CULATA MAGPUL PRO 700, OPCIÓN PROFESIONAL AVANZADA

Autor:   Octavio Díez Cámara Fotografía: MAGPUL

Realizar un disparo con un arma larga en condiciones que no siempre serán fáciles, contra objetivos que en casos estarán en movimiento o no se mostrarán de perfil, en localizaciones con climatología y entorno adverso, o cuando el adversario sabe de qué nos encontramos por una determinada zona, no es fácil.

Los tiradores de élite del ámbito militar y policial, que muchos identifican con el término anglosajón sniper, son profesionales curtidos y con una dilatada experiencia en su especialidad. Tienen que adiestrarse y formarse en unas técnicas y tácticas específicas, conocer bien las armas que llevan consigo y realizar prácticas de tiro, en las condiciones más variables, de forma intensa y continua. Para conseguir la certeza que se les exigirá emplean usualmente armas con acciones de cerrojo de distintos calibres asociadas a cañones de longitud variable -usualmente entre 20 y 26 pulgadas- que estabilizan los proyectiles disparados y les confieren una necesaria velocidad en boca con la que llegar, sin verse especialmente afectados por el viento, al punto que se pretende alcanzar.

MAGPUL, buscando incidir de la forma más positiva en los que aquellos que forman parte del colectivo de tiradores de alta precisión requiere, ha diseñado y produce una culata espectacular. Designada PRO en referencia al entorno más profesional de potenciales utilizadores, está pensada para acoplarse a rifles con acciones de tipo Remington 700 y brindar a aquellos que la usen unas prestaciones muy superiores a las de concepción más clásica. El cambio de la antigua por la nueva es rápido, las prestaciones que se obtienen con la transformación superlativas y el coste de la decisión muy rentable desde el punto de vista económico, detalles todos positivos.

Por lo señalado, a la pregunta ¿por qué cambiar mi vieja culata por una MAGPUL PRO 700? sólo cabe una respuesta: para conseguir una gran mejora de capacidades y hacerlo con una inversión especialmente rentable.

Solución innovadora

La compañía estadounidense MAGPUL es bien conocida en el entorno profesional, y en del de aquellos que practican distintas modalidades del tiro, por fabricar una serie de complementos caracterizados por la mejor funcionalidad y por tener un precio muy asequible.

Fue en la feria estadounidense SHOT Show, que se celebró en Las Vegas en enero del año 2018, cuando los allí presentes tuvimos la oportunidad de conocer el producto del que les hablamos en estas páginas y manipularlo, aunque ya habían avanzado en esa línea de fabricados con culatas para los AR que comenzaron a comercializase con anterioridad.

Al tenerla en las manos por primera vez, la PRO 700 transmite una serie de sensaciones especialmente positivas. Se observa una elaborada y meticulosa manufactura que afecta de forma clara a todo el conjunto en general y a sus distintos componentes en particular. Se aprecia que la ligereza es notable, lo que incidirá en una mejor movilidad del rifle en que se instale. Se valora de forma óptima el hecho que la parte posterior pueda plegarse sobre el costado derecho, favoreciendo el transporte en situaciones como las propias de entornos urbanizados. Se suman muchas y buenas aportaciones y sensaciones.

Esos factores suman claramente a favor de este modelo de MAGPUL. Hoy hay muchas opciones de culatas que han ido surgiendo en los últimos años. La mayoría son especialmente caras y doblan o triplican el precio de esta opción. Otras, más económicas, no son aptas para el uso profesional y están destinadas al entorno civil más deportivo o al cinegético. Con la PRO 700, quien la propone al mercado suma ventajas respecto a otras menos atractivas en cuanto al precio y en cuanto a las prestaciones, unas cualidades que permiten que se sitúe como una opción especialmente interesante y muy valorada, como así lo atestiguan numerosos comentarios en redes sociales, por aquellos que han tenido la oportunidad de probarla en todo tipo de entornos y en especial cuando se requiere el tener que alcanzar objetivos a distancias medias y largas.

Para conseguir que su producto se posicionara con rapidez en un mercado que es especialmente exigente, su fabricante realizó un periodo intenso y largo en el que escucharon a los expertos, diseñaron distintos conceptos y los probaron en situaciones especialmente exigentes, y, al final, pusieron a punto su propuesta. Cumplieron, aplicando soluciones innovadoras de ingeniería y recurriendo a procesos de la más alta precisión asociados a las estrictas exigencias de las especificaciones militares MIL-SPEC, su objetivo inicial: fabricar y ofrecer el mejor chasis para rifles tipo Remington 700 del mundo.

Como puntos genéricos de la PRO 700, apuntar que AASIAS.com es distribuidor oficial en España y la tiene a un precio especialmente atractivo en su página web, facilitando así que aquellos que tengan interés en ella puedan adquirirla de forma menos costosa. Se propone en un tono negro que cumple con las necesidades más genéricas y en un atractivo FDE (Flat Dark Earth) que se sitúa en lo que ahora está especialmente de moda y es más óptimo para aquellos que desempeñan sus cometidos en entornos áridos.

Decirles también, como factor positivo añadido que el conjunto sólo pesa 5,4 libras -poco más de 2,4 kilogramos-, lo cual incide en que su uso no añada mucho peso al arma en la que se instale reemplazando otra culata que en todo caso sería mucho menos elaborada, funcional y atractiva. Señalar que este producto ha sido concebido para ser usado en condiciones climáticas hostiles en las que la humedad o frío puedan ser factores que definan donde se tenga que trabajar con ella; ahondando en ello, su diseño especialmente ergonómico ha tomado en cuenta diferentes peculiaridades y necesidades, y adopta soluciones, entre las que se incluye el acabado exterior especialmente resistente a la corrosión, que son un punto de valor añadido que debe tomarse en cuenta.

