Archivo de la etiqueta: armas

MAGPUL: pistoletes y empuñaduras, sujeción y encare perfecto

Desde hace unos años, y tras la aparición de distintas gamas de productos del más alto nivel que, como los que aquí les presentamos, mejoran las cualidades, capacidades y potencial de distintos sistemas de armas, son cada vez más los profesionales militares y policiales que mejoran la ergonomía asociada a sus armas largas.

El proceso, que en muchos casos se ha iniciado a modo personal, ha ido progresando y cada vez son más las organizaciones, unidades y departamentos que adquieren para aquellos que forman parte de sus estructuras distintos complementos que les son muy útiles para las misiones que tienen asignadas. La empresa estadounidense Magpul, que es líder internacional en su segmento de mercado, lleva ya unos años concibiendo, diseñando y produciendo una gama creciente de accesorios y complementos para distintos tipos de armas.

Sigue leyendo

Bípode Magpul

Robustez y fiabilidad

Las situaciones que caracterizan las misiones que los militares realizan en distintos escenarios internacionales de conflictos y aquellos cometidos en los que intervienen determinados colectivos de carácter militar han hecho, sobre todo en los últimos tiempos, que un accesorio para armas largas cobre cada vez más fuerza y se vuelva más relevante.

Plegado bajo el guardamanos, el bípode MAG-941 queda ubicado de forma que no interfiere con los movimientos dinámicos del portador del arma.

Se trata del bípode. Es un sistema que surgió para ser fijado a rifles de precisión y ayudar a sus tiradores -los conocidos sniper– a afianzarlos en sus posiciones de tiro estáticas y que, como resultado de las necesidades de operar en escenarios urbanos o en conflictos asimétricos, se ha generalizado incluso en aquellos provistos con fusiles de asalto. En determinadas situaciones puede ir bien su aportación para conseguir impactos más certeros. Hoy no son los señalados sus únicos usuarios. En las secciones ha surgido la función del llamado tirador selecto (DM, Designated Marksman) que suele llevar consigo un arma larga semiautomática y se encarga de batir con precisión objetivos que puedan ir surgiendo en el devenir de una actuación. También se ha generalizado el empleo de ametralladoras ligeras del calibre 5.56x45mm en configuraciones ultra compactas y aligeradas que requieren de ese elemento para afianzarlas mientras realizan sus largas acciones con fuego de ráfagas.

Sigue leyendo

¿Porqué el United States Army elige el subfusil suizo B&T APC9-K?

Autor: Javier Galán

Parece impensable que un país como los Estados Unidos de América, tras más de 75 años sin adoptar un nuevo subfusil -el último fue el M3 incorporado en el Ejército estadounidense el 12 de diciembre de 1942 en plena Segunda Guerra Mundial-, haya optado por un subfusil suizo para dotar a su ejército. 

En mayo del 2018 saltaba la noticia: el Ejército –United States Army– dentro de su programa SCW (Sub Compact Weapon) requería información a los fabricantes de armamento sobre un subfusil que debía cumplir con las siguientes características:

  • Calibre 9×19 milímetros Parabellum
  • Capacidad de fuego automática
  • Raíl Picatinny para fijar accesorios
  • Posibilidad de montar un supresor

Definiéndolo como“Un sistema de armas subcompacto de gran nivel de ocultación, capaz de neutralizar amenazas con un alto volumen de fuego letal, de gran precisión a corta distancia con un daño colateral mínimo. El subfusil (SCW) incluirá como mínimo: el arma funcional, cargadores, kit de limpieza, supresor, kit de herramientas especializadas -si es necesario-, repuestos, eslingas (correa portafusil), estuche de transporte y manual.”

De todas las que presentaron sus propuestas, diez compañías estadounidenses y europeas superaron la primera fase y se adjudicaron el Contrato de Pruebas para entregar muestras y ser evaluadas por el Ejército. Por parte de los Estados Unidos se presentaron Colt con su Colt Modular 9mm SWC, Central Missouri Machine Gun Company con su CMMG Ultra PDW, Lewis Machine & Tool con MARS L-9 Compact Suppressed Weapon, Quarter Circle con 10 LLC 5.5 CLT y 5.5 QV5 SWC, PTR Industries con TR 9CS SWC y Zenith Firearms con Z-5RS, Z-5P y Z-5K SWC’s. 

De la parte Europea, Sig Sauer con MPX SWC, Beretta con PMX SWC, CZ con “Scorpion” EVO 3 A1 Submachine Gun y B&T con el APC9-K Machine Gun.

Este contrato de pruebas, nada inusual en lo que caracteriza a este cliente militar y con una dotación económica de 214.240 dólares por empresa preseleccionada, permitió obtener 10 armas de cada fabricante y probarlas, en muchos casos en condiciones límite, por un periodo de casi 12 meses.

Si analizamos las armas seleccionadas, existe una gran variedad de armas. Desde las “tipo” MP5 (PTR y Zenith) a las armas basadas en plataforma AR15 (LMT, CMMG, COLT y Quarter Circle 10). Junto a ellas, diseños propios como B&T, Sig Sauer o Beretta. Casi la única característica en común a todas ellas es el calibre empleado, 9×19 mm.

Comienzan las pruebas

Durante casi un año, se realizaron diversas pruebas que se pueden englobar en cinco grandes áreas: precisión/dispersión, durabilidad, retroceso, intercambio de piezas y evaluación por parte del futuro usuario.

