Archivo de la categoría: noticias

Cascos balísticos de titanio en las dotaciones policiales alemanas

Los Estados Federados alemanes incorporan desde hace un par de años cascos balísticos de titanio en sus dotaciones policiales.

  • Un concepto probado en cada vez más Estados Federados: dos cascos balísticos de titanio por cada coche patrulla
  • Los cascos de titanio ofrecen una protección eficaz contra los tiroteos en ataques terroristas y homicidas, así como en caso de escaladas de violencia
  • El fabricante ULBRICHTS Protection suministra un concepto de casco de titanio probado en intervenciones y especialmente destinado a policías en tareas de seguridad ciudadana y control de masas.

12 de los 16 Estados Federados alemanes han optado por adquirir cascos protectores balísticos para sus policías. Alrededor del noventa por ciento de los cascos adquiridos proceden de los especialistas austriacos en cascos de titanio balísticos, la compañía ULBRICHTS Protection.

Actualmente, más Estados Federados están considerando comprar cascos balísticos para su uso en servicios de seguridad ciudadana y control de masas. También en Austria y en algunos cantones suizos se está ampliando el equipo de protección individual de los patrulleros, incorporando cascos de titanio balísticos. Asimismo, la República Checa, Francia, Finlandia,…, entre otros países europeos, lo están adquiriendo.

Estas iniciativas de aprovisionamiento son una respuesta decidida a los ataques terroristas ocurridos recientemente, que han llevado a reevaluar la situación de amenaza y a adaptar los enfoques de intervención y equipamiento. A esto se añade la relevancia de la cuestión de ofrecer una mayor protección a los policías en servicio, sobre todo teniendo en cuenta la escalada de violencia que tiene lugar cada vez más frecuentemente en las calles.

Una mayor protección para los primeros intervinientes

Normalmente, poco después de una llamada de emergencia, son los policías de Seguridad Ciudadana los que primero acuden al lugar de los hechos -primeros intervinientes-. Numerosos escenarios de intervención, en especial los ataques homicidas o terroristas, no permiten esperar a que lleguen los grupos operativos más especializados y capacitados. De ahí que los nuevos niveles de intervención prevean una actuación inmediata. Una gran amenaza son los disparos a corta distancia. Esto ocurre tanto en ataques homicidas como terroristas, así como en intervenciones mucho más habituales en las que se portan armas de fuego sin que haya un móvil terrorista, como en atracos.

Los cascos de titanio brindan una protección eficaz contra disparos directos hechos, por ejemplo, con un fusil de asalto o un subfusil. El material impide que quien lleva el casco resulte herido de gravedad o muerto debido a la deformación del elemento protector de la cabeza. Los cascos de ULBRICHTS Protection cumplen los requisitos técnicos de la Directiva técnica “Technische Richtlinie (TR) – Gesamtsystem Ballistischer Schutzhelm 05/2010”, reconocida en toda Europa. Esta directiva tiene en cuenta no solo la efectividad para detener los proyectiles sino también, según las directrices VPAM HVN 2009 (Vereinigung der Prüfstellen für angriffshemmende Materialien und Konstruktionen), el “efecto traumático”. Este término hace referencia a las lesiones mortales que pueden surgir como consecuencia de la deformación del casco aún cuando este hubiera detenido el proyectil.

Los cascos de titanio también ofrecen protección frente a explosiones, puñaladas, golpes y sustancias químicas. Por otro lado, todos sus componentes son ignífugos. El sistema interno del casco se puede ajustar con precisión al usuario con un movimiento de la mano accionando el mando rotatorio desde fuera. De este modo se puede ajustar a 14 tamaños de cabeza diferentes en sólo unos pocos segundos.

Casco de titanio HOPLIT

Con el HOPLIT, ULBRICHTS Protection ofrece un casco protector balístico que protege eficazmente a los policías en caso de ataque homicida o terrorista. El HOPLIT, en servicio en varias agencias policiales europeas, brinda el mismo nivel de protección antes reservado a las unidades especiales. No obstante, al estar hecho especialmente a la medida de las necesidades de los policías en servicio de Seguridad Ciudadana, es mucho más ligero que los grandes cascos de las unidades especiales. Además de con el sistema Quick Size para una regulación rápida del tamaño, los cascos de titanio HOPLIT se suministran, opcionalmente, con un adaptador de visera y con distintas viseras balísticas. Elegir una variante híbrida -de aleación de titanio y aramida- puede ofrecer una protección antiproyectiles y antifragmentación todavía mejor. Los cascos de titanio de ULBRICHTS Protection destacan por su nivel de protección superior, su gran comodidad y su larga vida útil.

Casco de titanio OPTIO

Pensado para las unidades de Control de Masas el casco de titanio OPTIO ofrece una serie de ventajas con los cascos de protección habituales.

Durante una intervención de control de masas, es muy probable que recibamos impactos de media y alta velocidad de toda clase de objetos, canicas de acero y vidrio, piedras desde diferentes alturas, incluso proyectiles balísticos. Además, cada vez más las unidades de intervención policial, participan en acciones de alto riesgo como entrada en inmuebles, atracos, etc. Estas intervenciones pueden derivar rápidamente en un intercambio de disparos donde la cabeza normalmente va desprotegida contra impactos de alta velocidad.

Los cascos de titanio OPTIO son una excelente combinación entre balístico y antitrauma, ofreciendo la ligereza que se requiere para poder pasar largos periodos de tiempo con el puesto.

Protección VPAM 6+ adicional

Cuando la situación lo requiere, los cascos Ulbrichts están a la altura. Con su sistema patentado FORTIS, los cascos Ulbrichts de titanio pasan rápidamente a incorporar una protección frontal con una resistencia a proyectiles del 7,62×51 mm.

Acerca de ULBRICHTS Protection

ULBRICHTS Protection, de Schwanenstadt (Austria), es una división de ULBRICHTS Witwe GmbH que fabrica cascos balísticos de titanio y titanio-aramida (híbridos). La cartera internacional de clientes de la empresa incluye cuerpos policiales y militares de todo el mundo. ULBRICHTS Protection es uno de los operadores más experimentados del mundo en protección balística para la cabeza.

Ulbrichts es distribuido en España por AASIAS.com

Este artículo fue publicado en el número de la Revista Táctical Online Noviembre 2019.

Tactical Online Noviembre 2019

“Jabalí 2019”, el GAR y las FAMET se adiestran juntos

Autor:       Octavio Díez Cámara

A más de uno le podrá chocar el nombre que se le ha dado a un reciente ejercicio en el que ha participado la Unidad de Operaciones Especiales de la Guardia Civil, el Grupo de Acción Rápida (GAR), y el Batallón de Helicópteros de Maniobra (BHELMA) III de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), la Unidad con medios aéreos más modernos del Ejército español.

“Jabalí” en singular o en plural es, además del nombre de la mascota “Itza” que adoptó hace unos pocos años el primero de los anteriores, como en diferentes ámbitos se identifica a los componentes del GAR que durante muchos años se especializaron en la lucha contra el terrorismo de ETA y que ahora centran su labor en cometidos de lo más variado que les llevan también a participar en misiones más allá de nuestras fronteras.

Este último cometido, que les capacita para formar a núcleos de élite en otros países o a desarrollar cometidos de vigilancia y escolta de VIP’s (Very Important Persons) -entre otras misiones- para las que se requiere de unos profesionales especialmente adiestrados y muy motivados, ha sido uno de los orígenes del ejercicio de adiestramiento del que les vamos a hablar en estas páginas, pues está previsto que pronto un nuevo contingente del GAR se traslade a Iraq para desarrollar allí una serie de cometidos que se enmarcan dentro de lo que les caracteriza.

Se da la circunstancia que ambos núcleos, el primero de agentes de la Benemérita y el segundo de tripulaciones del ET, tienen sus respectivas sedes en la zona de la ciudad riojana de Logroño, no muy lejos unos de otros. El personal del BHELMA III, que opera con los helicópteros de maniobra NH-90 que es el material más reciente y moderno de su tipo en uso en España, está preparándose para desplegar, probablemente a mediados de 2020, en territorio iraquí. Por ese motivo, que seguramente hará que guardias civiles del GAR se vean involucrados en operaciones en las que haya también tripulaciones y aparatos del BHELMA III, se ha realizado un primer acercamiento entre ambos núcleos de élite. Allí estuvo quien estas líneas escribe para “TACTICAL-Online”.

Operación compleja

Para promover el conocimiento mutuo de guardias civiles y militares se planteó un supuesto de adiestramiento especialmente complejo en el que ambos colectivos tenían que dejar clara su valía. El planteamiento del mismo, al que seguramente van a ir siguiendo otros en los próximos meses dada la proximidad de sus acuartelamientos y el hecho de que unos pueden aprender de otros y viceversa, se enmarcaba en un supuesto derribo de una aeronave propia. La caída, en una zona donde operaban grupos de insurgentes y terroristas especialmente hostiles, había acabado con la captura de uno de los pilotos que era retenido en un emplazamiento desconocido. Con ayuda de elementos varios, que van desde inteligencia humana (HUMMINT, Human Intelligence) a reconocimientos por satélite, se había logrado posicionar al retenido en un área determinada.

Con ese conocimiento previo había que organizar una arriesgada operación de liberación y rescate, y ese era el primer objetivo de “Jabalí”. Antes de acometer esa acción, en la jornada del 19 de noviembre personal del GAR se trasladó al acuartelamiento “Héroes de Revellín” de Agoncillo (La Rioja), que es donde se asienta el BHELMA III, para ser partícipe de una conferencia, donde se les expusieron las capacidades y cualidades de los helicópteros en los que se desplazarían, un de una serie de prácticas en seco. En estas últimas, pudieron ejercitarse en los movimientos propios del embarque y desembarque, en un modelo caracterizado por una rampa trasera que facilita esa acción, y así memorizar lo que debían hacer en una hipotética acción. Todo el grupo de agentes practicó para situarse en los asientos del interior y poder desplegarse en el objetivo con rapidez.

En la tarde del día 19, como se había planteado ya en una reunión de programación y coordinación que tuvo lugar el día previo, se programó un vuelo táctico de dos aparatos NH-90 “Caimán” convenientemente artillados cada uno con dos ametralladoras pesadas M3M del calibre 12,70x99mm (.50 Browning) que dan cobertura contra objetivos terrestres y pueden incluso batir a aparatos similares. En ellos, simulando una operación real de inserción, viajaban, además de las tripulaciones formadas por piloto, copiloto y dos artilleros en cada helicóptero, personal del Equipo de Tiradores de Precisión (ETP) del GAR, formado por un binomio de guardias civiles, y dos miembros de las FAMET. En un tránsito, o inserción aérea, que duró unos veinte minutos se les llevó a un punto próximo al PEFE (Polígono de Experiencias para Fuerzas Especiales) que la GC tiene cerca de Logroño y que se habilitó como objetivo. Desde el punto de toma, los cuatro militares, progresaron en una infiltración a pie los casi cinco kilómetros que les separaban de donde querían posicionarse, tránsito, que para evitar la acción de patrullas convencionales reales -personal del BHELMA III- que vigilaban la zona, realizaron con lentitud y máxima seguridad, lo que les llevó casi cinco horas de navegación terrestre especialmente cuidada y segura.

