Mantis Blackbeard AR-15 sistema de entrenamiento en seco

Si eres el poseedor de un arma tipo AR-15 sabrás lo difícil ( y caro) que es entrenar en España para tener un nivel adecuado en la toma de miras, transiciones de armas, y acción y recuperación de la cola del disparador.

Mantis es una empresa tecnológica enfocada en productos para el entrenamiento con armas de fuego. En Tactical Online ya hemos analizado algunos de sus productos, como el sistema Mantis X10 o el más reciente Laser Academy.

Este nuevo sistema que nos trae la norteamericana Mantis es un sistema de recuperación automático (reset) del disparador, para fusiles AR, para tiro en seco.

Descubriendo el sistema Blackbeard de Mantis

En su caja encontramos las piezas que vamos a sustituir en el AR-15. Cierre, palanca de montaje y el cargador.

En un color rojo intenso en todas sus piezas, el sistema permite el reset del disparador sin necesidad de montar el arma al efectuar cada disparo en seco. Además, proyecta un punto láser para poder visualizar el punto de impacto, o entrenar con el sistema de la misma marca, Laser Academy.

De esta manera, el sistema de entrenamiento en seco que favorece Mantis, permite realizarlo de manera segura y nos proporciona información en cada disparo, de manera visual por el punto rojo, de la zona de impacto.

Este producto nos permite, por ejemplo, realizar un entrenamiento CQB en seco de la manera más segura, sin perder la capacidad de accionar el disparador y, además, recibir un feedback instantáneo de los puntos de impacto.

Entrena tiro en seco de manera segura

El sistema Blackbeard reemplaza el cierre y la palanca de montaje de tu AR con un bloque plástico que no permite alimentar el arma. Además el cargador del sistema, donde se aloja la batería recargable, una vez insertado, impide el acceso de ningún cargador con munición real.

Por supuesto que no deberíamos relajar los protocolos de seguridad al entrenar con armas de fuego, nunca está de mas realizar un rápido chequeo para asegurar que el arma no puede realizar ningún disparo real. Tomemos el sistema Blackbeard de Mantis como un seguro adicional.

Control del disparador

El tiro en seco nunca nos va a enseñar a controlar el retroceso de un arma. Pero sí que podemos aprender e interiorizar el momento justo del reset del disparador para efectuar los disparos de la manera más rápida y eficiente posible. El no tener que romper la empuñadura para montar el arma tras cada disparo, nos da un plus de ventaja en cuestión de aprendizaje.

El sistema Blackbeard nos permite realizar hasta 10 disparos por segundo sin romper el empuñamiento, lo que nos permite entrenamientos más precisos y eficaces. Por ejemplo, podemos entrenar junto con el sistema, también de Mantis, Laser Academy, permitiéndonos la transición entre blancos.

El reset del disparador se produce utilizando una batería recargable alojada en el cargador. Y lo más importante, este reset no influye en el peso del disparador, por lo que, sea de serie, o se haya modificado, recibiremos el mismo feedback que cuando estamos realizando entrenamientos con fuego real.

Primeros pasos con Blackbeard

Cada vez que se presiona el disparador, se activa el módulo láser enviando un pulso de luz a través del cañón y visible en el blanco. Así se obtiene una información instantánea de dónde se realiza el impacto.

Uno de los conceptos más importantes a tener en cuenta al entrenar con armas largas, es la diferencia de la visión, a través de los sistemas de puntería, con el punto de impacto. La distancia varía según la distancia, y el sistema Blackbeard también nos ayuda a aprender a gestionar estas distancias de manera instintiva al poder ver en tiempo real, y comparar, el punto de impacto con la línea de puntería.

Entrenamiento avanzado con Mantis Blackbeard

Una vez que conocemos los fundamentos básicos del sistema, podemos combinarlo con el sistema Laser Academy, para trabajar el punto de impacto, múltiples blancos, etc. Pero además, si contamos con un sistema Mantis X3 o X10 podemos analizar los movimientos que realizamos con el arma, mientras disparamos en seco.

El sistema Blackbeard nos permite trabajar en seco en casi cualquier parte, mantener la presión del disparador, a la vez que obtenemos un feedback instantáneo de cómo lo estamos haciendo, con ejercicios guiados si así lo requerimos (necesita el sistema Mantis Academy para medir tiempos y posición de los impactos en el blanco). Pero además, podemos analizar todo el movimiento del arma previo, durante y posterior al disparo (necesita el sistema Mantis X3 o X10).

Mantis X10 análisis del tiro

Conclusión

El entrenamiento con armas largas es difícil y sobre todo, muy caro, por lo tanto sistemas que nos permitan entrenar y mejorar en cualquier sitio, para que, nuestro tiempo y esfuerzo económico en el campo de tiro sea óptimo, son siempre bienvenidos. Si además se integran con los demás sistemas de entrenamiento de una manera tan eficiente, rentabilizándolos en unas pocas sesiones, nos quedan pocas razones para no adquirirlo y empezar a mejorar desde ahora mismo.

Mantis y sus sistemas de entrenamiento de tiro son distribuidos en España por AASIAS.com