Precisión/dispersión

Las pruebas han consistido en que al menos 4 de 5 disparos consecutivos deben ser emplazados dentro de un círculo de 10 centímetros disparando desde una distancia de 35 metros. Esta prueba se realiza en modo semiautomático con tres armas de prueba por fabricante y el escenario se configura de la siguiente manera: 

  1. Las armas de prueba se fijan a un soporte
  2. Los blancos de 10 cm se sitúan a una distancia de 35 metros
  3. Los impactos se registran con un sistema digital
  4. Cada arma apunta sobre el objetivo y se efectúan cinco disparos con una cadencia de un disparo por segundo, realizándose los disparos sobre 5 blancos

Resultado de B&T APC9-K:  “las tres armas de prueba realizan 5 sobre 5 impactos en los 5 blancos. Un total de 75 disparos perfectos. El evaluador resalta que “el riesgo de un mal funcionamiento es muy bajo”.

En este punto es importante destacar que el cartucho de 9x19mm fue diseñado para realizar disparos de precisión. El cañón estándar CIP con el que se evalúan estos cartuchos es de 10 cm. El cañón del APC9-K es de 13,8 cm por lo que proporciona suficiente energía a un cartucho FMJ para alcanzar un blanco de 10 cm a 35 m.

Durabilidad

El test de acuerdo con el estándar del U.S.Army TOP 03-2-045A se realiza con 3 armas disparando un total de 18.000 cartuchos -6.000 por arma- para determinar el rango medio de interrupciones (MRBS). El escenario se configura de la siguiente manera:

  1. Cada arma es limpiada y engrasada antes de la prueba y cada 500 disparos.
  2. Cada 1.000 disparos, las armas son revisadas, limpiadas y lubricadas en profundidad.
  3. Las armas de prueba se sitúan sobre un soporte flexible.
  4. Se utilizan un total de 4 cargadores para cada ciclo de disparos.

El arma se municiona con un cargador completo de 20 cartuchos y entonces se dispara con una cadencia de un disparo por segundo, para, consecutivamente, ser municionada entonces con otro cargador de 20 cartuchos para realizar ráfagas de 3 a 5 disparos cada 5 segundos. Tras esto, se municiona con un cargador de 30 cartuchos y se vuelve a disparar con una cadencia de un disparo por segundo, para terminar de nuevo con un cargador de 30 cartuchos y realizar ráfagas de 3 a 5 disparos cada 5 segundos. Al terminar el ciclo, todo el conjunto de cargadores se intercambia con la siguiente arma, de esta manera no utilizan el mismo set de cargadores que han utilizado en el ciclo anterior. Esta acción se repite hasta alcanzar los 6.000 disparos por arma.

Resultado de B&T APC9-K: “el subfusil de B&T excede toda previsión de la prueba, que es de 1 interrupción por cada 1.000 disparos, alcanzando un rango medio de interrupciones de 1 cada 9.000 disparos.”

Un arma confiable es el factor más importante que buscará un policía o militar. ¿Funciona cómo debería funcionar? ¿Fallará en el peor momento?

Retroceso

Esta prueba se realiza un total de 20 veces por cada arma, realizando un único disparo.

La formula a utilizar:

ER: Energía de retroceso -pies por libra-

Ws: Peso del sistema -libras-

IR: Impulso de retroceso -libras por segundo-

              32,17

Er=       ———    IR2

               2W

Resultado de B&T APC9-K:  “el subfusil de B&T excede de nuevo el estándar de la prueba por un amplio margen. B&T consigue transmitir tan sólo 1,38 pies por libra -1,87 julios- de energía en el retroceso, siendo el máximo requerido para superar la prueba 4 pies por libra -5,42 julios-.”

Esta cifra tan baja demuestra que el buffer -amortiguador- hidráulico realiza su trabajo a la perfección. La energía tan baja transmitida durante el retroceso del arma permite mantener centrado el objetivo en ráfagas de 3 a 5 disparos sin ningún problema.

Intercambio de piezas

Esta prueba sencilla de realizar, pero muy difícil de superar aunque parezca mentira, se realiza desmontando por completo las 10 armas de prueba. Todas las piezas se introducen en una caja y se mezclan. Una vez hecho esto, se deben ensamblar de nuevo las 10 armas, tomando las piezas de la caja de manera aleatoria.

Resultado de B&T APC9-K: “el subfusil de B&T es el único en superar esta prueba. Todos los demás descubrieron que no todas sus piezas son intercambiables.”

No es difícil de entender. Esto demuestra que la obsesión por la precisión qué muestran los suizos es una realidad. Este hecho, permite las reparaciones en caliente de las armas sobre el terreno, sin necesidad de tener grandes herramientas para adaptar las piezas.

Evaluación del usuario

Cinco armas de prueba son utilizadas para esta prueba que se conoce como “punto de contacto con el soldado”. Se mide la respuesta del arma en referencia a las siguientes características:

  • Confort
  • Control sobre el arma
  • Ocultación
  • Mantenimiento
  • Retroceso
  • Disparador
  • Facilidad en el cambio de cargador
  • Facilidad en la toma de miras
  • Manejabilidad

Se realizan diversos ejercicios en seco y con fuego real.

Resultado de B&T APC9-K: “el número total de respuestas positivas es de 48, o un total del 66,7%. El total de respuestas neutras fueron un total de 66 o 91,7%, mientras que las negativas fueron 6, sólo el 8,3%.”