Sorteando el dispositivo de vigilancia móvil, lo que requería que los insertados cambiasen de posición continuamente y tuviesen la mejor percepción de su zona de control, llegaron a la valla perimetral del recinto. Evaluaron cuál era el mejor lugar de acceso y progresaron hacia el interior, buscando la mejor posición para lo que pretendían. Establecieron un punto de reagrupamiento en unas ruinas, donde dejaron buena parte de su equipo más pesado que llevaban en unas voluminosas mochilas, y se trasladaron a un lugar cercano donde situaron un puesto de observación y tiro. Con sofisticados medios de vigilancia óptica y optrónica, que les permiten ver incluso de noche aquello que es su interés para tener una cierta percepción de lo que acontece en un determinado lugar, observaron y observaron. Buscaban donde podía encontrarse el piloto y sus captores, transmitiendo en tiempo real, gracias a distintos equipos de comunicaciones tipo Harris AN/PRC y SIRDEE (Sistema de Radiocomunicaciones Digitales de Emergencia del Estado) que llevaban consigo, datos hacia un Puesto de Mando en Agoncillo desde donde un grupo seguía los acontecimientos para un mejor planeamiento y ejecución del rescate. Los observadores del GAR localizaron finalmente al piloto, que estaba localizado con un grupo de captores en un contenedor concreto, y pasaron la ubicación a sus mandos.

Buena coordinación

A primera hora de la mañana del día 20 otros dos “Caimán” partían desde su Base. Llevaban en su interior a un Equipo de Despliegue Rápido (EDR) del GAR con una veintena de efectivos equipados y armados para una acción rápida, potente, discreta y neutralizadora. Los aparatos llegaron hasta un punto de toma (LHZ, Landing Helicopter Zone) y el personal desembarcó con rapidez. El EDR se repartió en varios grupos de asalto que avanzaron, de forma coordinada, por varios puntos de las instalaciones. Limpiaban las distintas zonas y progresaban hacia donde estaba el objetivo. El binomio de tiradores, desde su ubicación y aprovechando las capacidades de un rifle de cerrojo del 7,62x51mm que llevaban con ellos, tenía asignado, además de mandar información en tiempo real -número de hostiles, sus armas, rutinas,…, para elaborar un mapa de riesgo preciso- para su aprovechamiento inmediato, el neutralizar/eliminar a los centinelas en el momento previo a la liberación -se simuló un maniquí con un globo que reventaría al recibir el impacto del proyectil de 168 grains-. Se produjo un asalto en el que el GAR neutralizó la amenaza para acabar con los captores y liberó al piloto retenido, acción en la que se simuló que uno de los guardias civiles era alcanzado por el fuego adversario. Se pudieron así activar todos los protocolos ya programados y personal con capacitación sanitaria, del Equipo TCCC (Tactical Combat Casualty Care) del GAR, procedió a estabilizar al herido y a prepararlo para su rápida evacuación del lugar. Protegido por otros compañeros que lo “encapsulaban” fue trasladado a un NH-90 para sacarlo de allí con la máxima presteza y poder llevarlo, ya que estaba estabilizado y atendido, a unas instalaciones sanitarias donde recibiría las curas necesarias para su restablecimiento.

El resto de componentes del EDR se trasladó a un punto de extracción donde embarcó en otro helicóptero para iniciar su vuelo de regreso, recuperándose también en otro punto cercado a los cuatro militares que había permanecido toda la noche en la zona para, sobre la base del personal del ETR, aportar la capacidad de hacer fuego efectivo y eficaz, obtener información y conforma un elemento de alerta tempana de notable eficiencia.

Acabó así “Jabalí 2019”. La experiencia seguro que dará lugar a muchas “lecciones aprendidas” entre los dos colectivos que participaron. En futuros adiestramientos y ejercicios se mejorarán algunos aspectos y se avanzará, como así corresponde, a una interacción mutua mucho más elaborada. El que GAR y BHELMA III hayan trabajado juntos en este adiestramiento supone un punto inicial desde el que avanzar hacia todas aquellas situaciones que puedan devenir en un futuro.

Este artículo fue publicado en el artículo de la Revista Táctical Online Diciembre 2019.

Tactical Online Diciembre 2019
Tactical Online Diciembre 2019

Aimpoint “CompM4” para Portugal, ¡la mejor decisión!

Autor:  Octavio Díez Cámara

La crisis económica que ha azotado en los últimos años a Portugal parece que está siendo superada con éxito, pues se están ya asumiendo diversos programas de reequipamiento de los diferentes componentes de sus Fuerzas Armadas.

Entre las diferentes decisiones relacionadas con su armamento personal, que les han llevado a decidirse por la sobresaliente pistola semiautomática Glock 17 del calibre 9×19 milímetros Parabellum o a incorporar nuevos fusiles de asalto y ametralladoras medias y ligeras, entre otro material, llama la atención el hecho de que sea la compañía sueca Aimpoint una de las que aportarán los visores con los que se está equipando a diferentes colectivos. Ya hace unos años, cuando el Comando de Tropas de Operaciones Especiales (CTOE) con sede en Lamego se decidió a renovar sus fusiles de asalto, y a decidirse por el germano HK416 del calibre 5,56x45mm que usan en dos versiones distintas en cuanto a su longitud de cañón, se optó por situar en la parte superior de su cajón de mecanismos, aprovechando el raíl tipo Mil-Std 1913 Picatinny, un extraordinario sistema optrónico de puntería: optaron por el Aimpoint “CompM4” que ya equipa también a ejércitos como el estadounidense o el italiano.

En fecha más reciente ha tenido lugar un interesante proceso para incidir en un mejor equipamiento del combatiente luso. El objetivo del mismo, que como destinatario tenía al Cuerpo de Fuzileiros de la Marinha -que es la Infantería de Marina de Portugal- pretendía evaluar a conciencia cómo reemplazar los vetustos fusiles de asalto G3, armas del calibre 7,62x51mm que venían usando desde los tiempos de las guerras coloniales de los años sesenta y setenta del siglo pasado. Tras interesantes validaciones, en las que se buscó una solución completa en cuanto a prestaciones, funcionalidad y también coste, la decisión ha sido que el G3 sustituya al G3. El reemplazo no es tal, sino que se opta por modernizar una plataforma que aporta una gran capacidad de fuego, una gran robustez y una fiabilidad sin parangón. En las armas, de manera similar a lo que han realizado ya los suecos de la Guardia Nacional, se introducen una serie de cambios: guardamanos estandarizado con diversos raíles, un anclaje superior de 24,5 centímetros para situar visores y una culata extensible de polímero que permite una mejor adaptación ergonómica de cada tirador, elementos originarios de la compañía Spuhr.

Su colocación es rápida y el proceso pueden hacerlo armeros en las unidades, aunque en el caso de Portugal ha sido una firma local la que se ha encargado de la gestión del mismo. Paralelamente a la decisión que afecta al arma se ha realizado una evaluación especialmente meticulosa, pues los Fuzileiros suelen operar en el entorno costero y realizar desembarcos anfibios en los que su equipo se moja con agua salada de forma bastante habitual, de diferentes sistemas de puntería.

Tras las pruebas se han desestimado opciones hoy no especialmente eficientes, como el Elcan Eotech -sí el mismo que se emplea en España-, y se ha optado por un concepto que es robusto y eficaz. En sus G3 llevan ahora los Aimpoint “CompM4” que hemos podido ver en una reciente visita a su Base en Alfeite. El punto rojo del conjunto es óptimo para apuntar en situaciones de combate próximo, como las propias de los enfrentamientos en áreas urbanizadas (CQB, Close Quarter Battle) como para conseguir una mayor eficacia contra objetivos a diferentes rangos de distancia en campos de batalla de cualquier punto del planeta -recuérdese que los portugueses realizan despliegues habituales en diferentes puntos de África para participar en operaciones de apoyo a fuerzas locales-. El hecho de que la batería tenga una duración de varios años, que la regulación de la intensidad del punto rojo sea intuitiva y fácil, o que el conjunto está preparado para soportar los rigores del combate, entre otros factores positivos, les ha animado a la decisión que ya es una realidad. Hoy cada Infante de Marina portugués lleva su G3 equipado con el capaz visor “CompM4” y los emplean tanto en condiciones diurnas como apoyados en sus equipos monoculares y binoculares de visión nocturna.

La decisión de optar, como otros ejércitos europeos, por ese extraordinario conjunto de puntería no acaba ahí. Dentro del programa de renovación del armamento de combate del Ejército, que llevará a sustituir buena parte de sus G3 por los SCAR L y H -respectivamente del 5,56x45mm y del 7,62x51mm- se ha decidido, y así lo atestiguan algunas imágenes que acompañan estas páginas, que el visor estandarizado en muchos de ellos sea también el Aimpoint “CompM4”. Especialmente crítica es la necesidad del Centro de Tropas Comandos (CTC) de Carregueira, una unidad de élite adscrita a cometidos de despliegue rápido que les llevan continuamente a participar en operaciones militares en diferentes puntos del planeta y a verse envueltos en ellas en acciones en las que sus armas les han permitido salir airosos de los enfrentamientos, que centrará su armamento en la combinación SCAR H y visor “CompM4”.

Como verá el lector los portugueses, como han hecho estadounidenses, italianos, franceses, suecos, noruegos y un largo etcétera de naciones, ya tienen los visores de punto rojo equipando a sus armas de asalto personales. España, en ese sentido, parece que se va quedando atrás y no sería descabellado incidir en que sea un visor de Aimpoint, que ahora ya propone conceptos como el “CompM5” que es más compacto, el que resulte escogido para sustituir a los ya desfasados Eotech que por otra parte son mucho menos robustos, eficaces e intuitivos que aquellos de punto rojo que cuentan con el apelativo “made in Sweden”.

Este artículo fue publicado en el número de la Revista Táctical Online Diciembre 2019.

Tactical Online Diciembre 2019
Tactical Online Diciembre 2019

“MILIPOL” 2019: feria policial en París

Autor:       Octavio Díez Cámara

París, como es usual cada dos años al inicio del invierno, es el lugar que acoge el que puede ser considerado el evento internacional de Seguridad más importante del mundo.

