: Javier Galán. Fotos: MAGPUL

Encontrar la correa que se adapte a nuestras necesidades es uno de los retos a los que se enfrenta cualquier usuario de arma larga.

Las correas de MAGPUL están definidas porque su fabricante casi todo lo que diseña lo lleva a un nivel superior. Los cargadores PMAG, las fundas para el teléfono, las culatas y demás accesorios que proponen han revolucionado de diversas maneras el sector al que pertenecen.

Sus correas portafusil son un ejemplo claro de esto. Sencillas, modulares y tremendamente funcionales, las correas MAGPUL permiten su utilización en cualquier arma.

Sigue leyendo