El equipo evaluador mostró su total satisfacción ya que era la primera vez que un producto alcanzaba una gran similitud entre la evaluación técnica y la evaluación de los soldados sobre el terreno.

B&T APC9-K, vencedor indiscutible

El 1 de abril de 2019, el U.S. Army hizo público que el subfusil de B&T era el claro ganador sobre los 5 restantes que habían superado todas las pruebas.

El subfusil de 9×19 mm de B&T supera en todas las evaluaciones a las demás armas presentadas, ofreciendo un sistema compacto, fiable y extremadamente preciso, como atestiguan las extensas pruebas realizadas por el Ejército estadounidense.

El contrato inicial ha sido de 350 armas y accesorios, así como repuestos y correas portafusil. El Ejército se reserva una segunda compra de 1.000 unidades adicionales.

B&T es distribuido en España por AASIAS.com

Este artículo fué publicado en el número de la Revista Táctical Online Enero 2020.

Tactical Online Enero 2020

MAGPUL, LAS MEJORES CULATAS PROFESIONALES

Autor:  Octavio Díez Cámara Fotografías:Aimpoint  

                                                           

La llegada, coincidiendo con el cambio de siglo, de los cargadores de la compañía estadounidense MAGPUL a un mercado internacional ansioso por contar con una línea de ellos que fuese realmente eficaz y evitase las clásicas interrupciones que caracterizaban a muchos de los diseños usados hasta aquel entonces fue el primer eslabón de una larga cadena de desarrollos que podemos calificar de eficaces y óptimos para ser empleados en las condiciones más demandantes.

Con el paso de los años, la gama que conforma su amplio catálogo fue creciendo y sus ventas también. Éxitos como el uso de los cargadores PMAG que fabrican en la operación de captura y neutralización del buscado terrorista Osama Bin Laden les permitieron consolidarse como una empresa que tiene una gama de producto amplia, variada y eficiente.

Dentro de la misma, y a ella vamos a dedicarle estas páginas, se encuentran numerosos modelos de culatas surgidas para incidir en la mejor simbiosis ergonómica entre aquellos que empuñan un arma larga de fuego y esa herramienta, logrando que se mejoren aspectos en áreas como precisión, manipulación, sujeción o encare. MAGPUL propone una serie de opciones de lo más atractivas que permiten optimizar buena parte de las gamas de armas largas más famosas entre los distintos cuerpos policiales y militares de todo el mundo, mejorando también aquellos diseños deportivos que de ellas se derivan.

Cualidades óptimas

El hecho que los que intervinieron en la concepción y desarrollo de las culatas que aquí les vamos a presentar hubiesen tenido una amplia experiencia en diferentes cometidos dentro del entorno de las fuerzas de élite -muchos de ellos formando parte de unidades de Operaciones Especiales (OE’s)- fue muy relevante para obtener productos bien concebidos, meditados y fabricados. Sus experiencias particulares fueron aprovechadas para incidir en la mejor funcionalidad y ergonomía. Se buscó también el que la robustez del producto final, realizado en materiales sintéticos de última generación en buena parte de sus elementos, fuese la que se requiere por aquellos que tienen que combatir en las condiciones más desfavorables. Buscaron sencillez en lo que son las manipulaciones para poderlas hacer incluso en condiciones adversas de luz. Optaron por apostar por materiales ligeros y resistentes…

Todas esas actuaciones, y otras más, permitieron poner a punto en un primer momento una culata extensible muy moderna para permitir el reemplazo de los muchos modelos usados dentro de la gama de los fusiles de asalto M4/M16. Fue la militarmente designada M93, que fue adoptada por una unidad muy capacitada en OE’s dentro del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), núcleo que con el paso del tiempo se transformaría para ser una de las piezas claves del MARSOC (Marine Corps Special Operations Command).

Por ese motivo, fueron sobre todo usuarios estadounidenses y de las principales unidades de OE’s del espectro occidental las que conocieron las cualidades de las culatas extensibles/retráctiles de MAGPUL. En un par de minutos, como mucho, se reemplazaban las antiguas por una nueva, aportando esta última una versatilidad operativa mucho mayor y una mayor confianza entre aquellos que las tenían a su servicio.

La evolución en la apuesta de esta empresa por satisfacer las necesidades de un mercado ávido por obtener productos realmente bien concebidos y eficaces los llevaría a proponer una culata fija ergonómica, con carrillera elevable y cantonera ajustable que buscaba que el tirador de rifles de precisión encarase la óptica diurna o la nocturna de la mejor forma posible. Empleándolas, se transformaron primero distintos modelos de rifles semiautomáticos del calibre 7,62x51mm y luego otros del 5,56x45mm. En una fase posterior, se diseñaron elementos que permitían acoplar estas culatas, a las que dieron el nombre genérico de PRS (Precision Rifle Stock), también en armas clásicas de accionamiento por cerrojo, optando por ellas muchas firmas comerciales y también pequeños talleres de transformación donde surgían modelos específicos para operaciones encubiertas.