Se trata de la feria “Milipol”, un entorno que, además de la clásica presencia de firmas comerciales llegadas desde todos los puntos del planeta para promocionar gamas de productos de lo más variado, incluye conferencias, simposios, presentaciones, muestras dinámicas, mesas redondas y un largo etcétera de actividades en el que sólo encontramos a faltar, como ya se hace de forma paralela a “Eurosatory”, alguna demostración de las capacidades de algunos grupos de élite de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de Francia.

Sí es posible conocer algunos detalles de las mismas. En el amplio pabellón que incluía este año el Ministerio del Interior francés se presentaban al público diversas capacidades y adquisiciones incorporadas en los últimos años. Llamaban la atención los vehículos compactos acondicionados con elementos de presentación y comunicaciones para la gestión rápida de situaciones de crisis o los equipamientos que han incorporado en el campo de los sistemas aéreos controlados a distancia (UAV, Unmanned Aerial Vehicle), tanto para operarlos en su beneficio como para contrarrestar la amenaza creciente que suponen. Observamos que han adquirido pequeños robots “Nerva”, de Nexter Robotics, con cuatro ruedas asignados a cometidos tan variados como la cartografía bidimensional, la detección de agresivos NRBQ (Nuclear, Radiológico, Biológico y Químico), la detección acústica o el lanzamiento de granadas fumígenas, todo ello como complemento de su cámara frontal de alta calidad para observación de lo que acontece. Conocimos que en la SPAD (Section Protection Appui Drone) de la Garde Republicane tienen asignados varios sistemas móviles para la neutralización de la amenaza aérea que generan los UAV’s.

Interesantes propuestas

Pudimos observar también, e incluso acceder a su interior, como son los blindados 4×4 PVP que ya prestan servicio en beneficio de la actividad de sus unidades de asalto policial o como es el enorme “Titus” 6×6 de Nexter que, caracterizado por un peso máximo de 27 toneladas o por su protección balística EN B7 y antigranadas BM-51 -que cumplen el STANAG 4569 con el que puede hacer frente a artefactos improvisados (IED, Improvised Explosive Devices) de nada menos que ciento cincuenta kilogramos-, está aún en proceso de validación operativa previa a la compra de un importante número de ellos. Con ambos, se podrá hacer frente, de manera mucho más efectiva, a situaciones donde terroristas o enajenados actúen de forma lesiva contra la ciudadanía, pues son útiles tanto para introducir de forma protegida a personal propio en un área “caliente” como para actuar diligentemente en la neutralización de terceros o proceder a la evacuación de personas de un espacio de alto riesgo.

Francia, como ya les hemos ido informando en estas páginas en algunos de nuestros reportajes específicos y lo haremos próximamente con uno de más amplia y detallada aproximación a ese entorno concreto, ha implementado su capacidad táctica policial de forma sustancial en los últimos años para hacer que sus unidades de asalto sean mayores y más eficaces. De forma paralela ha dotado a esos profesionales con una serie de equipos y materiales especialmente novedosos que se mostraban al visitante en forma de maniquíes convenientemente equipados. Entre otros detalles vimos que el personal del RAID (Recherche, Assistance, Intervention, Dissuasion) de la Police Nationale ya dispone de gafas nocturnas de cuatro tubos para obtener una mejor percepción de lo que acontece a su alrededor cuando operan de noche y que en sus fusiles de asalto G36 del calibre 5,56x45mm han situado potentes linternas de la estadounidense SureFire para identificar mejor sus objetivos en condiciones de ausencia de luz o que en la boca de fuego fijan eficaces supresores sónicos de la suiza B&T. En el GIGN (Groupement d’Intervention Gendarmerie Nationale) se aplican en una mayor potencia de fuego con fusiles de asalto del 7,62x39mm o con montajes de armas de precisión controlados a distancia.

Vimos también otras muchas novedades en gamas de armas, de óptica, de sistemas de vigilancia electrónica, de material para adiestramiento y simulación, de medios de protección personal, de…, pues en esta muestra internacional se aprovecha tanto para presentar novedades que llamarán la atención a potenciales clientes -se observan muchas delegaciones oficiales y extraoficiales manteniendo contacto con proveedores o interesándose por lo que se les expone- como para afianzar relaciones por las que diferentes distribuidores nacionales consiguen sus ventas a los estamentos públicos asociados a las fuerzas policiales y de Seguridad.

Entre otros, nos entretuvimos con más detenimiento en conocer novedades que incluyen al nuevo visor de punto rojo presentado por la sueca Aimpoint para complementar a una gama recientemente reforzada con los interesantes “Acro” P-1 y C-1 que están considerados como los más pequeño del mercado de los de su tipo. Se trata de una variante optimizada surgida alrededor del modelo “CompM5” que añade la posibilidad de customizar la compensación de caída balística (BDC, Ballistic Drop Compensation). Cada usuario, de forma fácil podrá optimizar su visor para un determinado tipo de munición y para diferentes alcances, lo que hace que se consiga una mayor precisión e impactos más certeros a distancias de trescientos metros o más con un conjunto optrónico ultra compacto que sólo pesa 180 gramos e incluye baterías para mantenerlo encendido en continuidad durante periodos de tiempo superiores a los cinco años. Por cierto, Aimpoint mostraba a los visitantes su sistema de control de tiro FCS-13RE que se asocia a lanzacohetes como los Carl Gustaf de 84mm para conseguir más potencia de fuego, una versatilidad que ha llevado al Ejército de los Estados Unidos (United States Army) a contratar su suministro dentro de un contrato valorado en nada menos que veinticuatro millones de dólares.

Pudimos conversar y manipular algunos de los diseños más recientes de la compañía B&T que lleva bastantes años suministrando complementos, supresores y armas a distintos estamentos policiales y que se ha hecho con un reciente contrato para suministrar también a los equipos de protección VIP (Very Important Persons) del Ejército de los EE.UU. que acompañan a líderes de alto rango en sus desplazamientos por “puntos calientes” del planeta. En París muchos se interesaban por el arma que se les suministrará en un número inicial de tres centenares y de la que pueden llegar a recibir un millar, el subfusil ultra compacto del 9x19mm Parabellum APC9K que sobresale por su notable acabado general, incluir un buffer -amortiguador- para casi eliminar el retroceso o disparar de forma especialmente controlable, gracias a cargadores para 20 ó 30 cartuchos, las municiones con proyectil de 147 grains que caracterizarán el cometido que se les dará. Esta versión -K, por kompact– es un derivado del conocido APC (Advanced Police Carbine) que se está comercializando en diferentes entornos con notable éxito. Lo producen en una versión para el 9x19mm y en otras, como el APC556 y APC300 que disparan cartuchos de gran eficiencia como el 5,56x45mm o el .300 Blackout. Incluso, ha surgido una variante más eficaz, designada APC308, que aprovecha la energía cinética del .308 Winchester (7,62x51mm) para neutralizar con un impacto blancos con protección antibala o situados a grandes distancias; nos pareció especialmente interesante su GHM9 SD G del 9x19mm que incluye un supresor sónico integral y tiene el potencial necesario para generar acciones de fuego sumamente discretas.

B&T está teniendo mucho éxito, sobre todo tras situaciones derivadas de los intensos conflictos sociales vividos en ciudades como París o Barcelona, con sus lanzadores GL06 que disparan municiones no letales de 40x46mm de la familia SIR -se ha introducido el SIR-X de 79 gramos que gracias a una mayor velocidad inicial consigue más energía cinética en el punto de impacto- que obtienen muy buena precisión asociados a visores de punto rojo como el Aimpoint “Micro”. Vimos a muchos interesarse por el concepto de los chasis USW (Universal Service Weapon), disponibles ya para modelos como las Glock 17 o las Sig P320 y Walther PPQ, con los que un arma corta podrá transformarse en un óptimo sistema para actuar frente a terroristas o enajenados, opción que se completa con la USW-A1 que incluye el diseño de un arma corta originario de B&T. Sus supresores “Rotex” gozan también de una gran aceptación internacional y para aquellos que requieren de este complemento proponen además conceptos como el M.A.R.S. (Miniature Assault Rifle Suppressor) o aquellos optimizados para ser usados en conjunción con potentes rifles del .338 Lapua Magnun ó .50 Browning o incluso en ametralladoras capaces de ritmos de fuego especialmente elevados.

Renovando la oferta

La italiana Radar sigue apostando con fuerza por las capacidades de su potente gabinete de Investigación y Desarrollo (I+D) del que surgen ideas y conceptos de fundas y accesorios para las mismas especialmente novedosos y eficientes. En París pudimos ver una nueva funda para el transporte de pistolas que acaban de poner en producción y que incluye varios cambios positivos para incidir en el transporte más seguro y en que sólo el usuario pueda tener un acceso fácil y rápido al arma. Presentaban también varios sistemas de anclaje, que incluyen uno redondo muy versátil y robusto surgido para responder a las necesidades más exigentes y otro más compacto que seguro va a suponer una revolución en este segmento concreto de producto, que permiten posicionar las fundas de pistola en cinturones o chalecos porta-equipo. Están disponibles varios arneses tácticos, tanto de dos cintas como de una pivotante, para poder llevar el arma corta fijada en el costado de la pierna, una posición de transporte de la semiautomática que es óptima para aquellos que habitualmente realizan sus cometidos usando armas largas o equipamiento antidisturbios; asimismo, proponen varias soluciones muy bien desarrolladas para el transporte de sistemas Taser y de los cartuchos de recarga para los mismos.

La austriaca Ulbrichts también fue objeto de muchas visitas, pues su eficaz gama de cascos antibala, que ofrece varios modelos de los “Zenturio” y “Hoplit” que siguen siendo el estándar más demandado por aquellos que buscan la mejor protección en situaciones de alto riesgo, se completa con opciones tan interesantes como el tipo SC, disponible con vaso en tono blanco o azul, que es óptimo para los agentes adscritos a unidades de Seguridad Ciudadana que tendrán que actuar también en cometidos especialmente exigentes. Han desarrollado un nuevo casco compacto, fabricado con un vaso en titanio, que ofrece protección integral contra la creciente amenaza del 7,62x39mm disparado por los fusiles de asalto tipo AK, un producto que es un referente internacional por sumar un peso contenido a unas prestaciones que hasta hace poco era casi impensables. Es una opción imprescindible para aquellos que tengan que responder a situaciones de alto riesgo, pertenezcan o no a unidades policiales o militares de carácter táctico.