La culata

Este producto, que puede acoplarse con rapidez a una acción de cerrojo corta tipo Remington 700 gracias a dos tornillos que sujetan ambos elementos y permiten al cañón que oscile sin limitaciones después de cada disparo para obtener la mejor precisión, se beneficia de varias aportaciones en las que nos vamos a centrar.

De un lado, facilita la mejor ergonomía con el tirador al incluir varios elementos que admiten regulación específica en la parte trasera de la culata, o por la propia configuración de otros de forma que la simbiosis arma-usuario sea la óptima. De otro, el concepto incluye un brocal en el que se pueden situar con rapidez los cargadores, facilitando tanto la recarga como el cambio de munición para dar respuesta a distintas necesidades puntuales que puedan surgir en el transcurso de una misión u operativo. También hay que tener especialmente en cuenta lo favorable que es, tanto para su transporte general como para favorecer determinados movimientos propios, el hecho que la parte trasera se pliegue en un costado o que se pueda acoplar a su parte delantera superior un accesorio que facilita el situar un módulo intensificador nocturno o térmico que permitirá incidir en el disparo en condiciones de luz adversas.

Esos factores quedan reforzados por el diseño de la PRO 700 en el que encontramos varios elementos y distintas aportaciones de los mismos. El cuerpo principal de este avanzado modelo está formado por una estructura o chasis de aluminio 6061-T6 de grado aeroespacial que ha sido mecanizado con maquinaría de control numérico de alta precisión y sometido a un proceso exterior de anonizado duro tipo III. Su parte delantera tiene una forma en V que actúa como canal para el cañón y que en ninguna circunstancia ambos elementos se toquen, en varios puntos se incluyen anclajes QD para poder situar en ellos los propios de las correas portafusil, se le fijan en sus costados delanteros a modo de guardamanos elementos de polímero para mejorar el confort y evitar se generen posibles ruidos, y se le ha equipado con hasta trece anclajes M-Lok en los laterales y parte inferior para poder situar en ellos aquellos accesorios que, como el bípode, puedan ser necesarios por el utilizador para cumplir aquellas funciones que tenga asignadas como profesional o las necesidades de colectivos deportivos de alto nivel. Decirles que en la empuñadura pistolete, también de polímero, se ha realizado un óptimo trabajo de diseño y concreción al concebirla con muy poco ángulo para facilitar el mejor posicionamiento en ella de la mano derecha e incidir en que así el dedo índice que actúa sobre el gatillo se encuentre en la mejor y más flexible disposición para realizar los disparos.

Justo debajo de donde se fija la acción se encuentra una tolva en la que se pueden fijar cargadores tipo AICS que admiten 5 ó 10 cartuchos de capacidad e incluyen los PMAG de MAGPUL realizados en polímero reforzado de alta resistencia. Se ha pensado que sea compatible con cajetines de disparo de varios fabricantes que incluyan tanto opciones de gatillo curvo como plano, y que, gracias a la disposición y tamaño del guardamontes agrandado, pueda emplearse y dispararse el rifle por aquellos que lleven puestos gruesos guantes en sus manos. Por cierto, detrás de la tolva del cargador se encuentra una palanca de acero de pequeñas dimensiones y sometida a un proceso exterior de fosfatado al manganeso -acabado Melonite- para mejorar su resistencia a la corrosión, lo que agradecerán aquellos que operen en entornos húmeros o en la zona costera del litoral. Su función es liberar el elemento que retiene al cargador en su alojamiento para facilitar su retirada sencilla y veloz; está convenientemente situada de forma que su activación es ambidiestra.

Si el chasis de aluminio reforzado por polímero es óptimo, también podemos dar ese apelativo a la parte posterior. Allí está la culata, elemento con estructura de aluminio, anclajes tipo QD y complementos de polímero que se acopla al cuerpo principal con un elemento de gran resistencia de forma que no haya ninguna holgura y que el movimiento de plegado sea el más preciso.

Con la culata plegada, y gracias a su configuración, puede actuarse sobre el gatillo en caso de que una situación concreta o emergencia así lo exija. Incorpora una muy bien resuelta solución en lo que son sus elementos de regulación y adaptación morfológica al tirador, pues grandes ruedas facilitan los movimientos de forma precisa, sencilla y especialmente eficaz. Una actúa sobre la carrillera de forma que la cara del tirador pueda quedar perfectamente alineada con la parte central del visor y permita ver el objetivo con la mejor claridad y nitidez. Otra actúa sobre la cantonera posterior para darle mayor o menor profundidad y hacer que se acople perfectamente usuarios con torso y brazos de distintas dimensiones; la cantonera admite regulación en lo que es su canteado lateral, pudiendo variar este aspecto en +/- cinco grados.

Completando estas páginas apuntar que MAGPUL ha hecho una diana certera con este diseño, pues su coste incide en una adquisición más económica y sus muchas cualidades y capacidades hacen que la inversión merezca, y mucho, la pena. Muchos tiradores de todo el mundo ya han valorado sus prestaciones y está disponible para los españoles interesados. Pueden adquirirla en AASIAS.com.

Este artículo fue publicado en el número de la Revista Táctical Online Noviembre 2020.