El hecho de que entre el personal de la comunidad táctica militar y policial el nombre de MAGPUL fue cobrando cada vez más reputación permitió avanzar hacia nuevos conceptos de culatas. Primero surgieron más de tipo fijo y otras extensibles para distintos modelos de fusiles de asalto en las que, como la ahora clásica y bien conocida tipo MOE (MAGPUL Original Equipment), se incorporaban elementos móviles para poderlas ajustar de forma óptima a cada necesidad o al empleo de distintos tipos de visores de puntería, se rediseñaba su estructura para poder fijar en ellas los anclajes de sujeción para las correas portafusil o se optaba por soluciones tan válidas como el rediseño de la cantonera para lograr el mejor apoyo en el torso cuando se emplean prendas antibala con gruesas placas de protección de aramidas o cerámica.

En una fase más reciente se ha apostado por culatas plegables para la familia de armas tipo AK, por culatas fijas para diferentes modelos de escopetas principalmente de corredera y por culatas rediseñadas para mejorar las capacidades de modelos de armas de asalto y de precisión originarios de compañías como H&K, FNH y otras. La evolución, en la que se han diseñado cantoneras de goma o carrilleras para algunos de los modelos ya existentes, se ha realizado de forma paralela a la introducción de distintas opciones de color que, como el ahora tan en boga FDE (Flat Dark Earth), complementasen al clásico tono negro de los primeros modelos. Han llegado también otros diseños nuevos para ampliar las opciones de venta y dar respuesta a las necesidades de los profesionales o aficionados. A las culatas de rifle de cerrojo más clásicas destinadas principalmente al entorno cinegético han añadido estos últimos años una desarrollada específicamente, con muchos elementos regulables, culata plegable y otras aportaciones positivas, para los sniper que emplean rifles de cerrojo que siguen el concepto de los del tipo Remington 700; MAGPUL no acaba ahí sus propuestas y ya trabajan en nuevos diseños de los que ya están difundiendo algunos detalles y de los que esperamos saber sus aportaciones más pronto que tarde.

Varios conceptos

Las culatas MAGPUL son óptimas para otros colectivos que deseen mejorar las cualidades y capacidades de sus armas largas de fuego. Por cierto es importante señalar que la compañía las ofrece en una configuración Mil-Spec que se adapta de forma precisa a lo que definen las especificaciones del ámbito militar y en otra Com-Spec que es más apta para lo que es más propio dentro del ámbito del tiro deportivo y dinámico.

Dentro de las opciones de mayor difusión, que como hemos indicado ya se corresponden a lo que es propio en armas de asalto que siguen la estética/concepción de la familia M4/M16 con su interesante culata extensible que permite tanto reducir el tamaño total del arma como su adaptación de forma rápida y previa al tiro a las dimensiones que son más aptas para cada uno de los que las tienen acopladas a sus fusiles, se encuentran modelos como el MOE Carbine concebido con un diseño muy robusto realizado en polímero reforzado en el que encontramos aportaciones como las formas compactas de su exterior, la palanca de regulación de fácil y cómoda activación, la cantonera de goma trasera que ayuda a afianzarla mejor en el hombro o su peso liviano que supera en poco los doscientos gramos.

Una evolución de ese diseño es la opción MOE SL-S en la que encontramos una parte superior agrandada -el diseño permite situar la cara de forma muy cómoda y natural al encarar- para poder acoger en su interior dos espacios de almacenamiento estanco que permiten acoger baterías o piezas pequeñas y ha sido concebida para inmersiones a profundidades de hasta diez metros. Aporta, como la opción MOE SL en la que no se incluye la zona estanca de almacenamiento, también un punto de fijación ambidiestro para poder, gracias a anclajes tipo QD Sling, fijar de forma cómoda todo tipo de correas portafusil.

Junto a las anteriores proponen la muy apreciada serie CTR que sobresale por su concepción general muy compacta para disminuir tanto el peso total como las dimensiones, su anclaje tipo QD y una palanca de fácil y rápida activación para poder bloquearla en una posición determinada de forma que quede mejor fijada en ella y que se evite su desplazamiento accidental durante movimientos dinámicos u operaciones en entornos urbanizados CQB (Close Quarter Battle). Su evolución es el concepto STR que incorpora dos áreas tubulares para almacenar baterías de forma estanca y un sistema de bloqueo por fricción que la fija mejor a la pieza metálica por la que se desplaza, aspecto este último que encontramos también en el modelo ACS que añade a esos tubos un  compartimento adicional para poder facilitar el transporte de otros pequeños útiles o repuestos. 

Más recientes son las culatas de la serie SGA que están disponibles para las clásicas escopetas de corredera del calibre 12 Remington 870 y Mossberg 500/590/590A1, un concepto que permite modificar la altura de la carrillera, fijar correas, ajustar su longitud gracias a varios suplementos de su zona posterior, mejorar la ergonomía por su diseño y reducir el retroceso por el elemento de goma absorbente situado en su parte posterior. Estas culatas son idóneas combinadas con el guardamanos MOE M-Lok.

Para armas en las que se busca una mayor precisión están disponibles opciones como la UBR Gen2 que incluye la parte superior donde se apoya la cara fija y la parte inferior extensible en ocho posiciones para alargarla de forma que se pueda combinar con visores ópticos y optrónicos para conseguir la mejor percepción del objetivo a batir, la PRS Gen3 en la que se ha realizado un rediseño general para conseguir la regulación óptima de carrillera y cantonera que tan útil es para aquellos sniper que manejan armas de alta precisión -todo ello en un conjunto óptimo que supera en poco los 700 gr de peso- o las PRS2 que son similares a esta última y están disponibles para armas como los HK91/G3 de H&K o los FAL de FNH.