Otras novedades las encontramos en firmas como la estadounidense ASP, que sigue proponiéndonos productos tan desarrollados como sus extraordinarias defensas extensibles -ellos fueron pioneros en la introducción de defensas extensibles metálicas en el mercado policial y militar-, o esposas tan versátiles como las “Ultracuff” de cadena o las ama que completan con sus armas de entrenamiento de color rojo que permiten simular situaciones especialmente realistas. Con algunos de los anteriores es útil combinar el equipamiento de protección RedMan que llevarán instructores o participantes para poder asumir los adiestramientos más realistas sin sufrir lesiones derivadas de los fuertes impactos propios de la resolución de incidentes especialmente complejos y graves. Varias de esas armas simuladas de vistoso tono rojo las llevaban los maniquíes que estaban en el pabellón de la estadounidense 5.11 Tactical Series presentando lo que son sus prendas personales más recientes y novedosos conceptos porta equipo para que diferente personal tenga más a mano lo que pueden necesitar en sus cometidos o despliegues, siendo especialmente útiles para ellos las pequeñas mochilas de transporte “Rush” o AMP, los porta placas compactos de diseño ultra cómodo o las maletas/bolsas con ruedas para llevar todo aquello que los diferentes colectivos policiales puedan necesitar.

De Magpul, también estadounidense, destacaríamos la amplia y desarrollada gama de complementos para fusiles de asalto como el M4, sus cargadores de la serie PMAG optimizados para funcionar con el más alto estándar de seguridad en fusiles de asalto como el G36 y no incidir en interrupciones, o el chasis Pro700 que permite conformar armas largas especialmente precisas y fáciles de transportar para ser operadas en los escenarios más variados y exigentes.

Además de los reseñados, nos detuvimos para manipular algunos de los equipos de iluminación o de los módulos de luz y láser que propone la compañía SureFire que es líder internacional en este segmento de producto al ofrecer una gama amplísima que se caracteriza por una robustez a prueba del trato más duro y exigente y por una funcionalidad, incluida la nitidez y gran potencia de su foco, sin parangón. La aplican a productos como los de las gamas “Defender Series” con modelos como el “Ultra” o el “Tactical”, “EDCL 1-T” (Every Day Carry Light), “G2”, “Aviator, etcétera, o a sus avanzados módulos de iluminación y puntería X400U que ofrecen focos de nada menos que mil lúmen y la posibilidad de escoger entre láser rojo clásico o el ahora más en boga verde; por cierto están ya introduciendo el novedoso módulo compacto XVL2, útil tanto para pistola como para fusil de asalto, que se caracteriza por combinar foco de 400 lumen, láser verde y laser infrarrojo, una combinación óptima para cualquier profesional.

Vimos lo amplia que es la oferta de la compañía Breakthrough, con sede en Doral (Florida), que ha diseñado y propone unos sobresalientes conjuntos de limpieza que han sido concebidos, con todo lo que se requiere para el proceso, de forma que quien los use consiga asumir este proceso de forma especialmente eficaz. Sus propuestas, de las que hay una gama especialmente variada tanto para armas cortas o para las largas, incluyen baquetas desmontables muy robustas, líquidos para disolver residuos o lubrificar y proteger -el “All-in-one” de grado militar satisface esas tres necesidades con un único producto-, o unas bolsas de transporte configuradas para llevar a mano ese material de forma que se pueda emplear tras una práctica de tiro o de un determinado servicio.

Completando estas páginas decirles que la Policía Autónoma vasca, la Ertzaintza, montó como es habitual un amplio stand en el que estuvieron sus más altas representaciones institucionales y se mostró al visitante equipamiento propio de la Unidad de Rescate en Montaña, pues algunas instituciones entienden que no hay que perder la oportunidad de promocionarse en un ámbito que les es especialmente próximo.

Este artículo fue publicado en la Revista Táctical Online Diciembre 2020.

Tactical Online Diciembre 2019
Tactical Online Diciembre 2019

AAV7’S, BLINDADOS ANFIBIOS DE LA BRIMAR

Autor:    Octavio Díez Cámara

Hace solo unas pocos meses supimos, por diversos canales informales y formales, del interés de la Brigada de Infantería de Marina (BRIMAR) “Tercio de Armada”, que es la élite de la Armada encargada de proyectar el poder naval sobre tierra en forma de contingentes anfibios que tomarían la cabeza de playa y permitirían acciones contundentes hacia el interior, en adquirir nuevos blindados.

La noticia, difundida incluso por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, hace referencia a una previsión que goza de la máxima prioridad dentro de los programas de compra de armamento del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) del Ministerio de Defensa de España. Se sabe que el 25 de junio de 2018 se aprobó por parte del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA) el Documento de Necesidad Operativa designado “Capacidad de Asalto Anfibio Protegido” y que en diciembre de ese mismo año el documento fue validado por el Jefe del EMAD.

Por una cifra que se aproxima a los cien millones de euros se pretende adquirir, cuando así se decida en el correspondiente Consejo de Ministros, un lote de once blindados oruga anfibios. Se trata de ocho AAVP7A1 (Assault Amphibious Vehicle) de transporte de personal que pueden transportar en su interior a una veintena de Infantes de Marina completamente equipados, un AAVR7A1 con elementos de recuperación para otros medios similares que lo hacen especialmente útil en apoyo de tareas logísticas o para superar situaciones comprometidas, y dos más AAVC7A1 habilitados con sofisticados equipos de comunicaciones y de presentación para labores de Mando y Control. Todos, aparentemente nuevos, se corresponden con la versión más reciente, la designada RAM/RS (Reliability, Availability, Maintainability/Rebuilt to Standard) que fabrica en EE.UU. la compañía británica BAE Systems y que están en servicio en el Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps) y en unidades similares de otras naciones; por lo que se conoce, estarían provistos de unos elementos de blindaje externo adicional que proveen mayor protección ante impactos directos e indirectos, los llamados EAAK (Enhanced Armor Applique Kits).

A día de hoy, la previsión es que el acuerdo se cierre pronto para proceder al correspondiente contrato y poderlos recibir en unos pocos años, para que pudiesen entrar en servicio antes de mediados de la próxima década y pudiesen estar todos operativos sobre 2026. Su llegada, implicaría una más amplia flexibilidad a la hora de generar capacidades asociadas a la proyección expedicionaria de la BRIMAR. Es necesaria su incorporación, ya bastante retrasada porque se había programado una acción similar ya a principios de esta década y se tuvo que posponer por problemas presupuestarios derivados de la acuciante crisis económica que azotó a las arcas del Estado.

Necesidad básica

Las líneas con las que hemos iniciado estas páginas no son aún una realidad palpable, pues no se ha firmado aún el correspondiente acuerdo comercial ni los plazos en los pagos y en la recepción del material. Sí lo es el hecho de que la BRIMAR, que está acuartelada en San Fernando (Cádiz) y se proyecta con navíos anfibios que suelen operar desde la Base Naval de Rota que no está muy lejana y pueden también atracar en la Estación Naval de Puntales, ya tiene una amplia experiencia con ingenios similares, aunque mucho más antiguos y menos eficaces que, como explicaremos más adelante, llevan usándose con intensidad desde hace bastantes años.

Hoy, dentro de la estructura de la BRIMAR encontramos tres batallones -dos de desembarco, el BD-I y el BD-II, y uno mecanizado, el BD-III-, que son el componente anfibio principal en lo que a personal involucrado directamente en acciones de combate, y otros grupos de diversa entidad adscritos a diferentes capacidades. Uno de ellos es el Grupo de Movilidad Anfibia (GRUMA) que hoy es heredero de medios y capacidades del Grupo de Armas Especiales (GRAE) que comenzó a constituirse en noviembre de 2002 y al que se le dio el nombre actual en 2010, variándose su estructura en septiembre de 2013 como consecuencia de la instrucción IPFIM 0301.

Actualmente en el GRUMA, que integra unidades con medios orgánicos especializados para el movimiento buque-costa de la Fuerza de Desembarco y otras especializadas en las funciones de combate de movilidad, contra-movilidad y protección, se trabaja con una estructura que está en proceso de transformación orgánica. Bajo la dirección de un teniente coronel, y con una cifra aproximada de unos cuatrocientos profesionales caracterizados por un nivel de instrucción y adiestramiento especialmente exigente y complejo, trabajan varios elementos: una Compañía de Plana Mayor y Servicios, una Compañía de Zapadores, una Compañía de Embarcaciones y una Compañía de Vehículos de Asalto Anfibio (VAE). Esta última, donde se emplean los blindados anfibios oruga que navegan para moverse desde las naves de transporte hasta la costa y tienen notable movilidad en todo tipo de terrenos para desplazarse por tierra hasta el punto en el que se requiera se posicionen, dispone en la actualidad de diecinueve vehículos tipo AAV que se reparten entre dieciséis AAVP -una resultó hundida hace unos años- de transporte de personal, dos AAVC de Mando y un AAVR de recuperación. Se han ido modernizando y han sido sometidos a diversos procesos intensos de mantenimiento, los overhaul, que permiten tener la mitad de ellos operativos para cualquier necesidad que se requiera.

Con ellas se realizan cometidos de apoyo al combate en beneficio de las seis Compañías de Fusiles que agrupan, de tres en tres, tanto en el BDE-I como en el BDE-II. Operan desde unas instalaciones localizadas en el Acuartelamiento “Sargento Padros Pagés” de la Población Militar de San Carlos y, además de dependencias para temas administrativo, de Mando y demás labores propias de la actividad del día a día de una Unidad de carácter militar, el GRUMA dispone de zonas cubiertas que sirven de aparcamiento protegido, de talleres en los que se realizan labores de mantenimiento periódicas y otras más que puedan requerirse, y hasta de un entorno con un caño próximo por el que transitan para algunas prácticas de conducción o para determinadas pruebas del material.

Orgánicamente, la Compañía VAE tiene como máximo representante a un capitán y sus efectivos, por la propia configuración de lo que caracteriza a su actividad no llegan al centenar, siendo en la mayor parte tripulaciones de los blindados que operan. Algunos se distribuyen en una pequeña Plana Mayor con  núcleos especializados en temas logísticos, de personal, etc.; un Pelotón de Mantenimiento que cuenta con experimentados especialistas en lo que son los trabajos propios que permiten obtener el mejor ratio de disponibilidad del material a su cargo; un Pelotón de Comunicaciones que asume las tareas de gestión de equipos de enlace radio, y dos Secciones Mecanizadas que están lideradas cada una de ellas por un teniente y que se estructuran de forma que van adaptándose a la disponibilidad que en cada momento hay de vehículos y de personal, logrando así la mejor sinergia de cara a ofrecer la capacidad de transporte pretendida a otras unidades. Con todos esos elementos se pueden generar agrupaciones para proporcionar apoyo de combate y apoyo de servicios de combate a la BRIMAR, núcleos que se activarán durante los asaltos anfibios pero también para las subsiguientes operaciones en tierra; lo harán tanto formando parte de unidades mecanizadas que se puedan constituir con los vehículos de personal o de Mando como dando un especial aporte logístico con el modelo de recuperación.

Larga experiencia

Los medios que ahora opera esta Compañía pueden parecer a primera vista vetustos y anticuados, pues se incorporaron a la Infantería de Marina (IM) española entre los años 1972 y 1974, ahora hace más de cuatro décadas. Su llegada, siguiendo lo que era clásico en la Fuerza estadounidense del USMC que en muchas épocas ha servido como referente en el que la IM se ha inspirado a la hora de tomar decisiones orgánicas o de capacidades, fue precedida por la de otros similares, los LVT-4 que se habían recibido casi una década antes, en octubre de 1963.

La experiencia que se obtuvo de estos últimos, encuadrados en una nueva Unidad a la que se dio el nombre de Compañía de Tractores Anfibios, fue  especialmente positiva y demostraron, trabajando conjuntamente con los camiones anfibios DUKV de seis ruedas -se les encuadró en una Sección-, que su aportación a los asaltos anfibios era sustancial. Los resultados positivos permitieron, aprovechando la reestructuración de 1970 del TEAR, crear la Compañía de Vehículos Anfibios que operó con aquel material hasta 1972 en que comenzaron a llegar dieciséis LVTP-7 (Landing Vehicle, Tracked Personnel), dos LVTC-7  (Landing Vehicle, Tracked Command) y un solitario LVTR-7 (Landing Vehicle, Tracked Recovery).

No tenemos claro si su incorporación fue resultado de una compra al fabricante, la compañía United Defense que formaba parte de la corporación FMC, o de algún acuerdo gobierno a gobierno que propició su obtención. Sí que llegaron el mismo año en que fueron puestos en servicio activo con el USMC y que estaban nuevos, por lo cual puede considerarse como todo un logro que en fecha tan inicial estuviesen disponibles para España, por delante de otras naciones aliadas. También hemos conocido, que para operarlos, se envió a Camp Lejeune (Carolina del Norte), con antelación a la recepción del material, a un grupo de cinco oficiales, cinco suboficiales y cinco cabos primeros que se formaron en su manejo y mantenimiento; poco después, un capitán, dos cabos primeros y dos funcionarios civiles mecánicos de la entonces Agrupación de Apoyo de Combate (AAC) realizaron un curso de mantenimiento en Camp Pendleton, cerca de San Diego (California).

Con este novedoso blindado se logró un avance importante en los cometidos de la Compañía que los encuadró. El uso intenso que se les iba dando incidía en sus prestaciones. Sus niveles de utilización militar hicieron pensar en que sería bueno adquirir más ejemplares, como expuso la Comandancia General de Infantería de Marina (COMGEIM) en 1983 al entonces Ministro de Defensa, previsión que pese a estar aprobada se canceló justo en los últimos pasos de su tramitación. Lo que sí se abordó, en 1989, es que los que sí habían llegado fuesen sometidos a un intenso overhaul sin modificar sus capacidades, revisándolos y reparándolos por parte de la empresa española CAF (Construcciones Auxiliares de Ferrocarril). Entre 1997 y 1999 se activó el designado SLEP (Service Life Extension Program) que permitió una completa actualización de los mismos para renovar su potencial y dejarlos casi a cero horas de uso. El proceso supuso la modernización de los LVT7 a la versión AAV-7A1: se los desmontó totalmente, se repasó con rayos X la barcaza de aluminio que tiene grosores de hasta 45 milímetros, se cambió el motor original por un Cummings VT 400 de cuatrocientos caballos que trabaja asociado a una transmisión Navsea HS-400-3A1, se sustituyó la torre por una nueva de accionamiento eléctrico dotada con una ametralladora media Browning M-2 HB (High Barrel) del 12,70x99mm (.50 Browning) y un lanzagranadas automático Saco Mk-19 modelo 3 que dispara granadas de 40mm a un ritmo superior a los trescientos disparos por minuto, se introdujo un nuevo plano abatible en la proa y se sustituyó todo aquello que no estaba operativo. Los cambios, pese al incremento de la masa total, permitieron mejorar aspectos como la velocidad máxima por agua -dieciséis nudos-, la autonomía o la potencia de fuego, incidiendo también en una mejor capacidad para operar de noche.

El uso intenso que se les daba llevó a requerir un nuevo overhaul que se abordó, por parte de la empresa italiana SPA-MIR/Fluidmecanica, en quince de los diecinueve disponibles. A medio plazo, podrían mantenerse operativos los actuales hasta la llegada de los once nuevos. Más a largo plazo, siguiendo las previsiones para las dos próximas décadas por parte del USMC, podrían ir incorporándose distintas modificaciones técnicas y de mejora de la supervivencia que permitiesen mantener operativo el material hasta más allá de mediados de este siglo.

De los AAV7A1, y por ende de los modelos especializados en Mando o recuperación, les diremos que, basándonos en la información que da la Armada española en su página web, tienen una longitud de 7,16 metros, una anchura de 3,29 y una altura de 3,32, lo que los hace especialmente voluminosos en tierra aunque en el agua su silueta se reduce bastante. Su masa es de 27,6 toneladas cargados, alcanzan una velocidad máxima en carretera de 72 kilómetros/hora, pueden pivotar sobre su eje gracias a la tracción oruga de sus cadenas y se mueven bastante bien en todo tipo de terrenos pues son capaces de superar pendientes longitudinales del 60 por ciento y laterales del 40; su autonomía en tierra es de 480 km y de 7 horas en el agua -sus depósitos tienen cabida para 650 litros de combustible-, pues tienen capacidad de movimiento autónomo desde los navíos anfibios que los transportan a la playa a un ritmo de unos 12 km/h gracias a sus dos impulsores hidrojet traseros que les confieren una inusitada agilidad y a su proa y formas que favorecen la navegación.

Disponen de dos lanzadores cuádruples para lanzar botes de humo con los que generar barreras con las que evitar una verificación precisa de su posición y su torreta principal tiene una potencia de fuego considerable pues se cuenta con mil doscientos disparos del 12,70x99mm y ochocientas sesenta y cuatro granadas de 40mm. Para el desembarco pueden transportar hasta veinticinco fusileros en su amplia bodega que cuenta con dos bancos corridos, aunque lo normal es que lleven dieciocho con todo su armamento y equipo. El AAV7P cuenta con una rampa abatible a popa que facilita la entrada y salida con rapidez. Incorpora un sistema para generar cortinas de humo, lo que ayuda a ocultar su posición.

Por cierto, el personal que pasa destinado a la Compañía VAE, que ya trae una capacitación inicial general como Infante de Marina, se forma en la misma en el empleo del material. Los tripulantes reciben una serie de clases teóricas y prácticas tanto en tierra como en el agua de la mano de jefes de vehículos con una dilatada experiencia en su empleo. Los conductores se especializan en el manejo de lo que es el AAV para conocer sus reacciones y moverse con precisión, los tiradores en como extraer de su montaje artillero la máxima potencia de fuego y los auxiliares en realizar aquellas tareas complementarias que son necesarias para operar con estos anfibios de gran porte.  

Este artículo fue publicado en el número de la Revista Táctical Online de Diciembre 2019.

Tactical Online Diciembre 2019
Tactical Online Diciembre 2019

B&T SPC9, la carabina “hibrida”

Justo cuando uno pensaba que había suficientes carabinas de 9×19 milímetros -9mm Parabellum- en el mercado, B&T ha desarrollado una nueva que es única en muchos sentidos.

Muchas personas que han probado el arma y vieron todas las características que provienen de tantos diseños diferentes la llaman el “Frankengun”.

Cada vez más grupos policiales de todo el mundo han adoptado la plataforma AR. Aún así, muchas unidades siguen requiriendo armas en calibre 9×19 mm para entrenamiento o para uso de patrulla. En la mayoría de ellas, sus galerías de tiro sólo permiten el uso de 9x19mm. Quedan, por ello, descartadas municiones de alta transmisión de energía como 5,56x45mm o supersónicas del calibre .300 BLK.

El nacimiento de esta carabina surge de la necesidad de una unidad policial en Suiza que quería disponer de una carabina de 9x19mm para usar en el entrenamiento junto con su nueva plataforma 5,56×45 AR. La agencia tiene algunos MP5 en servicio, por lo que la idea de tener una palanca de carga sobre el cañón les resultaba atractiva.

Los ingenieros de B&T asumieron este proyecto y se pusieron manos a la obra. Desde el principio, el desarrollo de esta arma fue rodado. En muy poco tiempo, las primeras unidades de pruebas estaban cumpliendo y superando todos los objetivos marcados. De hecho, algunos empleados ya empezaron a realizar sus pedidos personales a la espera de que comenzara la producción en serie.

El nuevo SPC9 es un híbrido de plataformas tipo AR, MP5 y APC9. Hay aspectos de los tres modelos que se combinan para hacer algo verdaderamente original. Cuando uno levanta la carabina por primera vez, hay algunas características que se perciben y que son comunes a la plataforma AR. Estas son:

• Culata telescópica estilo AR.

• Palanca de montar trasera en “T” no replicante -no acompaña el movimiento del cierre- en la parte superior del cajón de mecanismos.

• Empuñadura de pistola tipo AR.

Después, uno comienza a ver otras características que se encuentran más comúnmente en el MP5. Estas son:

• Montaje de supresor de 3 tetones en la bocacha.

• Segunda palanca de amartillado por encima del cañón -lo desarrollamos más adelante-.

Finalmente, se ve la herencia real del producto con algunas de las conocidas características de APC9. Estas son:

• Grupo del disparador 100% ambidiestro.

• Capacidad para aceptar cargadores B&T de 9 mm 10/15/20/25/30.

• Amortiguador hidráulico.

La característica más interesante de la parte inferior del cajón de mecanismos es que se puede cambiar el brocal para ser compatible con:

• Todos los cargadores Glock bifilares de 9×19 mm desde 10 hasta 33 cartuchos, originales o de MAGPUL.

• Todos los cargadores SIG Sauer P320 / M17 / M18.

Otras características que destacan en la SPC9 son:

• Recamara cerrada, sistema blowback.

• El cerrojo permanece abierto después de disparar el último cartucho del cargador.

• Cinco puntos de fijación para el montaje de correas portafusil.

• Capacidad para montar cualquier tipo de empuñadura OEM, compatible AR de terceros, como las MOE de MAGPUL.

• Pines cautivos en la carcasa del grupo de disparo para un más efectivo desmontaje.

• Seguridad europea para que el arma pueda estar asegurada, y mientras se manipula, con el cerrojo en posición adelantada.

• Raíles NAR en las posiciones de las 12 y las 6 en punto a lo largo de todo el guardamanos.

• Puntos de montaje M-LOK en las posiciones 3 y 9 del guardamanos.

• Capacidad de disparo sólo en modo semiautomático.

• La longitud total con la culata cerrada es de 454 mm.

• La longitud con la culata extendida es de 702 mm.

• Cumple con recomendación actual de la Unión Europa de cargador de 10 cartuchos.

• Longitud del cañón 230 mm.

• Peso en vacío de 2,7 Kg con visor de punto rojo Aimpoint y cargador vacío.