Por último, hacernos eco de las buenas vibraciones que nos ha transmitido el diseño de culata PRO que está destinada a los rifles Remington 700 de acción corta o acción larga y a otros modelos similares que sean compatibles con ellos, una configuración que destaca por su excelente relación calidad-precio. Se trata de un chasis ligero de sólo 2,5 kilogramos realizado alrededor de una estructura de aluminio de grado aeroespacial del tipo 6061-T6 en la que se ha incorporado un pistolete muy poco angulado para incidir en el mejor afianzamiento de la mano, un encastre para poder usar cargadores extraíbles, un guardamanos donde fijar distintos tipos de complementos -entre ellos los versátiles y resistentes bípodes de patas plegables y extensibles también por ellos diseñados- o una culata plegable que, con carrillera elevable y cantonera multi ajustable, facilita tanto el transporte como la puntería. Menos sofisticada, y también mucho más económica, es la culata fija Hunter también pensada para las armas tipo Remington 700 de acción corta. Magpul es distribuido en España por aasias.com.

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Tactical Online Agosto/Septiembre 2020

Tactical Online Septiembre 2020

Elige tu correa MAGPUL

Texto: Javier Galán. Fotos: MAGPUL

Encontrar la correa que se adapte a nuestras necesidades es uno de los retos a los que se enfrenta cualquier usuario de arma larga.

Las correas de MAGPUL están definidas porque su fabricante casi todo lo que diseña lo lleva a un nivel superior. Los cargadores PMAG, las fundas para el teléfono, las culatas y demás accesorios que proponen han revolucionado de diversas maneras el sector al que pertenecen.

Sus correas portafusil son un ejemplo claro de esto. Sencillas, modulares y tremendamente funcionales, las correas MAGPUL permiten su utilización en cualquier arma.

Sigue leyendo

RUAG, MUNICIONES DE ALTAS PRESTACIONES

Estructuras militares y policiales de distintos países llevan ya varias décadas experimentando con distintos sistemas de armas para su incorporación y uso. Últimamente, hay diferentes adquisiciones que se centran en varios tipos de municiones de 6 milímetros -6,5 “Creedmoor”, 6,8mm NGSW (New Generation Squad Weapon), 6mm ARC (Advanced Rifle Cartridge),…-, proceso que coexiste con compras de armas adaptadas a los más clásicos 5,56x45mm ó 5,45x39mm para los ejércitos de Alemania, Polonia o Rusia, habiendo recibido ya el Ejército de esta última 35.000 de los nuevos fusiles AK-12 con los que iniciar el reemplazo de buena parte de los antiguos AK-47 y AK-74.

A la vez que se abordan nuevos conceptos, hay compañías que trabajan, gracias a una capacidad de desarrollo tecnológico forjada a lo largo de muchos años de trabajo discreto, eficaz y bien estructurado, en la obtención de distintos tipos de municiones que podíamos definir en términos genéricos como de “alta capacidad” en lo que son sus prestaciones y uso potencial.

A la cabeza de ese grupo se encuentra la compañía suiza RUAG Ammotec  que propone un amplio catálogo de productos de nivel superior surgidos para satisfacer las más altas necesidades operativas de núcleos de carácter militar y policial. No sólo es importante el llegar a un objetivo para, de forma discreta, abrir fuego sobre él. Es importante también que los efectos de los proyectiles en aquellos que se busca alcanzar incidan en su neutralización eficaz e inmediata, incluso si éste se situa tras un cristal de un vehículo o una plancha de acero, evitando tanto cualquier reacción por su parte o que se produzcan efectos colaterales no deseados. 

Esas necesidades, y otras complementarias adicionales, hacen que no sean válidas municiones convencionales y que haya que decidirse, como ya muchos países están implementando desde hace años, por un uso más específico de cartuchos especialmente desarrollados para generar unas prestaciones muy concretas en una serie de blancos bien distintos, pues no es lo mismo tener que abatir a un delincuente que porte un chaleco antibalas con placa cerámica que actuar sobre un yihadista que haya secuestrado un avión y sólo se le vea a través de alguna de las ventanas del fuselaje.

Esfuerzos combinados

El holding de RUAG incluye varias líneas de trabajo relacionadas con el entorno espacial, el adiestramiento realista, la capacidad ofensiva de los ejércitos o las necesidades de munición de colectivos profesionales. Para estos últimos ha desarrollado una serie de procesos productivos que se centran en la obtención, tras una elaborada fase de diseño previo y de pruebas balísticas para verificar que las prestaciones son las pretendidas, de vainas, pistones, pólvoras y proyectiles. La combinación adecuada de los cuatro elementos básicos que conforman un cartucho permite configurar una munición determinada para unas prestaciones y capacidades concretas.

Estas últimas son las que realmente interesan a aquellos que, por sus cometidos o por el tipo de misiones que se les asignan, tengan que actuar con su fuego sobre personas o grupos enemigos. Buscarán precisión para alcanzarlos con el primer disparo. Efectos concretos que neutralicen la capacidad de reacción de sus objetivos. Discreción operativa asociada a armas provistas con supresor sónico. Gran eficiencia contra objetivos convencionales y no convencionales. Disposición de empleo en situaciones en las que el calor o la humedad pueda ser extrema, etcétera. Son factores que, combinados y como derivación de lo óptimo del diseño de las ojivas de sus proyectiles o de lo adecuado de la carga de pólvora que define cada tipo, definen a las gamas de municiones superiores que RUAG Ammotec tiene ya en su catálogo y que están disponibles en España a través de su distribuidor AASIAS.com.

Uno de los cartuchos que más difusión mundial tiene hoy es el 9x19mm Parabellum. En las últimas décadas le han ido surgiendo competidores pues se argumentaba su limitada capacidad de detención, aunque su uso sigue generalizándose en las armas cortas que muchos agentes llevan durante sus jornadas de trabajo habituales o en las armas largas de uso más clásico dentro de entornos militares y de núcleos policiales focalizados en una capacidad de reacción y respuesta más dinámica. Usado en pistolas, subfusiles o carabinas, este cartucho está generalmente pensado para un empleo a distancias cortas, que generalmente serán inferiores a los cien metros. Es óptimo para combinarlo con supresores que reduzcan el estampido sónico y reduzcan el fogononazo asociado a los disparos, ahondando en su discreción. Su coste reducido y facilidad de obtención en cualquier punto del planeta, han sido factores valedores de su difusión.

RUAG Ammotec fabrica una decena de tipos de municiones del 9x19mm distintas que están destinadas a usos dotacionales, a acciones como las de asalto policial, a adiestramientos realistas y a otras más.  En ellas encontramos vainas realizadas en aleaciones que combinan cobre, zinc o aluminio para conseguir un entorno especialmente robusto y estanco en el que situar la pólvora propulsora de doble base y un pistón iniciador de la deflagración, tanto el avanzado Sinoxid como el no tóxico Sintox (SX). Junto a esos elementos, y buscando una determinada balística y efectos terminales al impactar en distintos tipos de objetivos/blancos o después de atravesar diferentes tipos de materiales, encontramos al proyectil. 

Combinándolos se obtienen los cartuchos tipo FMJ (Full Metal Jacket) y FMJ SX que son más convencionales y se caracterizan por sus puntas de 124 grains que tienen un núcleo de plomo totalmente encapsulado para minimizar la exposición al metal del interior como para preservar la vida útil de los cañones. Más elaboradas son soluciones como las Action SXF que se caracterizan por proyectiles de 94 gr que no tienen plomo en su interior, son de muy alta deformación y están concebidos para conseguir una transmisión total de la energía alobjetivo minimizando los riesgos de efectos colaterales. Hay tres propuestas de los mismos que, manteniendo una excepcional precisión que hace que treinta impactos puedan incluirse en un círculo de menos de 2,5 centímetros disparando a cincuenta metros, se diferencian en su potencial para obtener perforaciones en bloques de gelatina inferiores a los 20, 30 ó 40 cm o en el hecho que uno incluye un elemento marcado que facilita los análisis forenses posteriores. La gama incluye otros con proyectil frangible o de plástico para prácticas, y el tipo HP SXF en el que se monta un proyectil de alta perforación que ofrece una balística terminal excelente.

El nuevo cartucho Action-6 que viene a tomar el testigo de la SeCa, presenta unas excelentes prestaciones y una balística terminal prácticamente idéntica, evitando la sobrepenetración. En febrero de 2021 estará disponible con certificación CIP facilitando su acceso a corporaciones policiales que deseen adquirirla en cantidades de 1.000 a 50.000 cartuchos.

RUAG ACTION 6

Action-4 sigue disponible con certificación alemana TR con unas prestaciones sobresalientes para dotación.

Distintas necesidades

Cartuchos Cal. 4.6×30

Buscando ahondar en esta última cualidad, han surgido los llamados PDW (Personal Defence Weapon) que son armas largas compactas caracterizadas por altos ritmos de fuego al poder disparar a ráfagas y por el uso de municiones tan avanzadas como las de 4,6x30mm que caracterizan a los HK MP7 que son de uso muy generalizado en diferentes colectivos específicos. 

Para armas recamaradas a ese cartucho, que combina unas cualidades óptimas de alcance intermedio y de gran energía para incidir en su efectividad al impactar al objetivo o en el hecho que su poco peso facilita al combatiente el llevar más cartuchos consigo, RUAG Ammotec propone siete modelos de cartuchos bajo la designación genérica SX. En ellos encontramos soluciones que ofrecen agrupaciones de menos de 3 cm a cien metros, una velocidad inicial de los proyectiles próxima a los 700 metros por segundo o el que puedan ser usados sin restricción en un rango de temperaturas que va desde -30º a +52º centígrados. El tipo FMJ monta un proyectil de 40 gr más convencional, el Action incluye uno macizo de 31 gr pensado para penetrar distintos tipos de objetivos y minimizar el riesgo de daños colaterales, el AP (Armour Piercing) resiste inmersiones y situaciones extremas y es capaz de penetrar blindajes tipo CRISAT -placa de titanio de 1,6mm complementada con veinte de Kevlar- de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a 200 metros, el Training está pensado para prácticas en entornos de combate cerrado (CQB, Close Quarter Battle), el Subsonic destaca por su peso de 77 gr para lograr tanto una notable penetración de blindajes como un leve sonido al abandonar la boca de fuego de armas equipadas con supresores, el Frangible con un proyectil que se desintegra al impactar y es muy útil para ejercicios CQB, a la vez que el Blank, sin proyectil, ha sido diseñado para generar sólo el ruido propio que caracteriza a los disparos.