• Todos los componentes críticos están fabricados en Suiza.

La palanca de montar al estilo MP5 también se encuentra por encima del cañón. Por lo que tenemos los dos sistemas. B&T decidió durante la fase de diseño del proyecto que no había razón para no crear la posibilidad de ser capaz de elegir entre una de las dos opciones que el tirador crea conveniente.

Cuenta con interface estándar en la bocacha, de tres tetones, para la instalación de un supresor compatible con MP5. Si una unidad ya tiene MP5s en servicio con algunos supresores, no es necesario desecharlos.

El retroceso es suave y agradable gracias al amortiguador hidráulico de B&T, cualidad que permite encadenar una serie de disparos consecutivos y rápidos tras el primer disparo. Tener una palanca de montar tipo AR y otra tipo MP5 le da a uno la opción de cómo se manipulará el arma. No son replicantes, y tienen una “sensación” diferente que con el AR o el MP5, esto se debe a que el amortiguador hidráulico es lo que proporciona la resistencia, no un gran resorte de retroceso.

B&T produce algo así como diez supresores para el sistema de montaje de 3 tetones, el tirador tiene una amplia variedad de opciones dependiendo de sus necesidades. Por ejemplo, el más vendido de todos los tiempos es el QD 3-LUG Supresor de carabina SMG (SD-988100) que se ha vendido en todo el mundo durante los últimos veinticinco años. Con 35 mm de diámetro, 313 gramos y 20,8 centímetros de largo cuenta con un sistema de fijación de dos manos. Uno de los más cortos es el supresor SMG / PDW QD-CQB Compact (SD-988188) que tiene 40 mm de diámetro 470 gr pero tan sólo 150 mm de largo. Cada supresor produce una reducción diferente con   munición subsónica o supersónica. Tener este tipo de elección permitirá al tirador encontrar el “punto ideal” entre longitud, peso y reducción.

Como todos los productos de B&T, esta carabina formará parte de una familia de armas. Próximamente se incorporará al mercado una versión PDW (Personal Defense Weapon) y otra SD con supresor integrado. El PDW parece ser el modelo más popular entre los amantes de los productos B&T. Su culata extensible y su diseño súper compacto encuentra el nicho adecuado para muchos usuarios que no tienen espacio para llevar o almacenar una carabina estándar de 9x19mm. El diseño original hace que el arma tenga una longitud muy útil de 454 mm. Las versiones PDW y SD estarán disponibles en marzo de 2021.

Este artículo fue publicado en el número de la Revista Táctical Online Noviembre 2020.

S.T.S. ESPAÑA-ALMERIA 2019

Autor; Jorge Natal Fotos : STS ESPAÑA

De nuevo S.T.S. ESPAÑA, en colaboración con el Ayuntamiento de Almería y con su Jefatura de la Policía Local, ha diseñado y desarrollado el mayor evento táctico solidario del territorio español. Celebrado en los municipios de Almería y Viator entre los días 28 de octubre y 2 de noviembre del año pasado, se trata de un evento en beneficio, en esta ocasión, de la Asociación ARGAR de niños y adolescentes con cáncer en la provincia de Almería.

El día 28 de octubre dio comienzo a las 10:30 la presentación de S.T.S. ESPAÑA en la Jefatura de la Policía Local de Almería donde se dio a conocer esta Asociación sin ánimo de lucro y las actividades a desarrollar durante la “Semana Táctica Solidaria”. Contando con la presencia del General Jefe de la Brigada de La Legión, del Subdelegado de Defensa de Almería, del Comisario Jefe de la Unidad de Coordinación Operativa Provincial, los Jefes de las policías locales de Almería y El Ejido, y autoridades civiles que incluyeron a la Concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Almería así como de numerosos concejales de Almería y El Ejido, localidad esta última donde se celebró el evento solidario en 2018.

Tras la presentación, por parte del Superintendente Jefe de la Policía Local de Almería y del Presidente de STS ESPAÑA, se dio paso a la entrega de reconocimientos de las instituciones y personas destacadas en la edición de 2018. Sin el apoyo institucional fue casi imposible llevarla a cabo, por lo que se reconoció al Alcalde de El Ejido y a su Jefatura de Policía Local.

A las 11:00 dio comienzo a la primera de las ponencias de mano del capitán enfermero Luis Martín, con una gran experiencia en el ámbito de las urgencias civiles y con muchos años de servicio en el Ejercito de Tierra  y operaciones en el extranjero, un curriculum vitae envidiable: representante del CIAMTO en España, miembro de GEMES y uno de los creadores del documento VICTORIA. Durante una hora fue desgranando la creación de este último que ha sido publicado en prestigiosas revistas médicas y se caracteriza por un fundamento medico real. Un placer inmenso tener a un profesional así en nuestras Fuerzas Armadas.

Le siguió la ponencia del capitán de Infantería Agustín Gras que perdió una pierna en combate en Afganistán. Contó la visión del herido desde un punto de vista más que personal. Con tres operaciones, en el extranjero una de ellas tras perder la pierna, y que demostró que todo es posible regresando a Afganistán. A nadie dejo indiferente la conferencia de este oficial español y el público asistente dedicó varios minutos de aplausos a la finalización de una conferencia que, para todos, fue emocionante y didáctica para todos, lo que nos demuestra que no siempre hay que ir a buscar expertos en la materia al extranjero. España tiene mucho que contar. Gracias por su contribución, un honor para todos el haberle podido escuchar.

Para comer nuestro amigo Andrés, de ANACONDA I, vino a realizar una paella para 150 personas que disfrutaron de su buen hacer y de su simpatía. Es un veterano militar que siempre tiene una gran sonrisa para todos. Gracias Andrés y gracias a tu ayudante.

A la 14:30 se abrió la II Feria Táctica STS ESPAÑA, contando en esta ocasión con muy destacados distribuidores de material policial y militar, y tiendas especializadas entre los que cabe destacar Sector 112, Complementos Militares y las que cedieron artículos para el gran sorteo como MILDOT y SHOKE, todas ellas con material en exposición de las firmas 5.11, Magpul, Breakthrough, etc. Durante la misma el binomio, adiestrador y rastreador, Enrique y “Zoe”, de Indiana Adiestramiento, realizaron una demostración de búsqueda de sustancias para deleite de niños y mayores. El perro “Zoe” no falló en ninguna ocasión. A las 21:30 tras una gran afluencia de público profesional, se cerraron las puertas y se dio por finalizado el día.

Destacar también la ayuda recibida de TACTICAL Online, H50Policia y Armas Internacional por su soporte digital así como las otras empresas.

El día 29 tuvo lugar el curso TECC-FR avalado por el CIAMTO y por GEMES e impartido por algunos de los mejores profesionales en este ámbito, con una formación y una experiencia real más que demostrada. Prácticas, prácticas y más prácticas unidas a una buena teoría, acabando con varios supuestos donde se demostraron los conocimientos aprendidos durante la jornada. Muchas horas en este campo hacen falta para que los profesionales y primeros intervienes, que son las patrullas y vigilantes privados de seguridad, estén listos para salvar vidas. Gracias a los alumnos por aprender que esta formación es indispensable y salva vidas.

Las jornadas del 30 y 31 de octubre se desarrolló el “Curso de Arma Corta” con mucha técnica y muchas prácticas. Lo gestionó un grupo de instructores de STS ESPAÑA, todos ellos en activo en las Fuerzas Armadas y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Son profesionales, con muchas operaciones en el extranjero y dentro de territorio nacional, que se focalizaron en la demostración, la explicación y el cuestionamiento de las “verdades absolutas” que se dan en la formación con armas.

Diferente sin duda la instrucción de manos de profesionales bregados y con experiencia real y actual.  Las recargas, los tiros dinámicos, las interrupciones y los escenarios diurnos y de baja visibilidad, se fueron desarrollando durante los dos días que duro el curso. Al final, el reconocimiento de los alumnos a los instructores por las técnicas desarrolladas y demostradas, todas basadas en la realidad de los profesionales intervienen día a día en las calles de nuestras ciudades o en Zona de Operaciones

Gran mención al trabajo en baja visibilidad, pues la realidad es obvia, en oscuridad todo es más difícil y peligroso.  Es de destacar la participación del capitán Gras en este curso como alumno. Su afán de superación no tiene límites.

El 1 de noviembre, tras el riguroso control de documentaciones profesionales y de la revista de armas, dio comienzo el “Curso de Arma Larga”, siendo esta la gran desconocida para muchos usuarios de la misma, pues las limitaciones de los campos de tiro civiles no permite ir más allá en la instrucción que el tiro estático en un puesto de tiro y algo quizás de IPSC con carabina. El día se desarrolló como todos los de STS ESPAÑA: explicación, demostración y cuestionamiento de técnicas. Se trata de cursos que no se basan en hacer agujeros a un papel. Se basan en usar la técnica correcta para abatir al enemigo, y eso solo lo pueden hacer profesionales con experiencia en enfrentamientos armados y en combate. Poco a poco y tras la técnica correcta en el uso y manejo de cualquier elemento del arma larga, correa, cargadores, elementos mecánicos y diferentes medios para apuntar y de ópticas de combate, uso de linternas y designadores, se fueron viendo los resultados en una evolución constante, que quedó patente en la satisfacción al obtener los resultados en el blanco de tiro. No hay nada mejor que el instructor demuestre todo al alumno, sin una buena explicación y demostración de técnicas reales, no hay resultados.

El 2 de noviembre finalizaba este evento solidario. Llegó el momento del “Curso de Porte Oculto”, ese gran desconocido y en grandes ocasiones, mal usado por desconocimiento tanto por la legislación como de la funda y ropa adecuadas. Lo primero es tener claro la diferencia entre el porte y el transporte, que parece igual, pero nada tiene que ver. En la línea de lo que caracteriza a STS ESPAÑA y tras una gran exposición de diferentes fundas, interiores y exteriores así como de bolsas y riñoneras para el porte oculto se pasó a las diferentes formas de portar el arma y de a ropa adecuada para ello, viéndose aquí las carencias en el porte, debido a las malas enseñanzas, a las malas fundas y no tener la “herramienta” en la posición adecuada para su uso inmediato.  Tiro dinámico, recargas, posiciones de tiro, técnica de disparo y, por supuesto, mucha práctica para acabar con una evaluación, donde se desarrollaron las técnicas aprendidas.

Agradecer a AASIAS.com la colaboración con la ropa 5.11 Tactical para la organización e instructores de STS ESPAÑA. Agradecer al resto de las empresas colaboradoras su participación y soporte, sin vosotros no podríamos hacer nuestro gran evento solidario, otra edición más. Gracias¡¡¡  El año que viene será aún mejor y más grande. Te lo aseguramos. ¿Te lo vas a perder?

Este artículo fué publicado en el número de la Revista Táctical Online Enero 2020.