Se trata de una gama amplia con empeño focalizado en armas que generalmente serán usadas a distancias cortas y medias y que cubren tanto el espectro de la protección propia y de VIP’s (Very Important Person) como el de la neutralización de hostiles en los más variados escenarios.

Cartucho 5.56×45

De empleo más generalizado dentro del ámbito de la OTAN y de países afines es la munición del 5,56x45mmque se emplea tanto en fusiles como en ametralladoras ligeras, siendo su alcance efectivo genérico del orden de 400-500 metros, aunque hay colectivos -recuerdo a los SEAL (SEa, Air and Land) disparándolo contra placas metálicas a 700 yardas sin fallar su objetivo- que lo usan con eficacia a mayores distancias. Su gama incluye los tipos FMJ con punta M193 de 55 gr que se comporta especialmente bien en entornos urbanos y en armas con largo paso de estría en sus cañones, FMJ (M193) SX que minimiza la exposición al plomo de su ojiva, FMJ HA (High Accuracy) con proyectil de 63 gr que consigue mejor precisión que los anteriores menos pesados, Styx Action con uno de 69 gr que busca el mismo efecto que el anterior combinado con una gran transmisión de energía sobre el objetivo, HC (Hard Core) con punta SS109 caracterizado por el núcleo duro de su versátil proyectil de 62 gr que consigue agrupaciones de varios disparos inferiores a los 8,5 cm a 300 m, AP TC (Armor Piercing Tombac Jacket) optimizado para penetrar blindados de pequeño tamaño y de ser usado en entornos donde se puedan llegar a alcanzar temperaturas de 54º bajo cero, LF HC SX con proyectil de núcleo de acero y LF HC+ SX rediseñado para su empleo con ametralladoras ligeras, Frangible SX con proyectil desintegrable muy útil para prácticas realistas en entornos próximos, Tracer que genera un haz rojo que permite seguir la trayectoria del proyectil hasta el punto en el que toca al blanco, Frangible SJ (Semi Jacketed) SX con una punta semiblindada para evitar rebotes y Blank para simulaciones seguras.

Cartucho 7.62×51

Su gama para armas de empleo más genérico incluye las propuestas M43 y M80 de la munición de origen ruso 7,62x39mm clásica en armas como el difundido AK-47, versiones con proyectil FMJ y trazador del clásico 7,62x51mm (.308 Winchester) que disparan tanto armas de asalto como ametralladoras medias, o las versiones SR (Short Range), SR Solid SX, SR Tracer y SR Solid Tracer SX del 12,70x99mm (.50 Browning) con proyectiles rediseñados para ser usados con la máxima seguridad en ejercicios y prácticas que se desarrollen en escenarios de dimensiones reducidas. 

Hace poco, haciéndose eco de un mercado que busca proyectiles de prestaciones mejoradas sobre los clásicos, han introducido versiones especiales del ahora en boga .300 Blackout que puede dispararse desde fusiles de asalto o rifles buscando tanto un notable poder neutralizador como una notable discreción, derivada de una velocidad en la boca de fuego que es del orden de 300 metros por segundo -vuelo subsónico-, en el caso de recurrir a supresores. Ofrecen variantes como la Target con proyectil HPBT (Hollow Point Boat Tail) de 220 gr que ofrece un mínimo perfil acústico para ayudar a mantener la sorpresa, Final con proyectil de 200 gr que se desintegra al impactar, HV Ball con punta de 146 gr y caracterizado por su sellado integral que lo protege el caso de su inmersión en agua, o el HV Styx con proyectil de 130 gr diseñado para poder conseguir el mayor poder de parada posible en armas capaces de disparar ráfagas en fuego automático.

En adición a las gamas más amplias, Ruag Ammotec está en disposición de proponer soluciones como sus cartuchos del calibre 12/70mm del tipo Magnum Entry I provistos con un proyectil macizo de 502 gr para destruir cerraduras y bisagras con un disparo a muy corta distancia o los Magnum Entry II que incluyen uno de 417 que tiene los mismos efectos pero puede dispararse desde 30 metros para mantener en un nivel máximo la sorpresa.

La elección del “sniper”

Para aquellos que en el devenir de sus operativos tienen que empeñarse con armas capaces de gran precisión, les es óptimo contar con proyectiles que combinen esa cualidad a distancias extremas con distintos aspectos de versatilidad en lo que a discreción o efectos terminales se refiere. Sus diseños, promovidos con la designación genérica de SWISS P -por precisión- son lo que aquellos tiradores selectos y los binomios que les acompañan en sus despliegues necesitan. El contar con una munición fiable, precisa, eficaz y de óptimas prestaciones supone un punto especialmente positivo que hará que la misión pueda llevarse a cabo con las mejores garantías de éxito. En algunos casos no se tiene en cuenta lo determinante que puede ser usar una munición con garantías, como las de Ruag Ammotec o decantarse por otras más convencionales propias del espectro deportivo o cinegético.

Entre las propuestas del 5,56x45mm que se incluyen en su catálogo encontramos la Ball que monta un proyectil de 63 grains con recubrimiento de acero que está considerado como el cartucho más preciso de los de tipo FMJ al combinar mejores prestaciones de penetración con una gran energía cinética en boca, la Styx Action basada en un proyectil HPBT de 69 gr optimizado para agrupaciones de sólo 1,69 cm a trescientos metros manteniendo un muy alto poder de parada, la Target en la que sobresale el diseño HPBT de un proyectil concebido para alcances de hasta 600 m, la AP que recurre a un proyectil de carburo de tungsteno de 63 gr que es capaz de penetrar blindajes metálicos ligeros y la Final SR que recurre a un proyectil de 52 gr que se desintegra al impactar y es óptimo para disparos de corto alcance. Señalar que de las primeras cuatro de este último grupo mantienen una balística similar que hace que también lo sea la trayectoria, cualidad sobresaliente porque permite variar las prestaciones en diferentes acciones de fuego, y ante circunstancias y objetivos de lo más variado, sin tener que introducir modificación alguna en los elementos ópticos u optrónicos de puntería que se encuentren acoplados a las armas que los disparen. 

Más específicos son aquellos rifles y fusiles de asalto de precisión recamarados para aprovechar las buenas capacidades del calibre 7,62x51mm contra objetivos localizados a distancias de hasta ochocientos m, o un poco más allá si tenemos en cuenta algunas experiencias recientes de situaciones bélicas de combate. Proponen toda una gama tipo Match, que garantiza la mejor precisión con agrupaciones que en algunos casos se circunscriben a varios impactos en menos de 1,44 cm a trescientos m y que son totalmente compatibles en lo que es su uso en armas caracterizadas por poder abrir fuego a ráfagas. Son diseños como el Ball con proyectiles FMJ de 176 gr con recubrimiento metálico total, Target disponible tanto con proyectil HBPT de 168 gr que es un estándar clásico en los usados por los “sniper” en las últimas décadas como en una configuración HPBT de 175 gr que amplía su alcance en vuelo supersónico, Stryx Action que recurre a un diseño de 167 gr optimizado para conseguir el mayor poder de parada y el mínimo riesgo de alcanzar otros blancos colaterales, Final SR en el que el proyectil JHP (Jacketed Hollow Point) de 130 gr y punta hueca se desintegra al impactar causando grandes efectos en su objetivo, AP caracterizado por el diseño y masa de 196 gr de su proyectil para poder penetrar incluso las planchas de muchos de los blindados de ruedas y cadenas de uso más común en los estamentos policiales y militares, Tactical diseñado para penetrar vidrios o plásticos de gran grosor -ventanillas de aviones- sin variar su trayectoria ni fragmentarse y alcanzar su objetivo y dos Subsonic que incluyen uno con proyectil de 200 gr para incidir en el menor ruido y la máxima sorpresa posibles y otro en el que la masa de 240 gr transmite una notable energía al objetivo para batirlo de un único disparo sin darle tiempo a reaccionar. Todo los del 7,62×51, salvo los subsónicos, que se completan con el Subsonic Final que se caracteriza por su proyectil de 200 gr que se desintegra en el momento del impacto o porque es capaz de agrupaciones de sólo 11 milímetros a 100 m, han sido diseñados para generar trayectorias balísticas idénticas y así garantizar que siempre se alcanza el punto que marca el elemento de puntería.

Adaptándose a lo que el mercado demanda, la gama SWISS P comprende también buena parte diseños especiales Ball, Target, Stryx Action, Tactical y AP en los cartuchos 7,62×67 mm (.300 Winchester Magnum) y 8,6x70mm (.338 Lapua Magnum). Este último es un diseño hoy especialmente en boga porque en su variante con proyectiles HPBT de 250 y 300 gr es óptimo para batir objetivos a distancias próximas a los dos kilómetros de la posición del tirador, lo que ha hecho que núcleos de asalto policial o unidades de Operaciones Especiales militares lo tengan en sus arsenales. Para ambos colectivos proponen también sus API (Armour Piercing Incendiary), con un proyectil de 263 gr que combina en su núcleo carburo de tungsteno con titanio para obtener la doble capacidad de penetrar blindajes gruesos y de generar un pequeño incendio en los objetivos para saber con seguridad que han sido alcanzados, y los Subsonic en configuraciones de proyectil de 250 y 300 gr. 

Acabaremos estas páginas haciendo mención que también están en disposición de proporcionar cartuchos específicos para “sniper” en el .50 Browning, gama que incluye tanto el Training SX con proyectiles de 644 gr que se comportan especialmente bien en blancos blandos como los humanos como los HC SC en los que destacan sus ojivas de alta penetración de 748 gr o los API SC capaces de atravesar una plancha de acero de 22 mm situada a medio km del tirador.

RUAG AMMOTEC es distribuido en España por AASIAS.com

Este artículo se publicó originalmente en la Revista Tactical Online Julio 2020

Tactical Online Julio 2020

Precisión extrema

“One shot, one kill” -un disparo, una baja- es un lema que ya hace muchos años se introdujo entre los tiradores de alta precisión del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps) y que, con el paso de los años, fue adoptado también, en algunos casos con pequeñas modificaciones, en otros colectivos donde trabaja personal especializado en conseguir impactos especialmente certeros o en alcanzar con sus armas ligeras objetivos especialmente lejanos.

Sigue leyendo
Fusil sniper APR .338LM B&T

Los Marines van a silenciar todo un batallón

Este año se van a realizar una serie de pruebas para silenciar todas las armas. Las unidades de la 2ª División de Marines silenciarán todos los elementos de un batallón de infantería – desde rifles M4 hasta ametralladoras de calibre .50.

Sigue leyendo