Tactical Online Enero 2020

¿Porqué el United States Army elige el subfusil suizo B&T APC9-K?

Autor: Javier Galán

Parece impensable que un país como los Estados Unidos de América, tras más de 75 años sin adoptar un nuevo subfusil -el último fue el M3 incorporado en el Ejército estadounidense el 12 de diciembre de 1942 en plena Segunda Guerra Mundial-, haya optado por un subfusil suizo para dotar a su ejército. 

En mayo del 2018 saltaba la noticia: el Ejército –United States Army– dentro de su programa SCW (Sub Compact Weapon) requería información a los fabricantes de armamento sobre un subfusil que debía cumplir con las siguientes características:

  • Calibre 9×19 milímetros Parabellum
  • Capacidad de fuego automática
  • Raíl Picatinny para fijar accesorios
  • Posibilidad de montar un supresor

Definiéndolo como“Un sistema de armas subcompacto de gran nivel de ocultación, capaz de neutralizar amenazas con un alto volumen de fuego letal, de gran precisión a corta distancia con un daño colateral mínimo. El subfusil (SCW) incluirá como mínimo: el arma funcional, cargadores, kit de limpieza, supresor, kit de herramientas especializadas -si es necesario-, repuestos, eslingas (correa portafusil), estuche de transporte y manual.”

De todas las que presentaron sus propuestas, diez compañías estadounidenses y europeas superaron la primera fase y se adjudicaron el Contrato de Pruebas para entregar muestras y ser evaluadas por el Ejército. Por parte de los Estados Unidos se presentaron Colt con su Colt Modular 9mm SWC, Central Missouri Machine Gun Company con su CMMG Ultra PDW, Lewis Machine & Tool con MARS L-9 Compact Suppressed Weapon, Quarter Circle con 10 LLC 5.5 CLT y 5.5 QV5 SWC, PTR Industries con TR 9CS SWC y Zenith Firearms con Z-5RS, Z-5P y Z-5K SWC’s. 

De la parte Europea, Sig Sauer con MPX SWC, Beretta con PMX SWC, CZ con “Scorpion” EVO 3 A1 Submachine Gun y B&T con el APC9-K Machine Gun.

Este contrato de pruebas, nada inusual en lo que caracteriza a este cliente militar y con una dotación económica de 214.240 dólares por empresa preseleccionada, permitió obtener 10 armas de cada fabricante y probarlas, en muchos casos en condiciones límite, por un periodo de casi 12 meses.

Si analizamos las armas seleccionadas, existe una gran variedad de armas. Desde las “tipo” MP5 (PTR y Zenith) a las armas basadas en plataforma AR15 (LMT, CMMG, COLT y Quarter Circle 10). Junto a ellas, diseños propios como B&T, Sig Sauer o Beretta. Casi la única característica en común a todas ellas es el calibre empleado, 9×19 mm.

Comienzan las pruebas

Durante casi un año, se realizaron diversas pruebas que se pueden englobar en cinco grandes áreas: precisión/dispersión, durabilidad, retroceso, intercambio de piezas y evaluación por parte del futuro usuario.

Precisión/dispersión

Las pruebas han consistido en que al menos 4 de 5 disparos consecutivos deben ser emplazados dentro de un círculo de 10 centímetros disparando desde una distancia de 35 metros. Esta prueba se realiza en modo semiautomático con tres armas de prueba por fabricante y el escenario se configura de la siguiente manera: 

  1. Las armas de prueba se fijan a un soporte
  2. Los blancos de 10 cm se sitúan a una distancia de 35 metros
  3. Los impactos se registran con un sistema digital
  4. Cada arma apunta sobre el objetivo y se efectúan cinco disparos con una cadencia de un disparo por segundo, realizándose los disparos sobre 5 blancos

Resultado de B&T APC9-K:  “las tres armas de prueba realizan 5 sobre 5 impactos en los 5 blancos. Un total de 75 disparos perfectos. El evaluador resalta que “el riesgo de un mal funcionamiento es muy bajo”.

En este punto es importante destacar que el cartucho de 9x19mm fue diseñado para realizar disparos de precisión. El cañón estándar CIP con el que se evalúan estos cartuchos es de 10 cm. El cañón del APC9-K es de 13,8 cm por lo que proporciona suficiente energía a un cartucho FMJ para alcanzar un blanco de 10 cm a 35 m.

Durabilidad

El test de acuerdo con el estándar del U.S.Army TOP 03-2-045A se realiza con 3 armas disparando un total de 18.000 cartuchos -6.000 por arma- para determinar el rango medio de interrupciones (MRBS). El escenario se configura de la siguiente manera:

  1. Cada arma es limpiada y engrasada antes de la prueba y cada 500 disparos.
  2. Cada 1.000 disparos, las armas son revisadas, limpiadas y lubricadas en profundidad.
  3. Las armas de prueba se sitúan sobre un soporte flexible.
  4. Se utilizan un total de 4 cargadores para cada ciclo de disparos.

El arma se municiona con un cargador completo de 20 cartuchos y entonces se dispara con una cadencia de un disparo por segundo, para, consecutivamente, ser municionada entonces con otro cargador de 20 cartuchos para realizar ráfagas de 3 a 5 disparos cada 5 segundos. Tras esto, se municiona con un cargador de 30 cartuchos y se vuelve a disparar con una cadencia de un disparo por segundo, para terminar de nuevo con un cargador de 30 cartuchos y realizar ráfagas de 3 a 5 disparos cada 5 segundos. Al terminar el ciclo, todo el conjunto de cargadores se intercambia con la siguiente arma, de esta manera no utilizan el mismo set de cargadores que han utilizado en el ciclo anterior. Esta acción se repite hasta alcanzar los 6.000 disparos por arma.

Resultado de B&T APC9-K: “el subfusil de B&T excede toda previsión de la prueba, que es de 1 interrupción por cada 1.000 disparos, alcanzando un rango medio de interrupciones de 1 cada 9.000 disparos.”

Un arma confiable es el factor más importante que buscará un policía o militar. ¿Funciona cómo debería funcionar? ¿Fallará en el peor momento?

Retroceso

Esta prueba se realiza un total de 20 veces por cada arma, realizando un único disparo.

La formula a utilizar:

ER: Energía de retroceso -pies por libra-

Ws: Peso del sistema -libras-

IR: Impulso de retroceso -libras por segundo-

              32,17

Er=       ———    IR2

               2W

Resultado de B&T APC9-K:  “el subfusil de B&T excede de nuevo el estándar de la prueba por un amplio margen. B&T consigue transmitir tan sólo 1,38 pies por libra -1,87 julios- de energía en el retroceso, siendo el máximo requerido para superar la prueba 4 pies por libra -5,42 julios-.”

Esta cifra tan baja demuestra que el buffer -amortiguador- hidráulico realiza su trabajo a la perfección. La energía tan baja transmitida durante el retroceso del arma permite mantener centrado el objetivo en ráfagas de 3 a 5 disparos sin ningún problema.

Intercambio de piezas

Esta prueba sencilla de realizar, pero muy difícil de superar aunque parezca mentira, se realiza desmontando por completo las 10 armas de prueba. Todas las piezas se introducen en una caja y se mezclan. Una vez hecho esto, se deben ensamblar de nuevo las 10 armas, tomando las piezas de la caja de manera aleatoria.

Resultado de B&T APC9-K: “el subfusil de B&T es el único en superar esta prueba. Todos los demás descubrieron que no todas sus piezas son intercambiables.”

No es difícil de entender. Esto demuestra que la obsesión por la precisión qué muestran los suizos es una realidad. Este hecho, permite las reparaciones en caliente de las armas sobre el terreno, sin necesidad de tener grandes herramientas para adaptar las piezas.

Evaluación del usuario

Cinco armas de prueba son utilizadas para esta prueba que se conoce como “punto de contacto con el soldado”. Se mide la respuesta del arma en referencia a las siguientes características:

  • Confort
  • Control sobre el arma
  • Ocultación
  • Mantenimiento
  • Retroceso
  • Disparador
  • Facilidad en el cambio de cargador
  • Facilidad en la toma de miras
  • Manejabilidad

Se realizan diversos ejercicios en seco y con fuego real.

Resultado de B&T APC9-K: “el número total de respuestas positivas es de 48, o un total del 66,7%. El total de respuestas neutras fueron un total de 66 o 91,7%, mientras que las negativas fueron 6, sólo el 8,3%.”

El equipo evaluador mostró su total satisfacción ya que era la primera vez que un producto alcanzaba una gran similitud entre la evaluación técnica y la evaluación de los soldados sobre el terreno.

B&T APC9-K, vencedor indiscutible

El 1 de abril de 2019, el U.S. Army hizo público que el subfusil de B&T era el claro ganador sobre los 5 restantes que habían superado todas las pruebas.

El subfusil de 9×19 mm de B&T supera en todas las evaluaciones a las demás armas presentadas, ofreciendo un sistema compacto, fiable y extremadamente preciso, como atestiguan las extensas pruebas realizadas por el Ejército estadounidense.

El contrato inicial ha sido de 350 armas y accesorios, así como repuestos y correas portafusil. El Ejército se reserva una segunda compra de 1.000 unidades adicionales.

B&T es distribuido en España por AASIAS.com

Este artículo fué publicado en el número de la Revista Táctical Online Enero 2020.

Tactical Online Enero 2020

EL SHERIFF DE LOS ANGELES

Autor: Octavio Díez Cámara Fotografía: Octavio Díez Cámara, LASD

Es muy conocida por todos, y seguramente a ello ha ayudado mucho la filmografía surgida de la potente industria asentada en la conocida Hollywood, la casuística policial que define a la populosa ciudad estadounidense de Los Ángeles.

En el control de la delincuencia y de aquellos que ocasionalmente infringen la Ley conocemos bastante bien el papel que juega el Departamento de Policía de la ciudad, el conocido como LAPD (Los Angeles Police Department). Menos difundida, aunque no menos relevante, es la asignación de cometidos que se le dan a otra importante organización que allí realiza sus funciones, cubriendo además de la ciudad a otras zonas adyacentes que conforman su Condado.

A ese elemento policial, el Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD, Los Angeles Sheriff Department), que conozco bien al haber compartido con algunas de sus organizaciones distintas visitas y actividades profesionales, vamos a dedicar este reportaje que pretende darles una información genérica de lo que es y le caracteriza.

Antes de avanzar en lo que son estos últimos aspectos, comentarles que el Condado de Los Ángeles es el más poblado de los Estados Unidos e incorpora nada menos que ochenta y ocho ciudades junto a otras áreas no metropolitanas. En ese espacio, que cubre unos 10.570 kilómetros cuadrados -es el área terrestre a la que hay que añadir otros casi mil ochocientos más de zona marítimo/costera- y es más extenso que algunos estados, vive la cuarta parte de los californianos, algo más de diez millones de personas.

Departamento modélico

Dar servicios de Policía a una cantidad tan enorme de habitantes no es una tarea fácil y sí un cometido especialmente exigente. Para aportar los recursos humanos necesarios en esa ingente labor, el LASD, que desde diciembre de 2018 dirige el Sheriff Alex Villanueva nacido en 1963 en la populosa Chicago, se cuenta con una estructura en la que trabajan cerca de dieciocho mil hombres y mujeres que conforman la cuarta agencia policial local más grande de todo el país. Junto a unos diez mil uniformados, que son oficiales graduados en una Escuela propia establecida al efecto de preparar a los recién llegados e incidir en el adiestramiento continuado de los diferentes colectivos profesionales, encontramos a casi ocho mil profesionales contratados para realizar desde tareas administrativas a diferentes servicios de apoyo. Están reforzados por otros cuatro mil doscientos civiles que actúan de forma voluntaria y un millar adicional de personas encuadradas tanto en la reserva como en el colectivo de exploradores.

Cubren sus misiones en beneficio preferente de tres millones de personas que viven en las zonas más rurales o en el marco de cuarenta y dos ciudades de ese entorno en donde desarrollan su actividad, pues el resto de núcleos urbanos del Condado de Los Ángeles se ha decantado por organizar y mantener sus propios recursos policiales. Ellos son los encargados, después de materializar acuerdos contractuales concretos, de vigilar y dar Seguridad a buena parte de la red de trenes y autobuses que velan por el transporte colectivo comunitario y a determinados campus de instituciones lectivas de la zona.

El LASD opera con unos recursos muy importantes, que van desde cabezas tractoras que mueven remolques de gran magnitud habilitados para labores de Coordinación y Puesto de Mando móvil a la tecnología de los drones ahora tan en boga, con los que apoya la actividad general de sus uniformados. Son recursos caros y para mantener operativa la estructura se trabaja con unos presupuestos importantes que han ido creciendo en los últimos años y que para el periodo fiscal de 2020 a 2021 incluían partidas que sólo en gastos directos e indirectos del personal se aproximaban en las últimas previsiones conocidas a los 5.000 millones de dólares. Ese monto permitiría mantener la gran actividad que les caracteriza y permite mantener organizadas y trabajando distintas estaciones en la zona norte -Lancaster, Malibu/Lost Hills, Palmdale, Santa Clarita y West Hollywood-, la zona centro -Avalon, Century, Compton, East Los Angeles, Marina del Rey y South Los Angeles-, la zona sur -Carson, Lakewood, Lomita, Norwalk y Pico Rivera- y la zona Este -Altadena, Crescenta Valley, Industry, San Dimas, Temple y Walnut-.

Siendo más detallistas, decirles que la estructura que dirige el Sheriff Villanueva, incluye elementos como su oficina personal con diecisiete personas, el Departamento de Prensa donde trabajan cuarenta y ocho especialistas en información, la División de Estándares Profesionales con doscientos setenta y tres efectivos, la División de Servicios Administrativos que aglutina el esfuerzo de setecientas ochenta y ocho personas, o el Mando de Personal en el que trabaja una cifra de ochocientos cincuenta y dos hombres y mujeres.

Coordinados por el Vice Sheriff -éste auxiliado por un núcleo de ocho colaboradores directos- están los núcleos más específicos del LASD. Son tres. Uno la Oficina del Sheriff Asistente para Operaciones de Custodia que tiene una plantilla de cinco mil seiscientos treinta oficiales repartidos entre la División General de Servicios de Custodia, la División de Programas Especializados de Servicios de Custodia y la Administración de Servicios de Custodia. El Segundo es la Oficina del Sheriff Asistente para Operaciones de Patrulla, con tres mil seiscientos treinta y dos agentes que despliegan en cuatro divisiones que trabajan en las estaciones de otras tantas zonas que antes les hemos reseñado y que cuentan con un capitán como máximo responsable de ellas.

Por su parte, el tercero, la Oficina del Sheriff Asistente para Operaciones en el Condado agrupa el esfuerzo de los mil ciento treinta y tres agentes de la División de Tecnología y Apoyo que cuenta con los Departamentos de Servicios Científicos, de Datos y Sistemas, de Identificación o de Comunicaciones; los novecientos setenta y tres de la División de Detectives con núcleos especializados en la seguridad de las calles, el fraude, los ciber crímenes, los homicidios, narcóticos, el tráfico humano, las víctimas especiales o el robo de vehículos; los dos mil ochenta y cuatro de la División de Servicios de la Corte que trabajan tanto en los transportes como en las instalaciones de la Judicatura; los mil doscientos cuarenta y cinco asignados a la División de Servicios en el Condado, y los nada menos que seiscientos ochenta y dos adscritos a la División de Operaciones Especiales.

Capacidad táctica

Dentro de ésta última, que es muy importante por los recursos humanos y técnicos que maneja, encontramos a personal que vigila en los medios de transporte, a aquellos preparados para responder a situaciones de emergencia, y diversos núcleos de élite formados por personal que ha recibido un adiestramiento y una formación bien distinta de la que caracteriza a los uniformados que realizan su actividad cotidiana en las calles o en las zonas de patrulla. Uno de los colectivos es el designado como Rescate Aéreo, núcleo que lleva bastantes años operando con aparatos de tamaño grande que hasta no hace mucho eran los del tipo H-3 “Sea King” y han sido sustituidos por los AS-332 “Super Puma”, siendo ambos plataformas grandes en las que pueden llevarse unos veinte efectivos o desplegarse sistemas potentes que faciliten operaciones como las de rescate en la zona montañosa que queda bajo su responsabilidad. Complementándolos tienen asignados unos quince más pequeños que comprenden sobre todo plataformas AS350 “Ecureil” muy compactos, ágiles y económicos de operar por su configuración ligera y monomotor. Vuelan en cometidos que van desde los cotidianos de vigilancia y los propios del rescate, en los que Air Rescue 5, como se les conoce, despliegan a los paramédicos tácticos del Sheriff; también asumen aquellos más tácticos en los que son un recurso de apoyo básico para otro de los elementos de élite del LASD.

Nos referimos a la unidad táctica que ellos designan con las siglas SEB (Special Enforcement Bureau), organización con un dilatado historial que incluye curiosidades como el que fueron uno de los primeros grupos de su país en experimentar con el empleo de armas no letales y aprovechar su potencial en beneficio de las actividades propias del LASD. Se trata de un núcleo especialmente amplio, que tiene una entidad superior al medio centenar de efectivos, en el que encontramos tanto grupos preparados para involucrarse directamente en los cometidos más clásicos del asalto policial, tarea propia del SWT (Special Weapons Team) que hace poco decidió mejorar sus subfusiles MP5 con visores compactos de punto rojo Aimpoint “Micro” que son de lo mejor en su segmento de producto, como otros que trabajan con perros especialmente adiestrados, los que conducen y manejan vehículos blindados de ruedas de gran capacidad de detención de impactos -a los clásicos Lenco añaden otros en los que sobresale una amplia zona de carga posterior que les da un característico aspecto táctico y permite incorporar elementos con los contundentes cañones de agua que sirven para desescalar situaciones especialmente críticas-, o aquellos que actúan como patrones de las potentes embarcaciones que proyectan personal o especialistas en las técnicas del buceo sobre objetivos en la zona marítima en la que desarrollan su responsabilidad policial característica.

Asimismo, entre sus recursos más característicos encontramos el núcleo de tiradores de alta precisión que ya incorporó hace varias décadas los potentísimos rifles antimaterial/antipersonal del calibre 12,70x99mm (.50 Browning), los especialistas del THZ (Tactical Hazmat Team) que operan con trajes especiales y equipos de respiración autónomos que les permiten moverse con seguridad en áreas contaminadas con agresivos tan peligrosos como los NBRQ (nucleares, biológicos, radiológicos y químicos), o aquellos técnicos del Escuadrón de Bombas (Bomb Squad) que operan con robots controlados a distancia y disponen de todo aquello que les permite neutralizar y desactivar los más variados tipos de artefactos explosivos sean de tipo improvisado (IED, Improvised Explosive Devices) u ordinarios.

Además de los recursos señalados, son los encargados de todo lo que es la gestión organizativa de los recursos asignados a distintas cárceles, siete establecimientos penitenciarios a los que cada año llegan unas doscientas mil personas tras haber cometido algún pequeño delito y esperar la decisión sobre su sentencia o después de haber sido sentenciados por alguna cuestión de mayor entidad que exija esa compensación a la sociedad. Aquellos asignados a esta labor concreta, que vela por mantener a buen recaudo a una población de reclusos que se cifra en unos diecisiete mil, son oficiales cualificados para la labor concreta que realizan, bien distinta de la que caracteriza a sus compañeros que patrullan por las calles. Es habitual que muchos de ellos se gradúen dentro del colectivo de oficiales adscritos a cometidos carcelarios y después de varios años de experiencia en esos centros evolucionen para especializarse en tareas más genéricas, siendo también bastante habitual dentro del LASD que buena parte de los que solicitan ser adscritos a sus plantillas hayan cubierto un servicio militar previo en alguna de las cuatro ramas de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos o tengan alguna experiencia en departamentos y agencias policiales de pequeñas ciudades o de estados menos relevantes. En general, la satisfacción de la ciudadanía es buena respecto a la valoración del LASD y su trabajo cotidiano, aunque, como es natural, se han producido ciertas situaciones en los últimos años que han derivado en cierta alarma social y en acciones judiciales contra aquellos agentes que hayan promovido alguna infracción. No obstante, es reconocida su labor neutralizando las actividades de delincuentes, apoyando a los ciudadanos, trabajando intensamente en localizaciones de personas o de accidentados en incidentes relacionados con el tráfico o las actividades deportivas al aire libre, o la reducción de la criminalidad asociada al tráfico de sustancias narcóticas.

Como apunte final señalar que el 29 de junio de 2020 conocimos unos importantes recortes en el presupuesto del Condado de Los Ángeles que van asociados a la pandemia del COVID-19. Fruto de los mismos, que están valorados en unos quinientos cincuenta y cinco millones de dólares, el LASD será el más afectado al ver reducir sus previsiones, tener que despedir a trescientos de sus efectivos y ver como sus plantillas eliminan nada menos que mil quinientas veinticinco de sus vacantes. Se eliminarán los departamentos de Víctimas Especiales, de la Operación “Safe Streets” que investiga delitos de bandas y recaba inteligencia de su actividad, de Fraude y Delitos Cibernéticos, y la Oficina de Delitos Mayores que está especializada en la investigación de secuestros para pedir rescate, prácticas médicas ilegales, extorsión o contratación de personas para llevar a cabo asesinatos.

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Tactical Online Julio 2020

Tactical Online Julio 2020
Tactical Online Julio 2020